Escrito por Tendenzias

Los amigos, pueden inducir a comer más

Ese amigo que se mantiene delgado, a pesar de comer cualquier cosa sin que afecte su peso, podría arruinar su dieta, sugieren nuevas investigaciones.

image

Los investigadores encontraron que cuando los estudiantes universitarios se reunían a ver una película y tomar una merienda con un compañero delgado o con sobre peso, los estudiantes normalmente seguían su ejemplo o sea sus exceso.

Los resultados, publicados en el Journal of Consumer Research, sugieren que ver a un amigo delgado, devorar una comida importante, nos da permiso implícito para hacer lo mismo.

"Ya que brindan la sensación, que por comer de esa forma se mantienen delgados, por lo tanto inducen a lo mismo", explicó el Dr. Brent McFerran, profesor asistente de mercadeo en la Universidad de Columbia Británica en Kelowna, Canadá.

Por lo tanto; "la persona más peligrosa para comer con alguien obeso, es un amigo delgado con un gran apetito".

Para su estudio, McFerran y sus colegas reclutaron a 210 mujeres estudiantes, en el cual las participantes creían que era un estudio sobre la visión de una película, resultando que cada mujer que veía una película con un compañero, éste en realidad era un miembro del equipo de investigación.

Durante la película, las parejas se ofrecieron bocadillos, con el investigador encubierto quien tomaba la iniciativa.

En general, el equipo de McFerran’s encontró que los estudiantes comían más cuando su compañero delgado tomaba una gran porción, cuando la estudiante era obesa, ya que ésta tomaba una porción igual de grande.

Pero como contra partida los amigos que eligen porciones más pequeñas y alimentos saludables, también pueden animar a seguirlos, sobre todo si los amigos son delgados.

Vía| CD

Imagen: Michael Oh

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos