Escrito por

Cómo tratar con métodos naturales, una contractura cervical

Es muy común tener dolores en las cervicales(cuello), en las lumbares (riñones) o en las dorsales (en los omóplatos). Nuestra forma de vida, los malos hábitos posturales y el poco ejercicio, hacen que este tipo de dolores sean cada vez más frecuentes. Los remedios naturales nos ayudarán a superar estas temidas contracturas, aliviándonos el dolor. Hoy en Viviendo Sanos os queremos mostrar algunos de los métodos naturales para tratar contracturas cervicales. Con estos remedios vas a poder olvidarte de esos dolores tan incómodos que incluso te pueden impedir realizar con normalidad tu día a día.

contracturas cervicales remedios naturales

Tratar con métodos naturales | Contracturas cervicales

La contractura es un nudo en el músculo, que no deja que la sangre llegue a las células musculares acumulando toxinas, las terminaciones nerviosas en el músculo reaccionan enviando al cerebro señales y provocando ese dolor tan insoportable. Las técnicas descontracturantes intentan relajar o deshacer este nudo para que la sangre pueda fluir con normalidad.

Malas Posturas
Malas Posturas

En la zona afectada se puede notar un abultamiento que genera mayor sensibilidad cuando se intenta realizar un movimiento o masaje del músculo. El tratamiento para controlar sus síntomas incluye medicamentos analgésicos y antiinflamatorios que solo deben consumirse bajo supervisión médica.

No obstante, hay una serie de trucos caseros que se pueden poner en práctica para acelerar su recuperación sin correr el riesgo de padecer efectos negativos.

Una contractura a nivel cervical puede dar síntomas tan molestos como mareos, dolor de cabeza, vértigos, nauseas.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-contractura

Las contracturas cervicales son lesiones bastante comunes que se pueden producir de diversas formas, por ejemplo por culpa de un movimiento brusco del cuello, por estar demasiado tiempo en una posición forzada, etc. Las contracturas cervicales suelen ser lesiones pasajeras, pero también pueden llegar a resultar una dolencia de larga duración, e incluso crónicas.

Dentro de los remedios para curar las contracturas cervicales están los masajes y los tratamientos de fisioterapia con profesionales. Sin embargo, también existen otros métodos naturales para tratar una contractura cervical nosotros mismos. Sigue leyendo y descubre cómo tratar una contractura cervical con métodos naturales.

 Contracturas cervicales con hidroterapia

Es uno de los métodos naturales más sencillos para tratar las contracturas cervicales y cualquiera lo puede realizar en la ducha de su casa. Consiste en aplicar en la zona del cuello agua tibia durante unos 2 o 3 minutos. Cuando haya pasado este tiempo aplicamos agua fría durante 30 segundos aproximadamente. Repetimos la operación varias veces.

Este tratamiento resulta útil porque el agua tibia ayuda a mejorar la circulación en la zona dolorida, mientras que el agua fría previene la inflamación. Es importante no mover el cuello mientras estamos realizando la hidroterapia, para dejar que el agua a distinta temperatura haga su efecto. Asimismo, el agua debe ser aplicada con bastante intensidad para que sea más efectivo.

 Contracturas cervicales Baño terapéutico

Los baños con sales de Epsom y aceites relajantes sirven para aliviar las contracturas, disminuir la inflamación y calmar la sensación de dolor, son un remedio natural utilizado por muchas cultura diferentes desde hace cientos de años, gracias a sus propiedades beneficiosas, las podemos utilizar en jardinería, para la limpieza del hogar y para la desintoxicación del cuerpo. Son sales muy económicas.

Las sales Epsom reciben su nombre de un manantial salino amargo situado en Epsom, Surrey, Inglaterra. Epsom es distinta a las sales tradicionales ya que está compuestos por magnesio y sulfato, minerales  que tienen beneficios para la salud muy potentes y que pueden mejorar las capacidades desintoxicantes del cuerpo.

El magnesio y sulfato son fácilmente absorbidos por la piel y entran en el sistema circulatorio. La piel es una membrana altamente porosa que ingiere minerales y expulsa toxinas a diario. Usando una poderosa base mineral como sales Epsom en un medio de agua de baño crea un proceso conocido como osmósis inversa. Este proceso extrae sal y toxinas dañinas del cuerpo y permite que el magnesio y sulfato entren en el cuerpo.

El magnesio desempeña un papel crítico en más de 325 enzimas, ayuda a mejorar la función muscular y nerviosa, reduce la inflamación y mejora el flujo sanguíneo y la oxigenación de todo el cuerpo. Los sulfatos son elementos constructores necesarios para articulaciones sanas, piel, y tejido nervioso.

loadInifniteAdd(44636);

El uso regular de baños de sales Epsom ha demostrado mejorar los síntomas de muchas afecciones de la salud incluyendo pie de atleta, gota, hongos en las uñas de los pies, torceduras, moratones y dolor muscular.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-banos-epsom-b

También es bueno para cualquiera que tenga enfermedades crónicas o dolor crónico realizar baños Epsom regularmente para ayudar a desintoxicar el cuerpo y desinflamar a la vez que se mejora el equilibrio mineral y de azufre en el cuerpo. Para poder realizar un perfecto baño de Epsom, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 2 Litros de agua caliente
  • 1 Taza de sales de Epsom (250 g)
  • 5 Gotas de aceite esencial de mejorana
  • 5 Gotas de aceite esencial de romero
  • 5 Gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación:

  • Calentar dos litros de agua y mezclar con las sales de Epsom y los aceites esenciales.
  • Vierte el producto en una bañera y agrega agua fría para regular la temperatura.
  • Disfruta de un baño relajante durante 10 o 15 minutos.
  • Repítelo si lo consideras necesario.

Contraindicaciones para baños Epsom, no son recomendables si estás embarazada, deshidratado o tienes heridas abiertas o quemaduras en la piel. Las personas que sufren enfermedades cardiovasculares deben consultar siempre con un médico naturista que conozca los beneficios de los baños de sales Epsom antes de empezar.

Contracturas cervicales con Ungüento de árnica

El árnica, como ocurre con muchas plantas y hierbas, tiene una serie de propiedades medicinales, entre ellas su efecto analgésico o antimicrobiano, o las aplicaciones de su aceite en la salud y la belleza, que le han otorgado popularidad desde hace siglos.

Se puede usar tanto en pomada como en crema, para el tratamiento de ciertos dolores o hinchazones. El mundo de la cosmética y la belleza se ha beneficiado de este principio activo ya que el extracto oleoso de árnica promueve la hidratación y la regeneración celular.

loadInifniteAdd(44637);
tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-arnica

Principalmente, las cremas y las pomadas que se elaboran a base del extracto de la planta, suelen emplearse para calmar los dolores producidos por golpes, los moratones, hinchazones, el daño causado por las caídas, etc…

Hay investigaciones y trabajos que cuestionan si podría servir para calmar los dolores que se producen tras una cirujía, produciendo una sensación de alivio cuando se aplica una pomada vía tópica. Obviamente los efectos no son los mismos que si te tomas un antiinflamatorio, pero puede servir cuando las molestias son leves.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-aceite-arnica

Se ha utilizado en la medicina homeopática desde hace cientos de años y hoy continúa vigente como un calmante natural de uso tópico.

Ingredientes

  • 2 Tazas de aceite de coco (480 g)
  • 1 Puñado de flores secas de árnica
  • 4 Cucharadas de pimienta de Cayena en polvo (40 g)
  • ½ Taza de gránulos de cera de abeja (100 g)
  • ½ Cucharadita de aceite esencial de romero (opcional) (2 g)

Preparación

  • Introduce las flores de árnica secas en un recipiente con aceite de coco y déjalas macerar de 12 a 24 horas para que desprendan sus extractos.
  • Pasado este tiempo, pasa las flores de árnica por una batidora y tritúralas bien.
  • Introduce el árnica con el aceite de coco en una olla y caliéntalo a fuego lento.
  • Agrega la pimienta de Cayena y remueve para que se integre bien.
  • Déjalo macerar 12 horas y remuévelo constantemente.
  • Pasado el tiempo indicado, vierte la mezcla en un frasco.
  • Usa un colador fino para filtrar las hierbas de la pomada.
  • Ponlo de nuevo a fuego lento, agrega la cera de abejas y remueve para que se integren.
  • Cuando esté listo, retíralo y agrega los aceites esenciales.
  • Espera hasta que se enfríe y comienza su aplicación.
  • Frótalo sobre los músculos cansados y doloridos de las cervicales.
  • Evita su uso en la cara porque puede provocar irritaciones

Contracturas cervicales con Tratamiento de arcilla y romero

Las arcillas o la geoterapia que es el uso de las arcillas como terapia natural, es una terapia que permite su uso diari0.

loadInifniteAdd(50325);

El empleo de la arcilla se conoce desde hace milenios, en todas las épocas y continentes, para curar todo tipo de enfermedades, heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-aceite-romero-arcilla-verde

Por ejemplo, las culturas antiguas como Los romanos, griegos y árabes usaron la geoterapia y las terapias con barro para mejorar su calidad de vida, aliviar sus males y resaltar su belleza. Son muchas las propiedades de la arcilla, gracias a las cuales podremos aliviar y curar gran número de dolencias y enfermedades.

  • Remineralizante
  • Cicatrizante: asegura la regeneración de los tejidos y permite reducir las cicatrices.
  • Estimulante: permite una acción de reequilibrio y estimulación de la piel.
  • Antiséptica o antibacteriana: detiene la proliferación de microbios y los elimina, favoreciendo la regeneración de la célula sana.
  • Absorbente: permite absorber gran cantidad de calor, atrayendo hacia sí las toxinas acumuladas balo la piel.
  • Depurativa: por su capacidad de drenar y evacuar toxinas.
  • Sedante: calma dolores, inflamaciones, edemas y úlceras, siendo muy eficaz en el tratamiento de golpes, heridas, quemaduras, picaduras e irritaciones así como en contracturas musculares.
  • Estética: Mejora el aspecto de la piel produciendo un peeling natural, oxigena, estimula la circulación sanguínea, elimina toxinas, fortalece tejidos, su acción antimicrobiana y antiséptica es ideal para acné y alopecias.
  • Es regeneradora celular y antiinflamatoria .

Dentro de las arcillas, destacamos la arcilla verde por su gran capacidad anti-inflamatoria, desintoxicante y equilibrante. Se utiliza para edemas, retención de líquidos, celulitis, inflamación, dolores articulares, dolores musculares, golpes, hematomas, contracturas, etc.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-aceite-romero-arcilla-verde.b

La combinación de arcilla y romero nos permite obtener un tratamiento antiinflamatorio para curar las contracturas musculares.

Ingredientes

  • 1 cucharada de romero (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 3 cucharadas de arcilla verde (30 g)
  • 1 cucharadita de pomada caliente (5 g)

Preparación

loadInifniteAdd(64314);
  • Coloca a hervir el agua, agrégale la cucharada de romero y deja que se realice la decocción durante 10 minutos.
  • Cuando la infusión esté lista, mézclala con la arcilla verde y forma una pasta cremosa.
  • Aplícate el tratamiento sobre las zonas doloridas y déjalo actuar 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, aclara con agua tibia y finaliza untando una pomada caliente.
  • Úsalo una vez al día.

Contracturas cervicales con té de jengibre con miel

jengibre Es otro remedio muy sencillo de realizar. Lo único que hay que hacer es cortar unos trozos pequeños de jengibre y hervirlos durante unos 10 minutos. Después, colamos el agua y le añadimos una cucharada de miel. Lo más recomendable es tomar una taza al desayuno, comida y cena durante un par de día o tres, verás cómo mejora tu contractura muscular.

Lo puedes combinar con otros remedios, como la hidroterapia, para que sea aún más efectivo. Como veremos, el jengibre es una planta que se puede usar de diversas maneras para curar dolores y contracturas en el cuello.

Contracturas cervicales con un remedio natural chino

Es un remedio que consiste en envolver raíz de jengibre en col y meterlo al horno. Cuando esté asado, lo sacamos y cortamos la raíz del jengibre en rodajas. Lo ponemos en el cuello, en la zona donde tengamos el dolor y lo sujetamos con una gasa.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-raiz-gengibre

Hay que dejar que actúe al menos durante 20 minutos. Es un remedio muy común en la medicina tradicional china para curar dolores en el cuello.

Contracturas cervicales con patata cocida

contractura cervical También podemos recurrir a un remedio muy parecido al anterior pero que usa algo mucho más común por estos lares que el jengibre: patata cocida. Simplemente ponemos a cocer varias patatas. Cuando estén cocidas las machacamos y las ponemos encima de un trapo o una toalla. Lo envolvemos todo con cuidado y lo aplicamos en la zona cervical, hasta que se vaya el calor.

loadInifniteAdd(64315);

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-masaje-patata-cocida

Contracturas cervicales con col verde

Se trata de un remedio natural similar a los que ya hemos visto. Consiste en hervir hojas enteras de col verde. Una vez estén hervidas (en unos 10 minutos ya estarán listas), simplemente las aplicamos en la zona del cuello dolorida. Podemos taparlas con una tela o una gasa si así lo queremos. Es otro de los remedios que vienen de la medicina tradicional china.

tratar-metodos-naturales-una-contractura-cervical-col-verde

Contracturas cervicales con aromaterapia

dolor cervical aromaterapia Cada vez es más frecuente que las personas con dolores cervicales recurran a soluciones como la aromaterapia, que además de tratar dolores y contracturas cervicales, tienen un gran poder relajante y ayudan a combatir el estrés. En este sentido, los tratamientos con tomillo, romero, lavanda o jengibre son muy útiles. Una de las formas de usar estos aceites es a base de baños aromáticos. También podemos recurrir a los masajes; los beneficios son múltiples, tanto para el cuerpo como para la mente.

Contracturas cervicales con alcachofa

¿Sabías que en la medicina tradicional china se sabe que el hígado es el órgano que controla los tendones y que es el causante de muchas de las contracturas musculares? Para mantenerlo en buen estado, la alcachofa es uno de los mejores alimentos, ya que ayuda a mantenerlo “limpio y depurado”. Otro de los remedios naturales muy útiles en este sentido es el cardo mariano.

Contracturas cervicales con huesos de cereza

Otro de los métodos más comunes a la hora de curar las contracturas cervicales o la tortícolis con remedios naturales son los huesos de cereza. La forma de usar los huesos de cereza es construir una especie de bolsa de calor con ellos. Es decir, llenamos una bolsa alargada con huesos de cereza y sellamos la bolsa. Le ponemos una funda como si se tratara de una almohada y lo calentamos. Una vez la improvisada bolsa de huesos de cereza está caliente, la aplicamos en la zona cervical. Incluso se puede dormir con ella. Quizá explicado así no queda demasiado claro, por eso te mostramos este vídeo en el que lo puedes ver mucho mejor:

loadInifniteAdd(64316);

Esperamos que el artículo os haya gustado, que probéis alguno de estos remedios y nos contéis qué tal os ha ido con ellos. Para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Tratar con Métodos Naturales una Contractura Cervical | Vídeo

En este vídeo puedes ver algunos otros ejemplos de cómo tratar las contracturas, dolores cervicales y tortícolis, por ejemplo, mediante hielo picado.

Enlaces de interés

En Viviendo Sanos tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes si quieres aprender más acerca de los remedios naturales y sus aplicaciones en beneficios de la salud:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.