Escrito por

Sedentarismo | Cómo afecta la tecnología a nuestra salud

El avance de la tecnología ha modificado en forma notable el estilo de vida para los seres humanos en el siglo XXI.  Han surgido nuevos métodos de trabajo, nuevos oficios, otros han desaparecido, pero en general la tendencia es la de promover el sedentarismo.

Este estilo de vida contemporánea ha contribuido a que las personas realicen cada día menos actividades que requieran esfuerzo físico, ya que este ha sido sustituido por medios mecánicos, eléctricos y electrónicos.

El sedentarismo se convierte en países desarrollados en un problema de salud pública, que debe ser atendido con urgencia, y que genera grandes costes a los sistemas de salud de los países afectados.  Europa y España específicamente, no son ajenos a esta problemática.

Este estilo de vida sedentario, ha contribuido a hacer las personas más inactivas, lo que ha resultado en la aparición temprana y recurrente de enfermedades degenerativas crónicas, de larga duración y progresión generalmente muy lenta.

Las enfermedades cardiacas, los accidentes cerebro vasculares, algunos tipos de cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas e incluso la diabetes y algunas patologías de carácter mental o psicológico son algunos ejemplos de ello. Algunas de estas enfermedades están consideradas como principales causad de mortalidad en el mundo. De hecho, los informes de la Organización Mundial de la Salud, dan cuenta de que el 60 por ciento de las muertes no asociadas a hechos violentos en el mundo, están vinculadas a patologías derivadas de comportamientos típicos de sedentarismo.

Qué es el sedentarismo

¿En qué momento una persona se torna en sedentaria?, ¿Qué conductas realmente constituyen sedentarismo?, ¿En dónde está el límite? Definir el sedentarismo es fácil: Se trata de un estilo de vida en el que se hace poco esfuerzo físico debido a que se llevan a cabo labores asistidos por medios mecánicos, eléctricos o electrónicos.

Pero es claro que deben existir parámetros para delimitar este comportamiento. Una primera aproximación a esos límites, nos dice que una persona que no haga tres sesiones de ejercicio físico a la semana, cada una de ellas de por lo menos 20 minutos, es una persona que lleva un estilo de vida sedentaria.

Otro síntoma de sedentarismo:  Realizar actividades de total o mínima actividad física durante dos o más horas continuas a lo largo del día.  Ver televisión, trabajar con un ordenador o dedicar mucho tiempo a jugar o consultar un dispositivo móvil son un claro ejemplo de ello.

Pero pongamos cifras concretas al tema. Los hombres, que pesen entre 70 y 95 kilos, que no quemen por lo menos 1000 calorías al día, llevan una vida sedentaria.  Las mujeres, que pesen entre 50 y 75 kilos, y no realicen actividades de carácter físico, que les hagan quemar por lo menos 800 calorías al día, llevan un estilo de vida sedentario.

¿Cómo solucionar el problema? Fácil:  Es necesario realizar ejercicio físico, por lo menos tres veces a la semana, en sesiones de mínimo 20 minutos. Caminar es un buen ejercicio, si se hace a una velocidad un tanto más rápida que la que utilizamos para desplazarnos de un lugar a otro en circunstancias normales.

Como segunda medida, ante la necesidad o la obligación de realizar actividades que no requieran esfuerzo físico, procurar hacer pausas activas de por lo menos 8 minutos, cada dos horas. Levantarse y hacer algunos ejercicios muy básicos, ir hasta la esquina y regresar…

Finalmente, tratar de controlar el consumo y el gasto de calorías.  Se supone que un ser humano debe consumir, en promedio un total de dos mil calorías diarias, y efectuar un gasto de la mitad de ellas en actividad física.  El funcionamiento del organismo en sus funciones vitales como respirar, descansar, dormir, pensar, consumen la otra mitad.  Si no logramos ese equilibrio, estaremos llevando un estado de vida sedentario y tendremos una tendencia progresiva a ganar peso.

Cómo afecta el sedentarismo a nuestra salud

El sedentarismo, como ya lo hemos advertido hace que desarrollemos muchas enfermedades crónicas y degenerativas, muchas de ellas de carácter vascular. Sin embargo, otro tipo de enfermedades, como la diabetes, algunos tipos de cáncer (riñones, estomago, huesos), y muchos desórdenes mentales (ansiedad, depresión, psicopatías, fobias) están asociadas a estilos de vida sedentarios.

La atrofia de los músculos, los huesos y las articulaciones, es una consecuencia apenas predecible que tendrán que afrontar las personas que llevan estilos de vida sedentarios.

loadInifniteAdd(44636);

Cómo afecta la tecnología a nuestra salud

Es normal que nos estemos preguntando, que tan real es la influencia de la tecnología que nos rodea en el desarrollo de comportamientos de sedentarismo.

Dejemos algo en claro. No todas las personas que llevan estilos de vida sedentaria, lo hacen impulsados por el uso de instrumentos o dispositivos electrónicos. Un hombre de 60 años, jubilado, que dedica todo su tiempo a la lectura, o a observar a sus vecinos desde una ventana de su casa, lleva un estilo de vida sedentario y para ello no se asiste de ningún medio eléctrico, mecánico o electrónico.

Sin embargo, no es la norma. Lo cierto es que, un poco más del 93 por ciento de las personas que llevan una vida sedentaria, lo hacen ayudados, impulsados o apoyados por cualquier tipo de aparato de carácter eléctrico, electrónico o mecánico.

Pero ¿Cómo podemos saber que tanto afecta la tecnología a nuestra salud? Veamos algunos ejemplos:

  • Vives en un segundo o tercer piso. ¿Cuántas veces subes o bajas de tu departamento utilizando la escalera y no utilizando el elevador?
  • Si debes desplazarte a un lugar que se encuentra a diez o menos cuadras, ¿utilizas un coche, tomas un taxi, algún sistema de transporte masivo, u optas por caminar?
  • ¿Pasas más de dos horas al día frente a la televisión, el ordenador o algún tipo de consola de vídeo juegos o dispositivo móvil?
  • ¿Existen labores en tu casa, que has dejado de hacer porque representan un esfuerzo físico y te da pereza hacerlo?

La respuesta a estas preguntas, te indicará si estas llevando un estilo de vida sedentario y si esto se debe a la dependencia de la tecnología.

Fuentes de imágenes:

loadInifniteAdd(44637);