Escrito por

Colores para ayudar a la concentración y el estudio: el amarillo

El mundo está lleno de colores y cada uno de ellos proporciona una emoción concreta. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que la combinación de colores o la selección de un color específico puede mejorar algunas de nuestras funciones como, por ejemplo, la concentración. Cada color provoca un estímulo distinto en nuestro cuerpo. Por ejemplo, el color rojo se usa para llamar la atención con las señales de tránsito como el “Stop”, alarmas en casos de incendios, líneas de seguridad, etc.

La corteza del cerebro, junto al sistema nervioso, juega un papel importante al momento de recibir el estímulo proporcionado por los colores. De esta manera, las ondas cerebrales suelen cambiar mientras el ojo va percibiendo distintos tonos y matices de colores. Esto presenta una estrecha relación con el estado de ánimo, según la reacción que tenga el hipotálamo a cada color o mezcla de colores. Vamos a aprovechar este post para aconsejar colores para ayudar a la concentración y el estudio: el amarillo.

Colores para ayudar a la concentración y el estudio

colores-para-ayudar-a-la-concentracion-y-el-estudio-el-amarillo-combinacion-amarillo

Con el tiempo han surgido numerosos recursos para ayudar al ser humano a obtener una mejor concentración en el estudio. Aprender algo nuevo a muchos les cuesta debido a que la mente siempre suele estar ocupada con otras distracciones del día a día, especialmente los problemas personales y del entorno.

Sin embargo, estos recursos se pueden aprovechar al cien por cien para obtener los resultados que se desean y ser altamente competente en el campo que quieras. El adecuado manejo de los colores y sus combinaciones en el entorno facilita la mayor concentración, atención, retención y demás beneficios que necesita el estudiante en la rutina diaria. Desde la atención prestada en el aula hasta los recursos de lectura, todos necesitan del empleo moderado de estímulos de colores para facilitar el proceso de aprendizaje.

Para comenzar a detallar los colores y sus efectos sobre la atención en el ser humano, primero hay que conocer que la luz tiene mucho que ver en el proceso de concentración. Simplemente, la luz es energía y se mueve como tal. Incide tanto en el nivel fisiológico como en el psicológico. Las ondas de luz son diferentes dependiendo del color: hay unas más largas y otras más cortas.

De esta manera el color amarillo, el naranja y el rojo, tienen la longitud de su onda mayor (o larga) y son denominados colores cálidos: originan en las personas efectos de motivación y activación. Estos colores estimulan el movimiento en las personas a nivel general y de sus expresiones físicas específicas. El inadecuado empleo de este grupo de colores puede repercutir en la inquietud de las personas y ocasionarles lagunas mentales. Este grupo de colores suele emplearse a menudo en los lugares fríos o cuando llega la estación invernal, para proporcionar mayor movimiento y activación en las personas, ofreciendo contraste con lo que el clima sugiere para el ánimo, que es sensación de gris, tristeza, inexpresividad, inmovilidad y depresión.

Los colores cálidos deben saber emplearse en el campo de estudio, pues ayudan a mejorar el ánimo del estudiante y lo vuelven más resolutivo y proactivo. Pero, de no saber emplear los colores cálidos, pueden ocasionar pérdida de la concentración e improductividad intelectual.

Por otra parte, en el caso de los colores denominados fríos entran el violeta y el azul, que ayudan a potenciar la concentración, la serenidad como estado de ánimo predominante, ejercitan y potencian la memoria y, por último, gracias a estos colores fríos, el aprendizaje y la atención se centra en un determinado objetivo. Si estos colores se emplean de manera inadecuada se puede generar el efecto contrario: aburrimiento y sueño.

El color verde, por su parte, es una combinación del amarillo con el azul. Esto indica que su longitud de onda es variada. El color verde proporciona paz interior, relajación, tranquilidad y equilibrio a la persona. Es muy importante para la meditación, por lo que siempre suele recomendarse practicar estos ejercicios en un lugar natural donde el verde sea el color más destacado.

En el caso de los colores tierra, estos proporcionan mayor seguridad a la persona. Los ejecutivos y los trabajadores públicos siempre llevan consigo esta gama de colores. De igual manera, apoyarse en un tronco de un árbol y leer un libro genera la sensación de seguridad necesaria para iniciar la lectura sin que nada te distraiga.

Es conveniente que aprendas a distinguir colores para ayudar a a concentración y el estudio: el amarillo y, de este modo, aplicar la combinación perfecta de colores para lograr los objetivos que te propongas a la hora de estudiar. Es de suma importancia sacarle el mejor provecho a los recursos de estudio para alcanzar un proceso de aprendizaje eficiente. Por esta razón, ten en cuenta la siguiente información relativa a algunos colores:

colores-para-ayudar-a-la-concentracion-y-el-estudio-el-amarillo-combinacion-colores
  • Azul: disminuye los niveles de estrés e irritabilidad.
  • Violeta: ayuda en las habilidades de la cognición.
  • Verde: disminuye los niveles de ansiedad, ideal para hacer un trabajo en equipo. Genera optimismo, tranquilidad y proporciona la sensación de calma favoreciendo, a su vez, la creatividad.
  • Celeste: ayuda en las tareas relacionadas con el arte, en la relajación y en la memoria.
  • Amarillo: crea interés, ayuda a aclarar el pensamiento y origina la curiosidad.
  • Turquesa: es eficaz contra la emoción depresiva.
  • Rojo: es especial para subir el ánimo. Origina emociones fuertes.
  • Naranja: aumenta la creatividad favoreciendo el compañerismo, beneficia proporcionando actitud positiva, aumenta la agudeza del pensamiento, disminuye el recuerdo constante de los problemas y las preocupaciones diarias, hace olvidar lo que estresa y disminuye notablemente el dolor físico.
  • Blanco: es el color del contexto, de la amplitud y de la calma. Ayuda eficientemente a aumentar la concentración a la ahora de estudiar, mejora la memoria, la creatividad, el trabajo en equipo, etc.

El color amarillo para la concentración y el estudio

colores-para-ayudar-a-la-concentracion-y-el-estudio-el-amarillo-salon-amarillo

El amarillo es un color que proporciona perceptibilidad. Cuando entras a una habitación será el primer color en el que te fijes. Ocasiona un efecto estimulante y activa la serotonina, una hormona que, al liberarse, proporciona estados de tranquilidad y la sensación de bienestar.

En los estudios es muy importante emplear este color de manera adecuada para estimular al individuo, proporcionarle tranquilidad y mantenerlo perceptivo en todo momento. Con el amarillo se puede activar la capacidad de aprendizaje y oxigena en gran medida el cerebro para dar vigor y activar la actividad mental. Cabe destacar que, con este color, la agilidad mental se vuelve segura y se facilita la comprensión de las cosas.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(44636);

Fuentes de imágenes:

  • http://htmlcolorcodes.com/
  • http://fondos.fondoshd.com/
  • http://www.simonkennedy.net/