Escrito por Tendenzias

El caqui, una fruta para la buena salud. Parte 1º

Para los que no saben que es el “caqui”, es una fruta tropical que pertenece a la familia de las Ebenáceas y existen muchas variedades de consumo, variando inclusive el tamaño y el sabor. Otro nombre por el que también es conocido es como “palo santo”.

 fdfgdgdg.jpg

Las especies que más se destacan son el caqui de China, el de Japón y el americano. El que más se cultiva es el de China, de color rojo, anaranjado o amarillo, según su contenido en carotenos, y de pulpa anaranjada, dulce y jugosa, con un ligero regusto áspero, según su contenido de taninos. El momento ideal para que sea consumido es cuando la pulpa está casi pasada, ya que entonces su sabor es muy dulce.

La composición y sus propiedades cambian según la variedad del caqui, pero todas contienen un alto contenido de agua. Su valor calórico es bastante elevado respecto a otras frutas. En cuanto a su aporte de fibra, contiene pectina, de tipo soluble, en cantidad moderada.

El caqui aporta una cantidad importante de hidratos de carbono (fructosa, glucosa) y escasa de grasas y proteínas, por lo que Respecto de su contenido de vitaminas y minerales, destaca la provitamina A o beta-caroteno, que le confiere al fruto su color característico, la vitamina C y el potasio. El beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Este artículo continuará en: “El caqui, una fruta para la buena salud. Parte 2º”
Imagen: colegiosaofrancisco

ViviendoSanos.com

Newsletter