Escrito por Tendenzias

Cloruro de sodio – Cómo afecta a nuestra salud

El cloruro de sodio, o sal común, es una sustancia que forma parte de nuestra alimentación diaria. Aunque en ocasiones, no reparamos en la necesidad de mantener un consumo equilibrado. La sal es necesaria para controlar el pH de la sangre y mantener los niveles de hidratación adecuados. La sal también forma parte de la transmisión de los impulsos nerviosos, y el funcionamiento de los músculos.

Pero, un exceso de sal dañará seriamente nuestros riñones, hará que se saturen y no puedan filtrar la sangre adecuadamente. En consecuencia, el corazón tendrá que trabajar más rápido e intensamente, por lo que estaremos poniendo en peligro nuestra salud. Por este motivo, lo ideal es consumir la sal de forma moderada. Por supuesto, las personas que padezcan de hipertensión arterial o problemas de riñón, deberían evitar su consumo. En este sentido, tenemos que tener en cuenta, que la sal no sólo es la sal que añadimos a los platos, sino que también está presente en la mayoría de los alimentos elaborados y en todos aquellos alimentos que contengan potenciadores del sabor.

cloruro-de-sodio-como-afecta-a-nuestra-salud-cucharas-de-sales

Por ello es importante vigilar bien la cantidad diaria de sal que consumimos. si fuera necesario podemos sustituirla por especias, u otros condimentos naturales que den sabor a la comida. De hecho, el consumo máximo de sal recomendado para un adulto es de 5g al día. Puestos a usar sal, es mejor usar sal sin refinar, puesto que es menos perjudicial para nuestro organismo. O también podemos usar sal marina, o sal del Himalaya, ambas sin refinar, con mejor tolerancia y menos efectos perjudiciales. En este post hablaremos del cloruro de sodio: cómo afecta a nuestra salud.

Cloruro de Sodio

El cloruro de sodio o sal de mesa es un compuesto químico formado por un 40% de sodio y un 60% de cloro. Este compuesto químico tiene la característica de ser soluble pero, cuando está en estado sólido, forma una estructura cúbica. Hay que decir que la sal se produce de forma natural por la evaporación del agua del mar.

Sus principales productores a nivel mundial son Estados Unidos, China, Alemania, India y Canadá. Seguro que has visto en alguna ocasión alguna salina, que es donde se deja evaporar el agua del mar, para su posterior recogida. Generalmente las salinas están justo al lado del mar, pero también existen salinas de interior, en forma de balsas o estanques.

Los primeros en generar la producción de cloruro de sodio fueron los romanos, que lo usaban para conservar alimentos principalmente. A partir de ahí se extendió al resto de Europa, y de ahí al resto del planeta.

cloruro-de-sodio-como-afecta-a-nuestra-salud-saleros

Además de su uso como condimento y conservante de alimentos, el cloruro de sodio también sirve como antiséptico. Se usa también para derretir hielo, de ahí que en invierno se echen sacos de sal sobre la nieve y el hielo, para despejar las carreteras. Otro de sus usos es por parte de la industria textil. En este sentido lo usan para fijar los colores en las telas y también se usa para fabricar celulosas. Y, a nivel médico, es un antídoto para el nitrato de plata. De hecho, es el único antídoto natural conocido para este tóxico. El cloruro de sodio actúa metabolizando el nitrato de plata en cloruro de plata, pudiendo así ser eliminado del organismo.

Cómo afecta a nuestra salud el consumo de sal

Aunque la sal es necesaria para que nuestro organismo funcione correctamente, un consumo elevado puede causar graves problemas de salud. La primera consecuencia es la hipertensión arterial. Pero veamos cómo afecta el exceso de sal a nuestra salud y cuáles son las consecuencias derivadas de un consumo elevado.

Hipertensión arterial

Un consumo excesivo de sal hará que padezcamos de hipertensión arterial. Esta enfermedad se vuelve crónica y hace que nuestras arterias pierdan elasticidad. Siendo la responsable de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares. La hipertensión causa una serie de síntomas como: dolores de cabeza muy fuertes, náuseas, confusión, dificultades en la visión y sangrado nasal. Se ha de recurrir a tratamiento médico para tenerla controlada, si no conseguimos reducirla con una dieta sin sal.

Ictus

Como consecuencia de la hipertensión, podemos sufrir un accidente cerebrovascular. El ictus es una de las principales causas de mortalidad asociada a la hipertensión. Produce una hemorragia cerebral, de la que pocas personas se recuperan, y los que lo hacen quedan con problemas neurológicos y físicos irreversibles.

Infarto

Consumir mucha sal es la causa directa de sufrir una insuficiencia cardíaca. El músculo cardíaco sufre las consecuencias de la hipertensión arterial, por lo que el corazón al verse forzado a trabajar más, se va dañando. Este daño continuado llega a un punto en el que el corazón ya no puede bombear la sangre necesaria y colapsa, produciendo el infarto de miocardio.

cloruro-de-sodio-como-afecta-a-nuestra-salud-ataque-al-corazon

Daña los riñones

Demasiada sal hace que los riñones se saturen y no puedan depurar la sangre. A medida que la sal se acumula en los riñones, esta acumulación da lugar a cálculos renales. Dichos cálculos dificultan aún más la función depurativa de los mismos. y aumentan la presión sanguínea. Esto termina produciendo un círculo vicioso en el que finalmente se puede llegar a una insuficiencia renal.

Descalcifica

La sal es la responsable de la eliminación del sodio y el calcio mediante la orina. A mayor cantidad de sal, mayores cantidades de calcio se eliminarán. Dando lugar a una descalcificación paulatina de nuestros huesos y produciendo a la larga la aparición de una osteoporosis.

Retención de líquidos

Como consecuencia del mal funcionamiento de los riñones, el líquido se va acumulando. Ello dará lugar a la aparición de edemas e hinchazón en las extremidades. Igualmente, esto hará que aumentemos de peso, lo cual a su vez, empeora el funcionamiento del corazón.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Favorece la formación de tumores

El consumo en exceso de sal también está ligado a la aparición de tumores y, sobre todo, está relacionado con el cáncer de estómago. Está demostrado que las células cancerígenas se alimentan principalmente de sal y azúcar. Por lo que estaremos predispuestos a sufrir algún tipo de cáncer si no vigilamos el consumo de sal.

Y por si aún no fuera suficiente, el consumo de sal hace que nuestro sistema respiratorio trabaje peor. Empeora los síntomas del asma, y cualquier otra enfermedad respiratoria. Con toda esta información, creo que es hora de tomar conciencia del consumo de sal y usarla de forma moderada.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • http://paradigmaterrestre.com/
  • https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/
  • https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter