Escrito por Tendenzias

Remedios homeopáticos – Los mejores Remedios homeopáticos

La homeopatía es una disciplina que tiene su origen a finales del XVIII y cuyo propulsor fue el médico y químico de origen alemán Samuel Hahnemann. La base de la homeopatía está en considerar que la sustancia que ha generado una enfermedad en una persona sana puede actuar de sanadora en una persona enferma si se administra en el organismo en dosis moderadas. El lema de esta disciplina es “lo similar cura lo similar”. Consideraba también, que la enfermedad física respondía a un trasfondo de tipo espiritual y, por lo tanto, se separaba de la concepción que la Ilustración defendía en ese momento.

A pesar de recibir muchas críticas ya desde el siglo XIX y estar en el candelero del debate en lo referente a si el efecto de los remedios homeopáticos se limita al placebo o si los remedios homeopáticos son realmente naturales o no, lo cierto es que la homeopatía sigue teniendo muchos seguidores que consideran que las soluciones que ofrece sí resultan efectivas y su consumo no deja de subir año tras año. Aunque las tesis de Hahnemann sean objeto de debate, también hay que considerar que la medicina de la época aún utilizaba determinados remedios como la sangría que, en muchas ocasiones, resultaban contraproducentes, por lo que sería un error pensar que esta persona carecía de conocimientos o base científica.

Los preparados homeopáticos, por regla general, consisten en gránulos de una fórmula preparada con azúcar en los que se ha disuelto el principio activo, o bien en gotas en las que se mezcló previamente, como en el caso de las Flores de Bach. También se ha utilizado con animales en algunos casos.

En este artículo vamos a describirte los mejores remedios homeopáticos, considerados clave por quienes ejercen esta disciplina y que, se cree, son los que mayor efecto tienen.

remedios-homeopaticos-los-mejores-remedios-homeopaticos

Remedios homeopáticos

  • Nitrato de plata: es un remedio que fortalece el sistema inmunológico y que está indicado para el tratamiento de trastornos nerviosos (estrés, pánico, ansiedad, insomnio…), oftalmológicos, vaginitis, temblores y problemas de tipo gastrointestinal (digestivos, diarreas…).
  • Mina de plomo: obtenido a partir del grafito, está indicado para problemas del aparato reproductor femenino, cutáneos y del metabolismo (obesidad).
  • Calcárea carbónica: indicado para dolencias del aparato respiratorio, estomacales, del aparato urinario, óseas, de las articulaciones y el esmalte dental.
  • Pulsatilla nigricans: se utiliza especialmente en problemas asociados al aparato reproductor femenino.
  • Mercurio soluble: indicado para tratar inflamaciones de las mucosas o las glándulas (sobre todo el dolor de garganta),  problemas respiratorios, otitis, gastrointestinales, de comportamiento, del aparato urinario o aquellos casos en los que una enfermedad genera una secreción pestilente.
  • Ignatia amara: se utiliza para el tratamiento del estrés y problemas vinculados a las emociones como el insomnio o la angustia.
  • Sulphur: indicado para el tratamiento de problemas de la dermis y de tipo gastrointestinal (como los pólipos).
  • Sepia Officinalis: está especialmente indicada para tratar problemas relacionados con el aparato reproductor femenino y también puede servir para afecciones de la dermis.
  • Nux vomica: está indicada para tratar trastornos de conducta, problemas gastrointestinales, irritación, infecciones y enfermedades cardiovasculares.
  • Lycopodium clavatum: se emplea para tratar problemas del aparato digestivo, renales, de la dermis y del comportamiento.
remedios-homeopaticos-los-mejores-remedios-homeopaticos-bolitas-azucar

Propiedades de los medicamentos homeopáticos

Lo cierto es que la homeopatía se utiliza para tratar la mayor parte de las dolencias y a cada zona del organismo se vincula un determinado remedio. Vamos a sintetizar, brevemente, para qué puede servir cada medicamento homeopático aplicado a un trastorno.

  • Irritaciones: nux vomica, manzanilla.
  • Trastornos emocionales y del comportamiento: nitrato de plata, mercurio soluble, ignatia amara, nux vomica, arsénico, silicea terra y lypocodium clavatum.
  • Afecciones pulmonares: calcárea carbonica, mercurio soluble.
  • Problemas gastrointestinales: nitrato de plata, mercurio soluble, sulphur, nux vomica.
  • Afecciones cardiovasculares: nux vomica, lachesis mutua.
  • Aparato reproductor femenino: nitrato de plata, mina de plomo, pulsatilla nigricans y sepia officinalis.
  • Sistema urinario: calcárea carbonica, mercurio soluble, lypocodium clavatum.
  • Enfermedades vinculadas a la circulación sanguínea: lachesis mutua.
remedios-homeopaticos-los-mejores-remedios-homeopaticos-hierbas

Medicamentos homeopáticos en casa

Aunque lo ideal es consultar a un homeópata para ver qué remedio nos conviene más en función de nuestras circunstancias personales, sí hay algunos que podemos tener para utilizar en casa cuando tengamos una situación de malestar puntual. Son los que vamos a comentar y, si no decimos lo contrario, serán granulados.

  • Anas barbarie: para los síntomas de la gripe o prevenir su desarrollo.
  • Apis: ayuda a tratar los síntomas del golpe de calor, así como las picaduras, infecciones y el dolor de garganta.
  • Arnica: para shocks físicos o de carácter emocional, como puede ser el cansancio físico y para reponerse del mismo. También se puede tomar en gotas.
  • Arnesicum: para problemas gastrointestinales u otorrinos.
  • China: para todo tipo de estados carenciales, hemorragias y problemas gastrointestinales.
  • Eupatorium: sirve para tratar los síntomas de malestar general asociados a la gripe.
  • Hypericum: indicado para tratar todo tipo de golpes (en especial en zonas nerviosas), así como neuralgias o problemas del esmalte dental.
  • Ledum palustre: sirve para tratar pequeñas heridas o picaduras, así como golpes.
  • Rhus toxicodendro: para tratar dolores poco importantes que remiten gracias a la actividad física.
  • Tabacum: indicado para tratar el malestar que genera náuseas, vómitos o mareos.

Hay que señalar que, en la homeopatía, se considera que hay catorce remedios considerados clave y otros treinta comunes y, salvo excepciones, estos cubren todo el espectro de patologías que puede padecer el organismo humano. Como cada cuerpo reacciona de forma diferente, hay que ajustar el remedio a las necesidades de éste, por lo que la visita a un homeópata, lejos de la frivolidad a la que se asocia esta disciplina, busca comprobar qué es lo que puede ayudar a la persona antes de tener que recurrir a la medicina convencional.

Por lo tanto, la utilización de la homeopatía puede ayudar a restablecer el equilibrio del organismo de forma natural y evitando los perjuicios que para el mismo tienen las sustancias farmacológicas químicas clásicas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://pixabay.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter