Escrito por

Verdades y mentiras de la Medicina Alternativa

La medicina alternativa ha tenido desde siempre firmes defensores y también muchos detractores. En este artículo vamos a tratar de explicar en qué consiste la medicina alternativa, qué hay de verdad en ella y los mitos que existen a su alrededor.

verdades-y-metiras-de-la-medicina-alternativa-reiki

Existe una gran variedad de terapias alternativas. Todas ellas afirman tener poder curativo, si bien también tienen en común el empleo de métodos que no han sido probados científicamente, de ahí que los expertos en medicina convencional las rechacen. Aún así, estas prácticas se suelen utilizar como un complemento en los tratamientos farmacológicos e, incluso, son recomendadas por algunos médicos. La medicina alternativa puede usar productos naturales, como infusiones de plantas, tratamientos manuales u otros métodos basados en un enfoque que trata la interconexión de cuerpo y mente.

La idea popular más extendida es que estas medicinas son inocuas, es decir, que no tienen riesgos para la salud ni efectos secundarios, como ocurre en el caso de los medicamentos. Lo cierto es que estas técnicas no están reguladas en la actualidad en los países occidentales y los que las practican no tienen titulación oficial homologada en ciencias de la salud. Por este motivo nos parece de vital importancia hablar en este post sobre las verdades y mentiras de la medicina alternativa.

Qué es la medicina alternativa

La forma más sencilla de definir la medicina alternativa es como un conjunto de sistemas, prácticas y productos que no se consideran parte de la medicina convencional. En realidad, se trata de un campo muy amplio y en constante evolución.

verdades-y-metiras-de-la-medicina-alternativa-acupuntura

En ocasiones, el límite que separa la medicina alternativa de la medicina convencional (también denominada medicina occidental o alopática y es la que ejercen quienes poseen una titulación homologada en ciencias de la salud) es difuso. Algunos profesionales sanitarios combinan ambos tipos de tratamientos para ciertas dolencias. La combinación de medicina alternativa y medicina convencional es lo que se conoce como medicina complementaria, que suele tener una mayor aceptación tanto por parte de los pacientes como por parte de los profesiones de la salud, ya que los estudios científicos sí demuestran su inocuidad y eficacia.

Existen muchos tipos de medicina alternativa y complementaria que se agrupan en categorías amplias, aunque no están definidas con precisión, y que sirven para describir el tipo de práctica. Básicamente, se clasifican en:

  • Sistemas médicos globales, que incluyen disciplinas como Ayurveda, medicina tradicional china, acupuntura, homeopatía o naturopatía.
  • Medicinas cuerpo-mente, que conciben el cuerpo y la mente como un todo que no se puede tratar por separado.
  • Medicinas biológicas, que utilizan sustancias como minerales, vitaminas o plantas medicinales.
  • Prácticas corporales manipulativas, como el quiromasaje o el drenaje linfático.
  • Medicinas energéticas, que se basan en el uso de energías supuestamente existentes para sanar el cuerpo. En este grupo entran, entre otras, la magnetoterapia, la fototerapia, el reiki, la cristaloterapia o el Chi Kung

Otras terapias que se utilizan en medicina alternativa son el Shiatsu, la aromaterapia, la entomoterapia, flores de Bach, reflexología podal o iridología.

Verdades de la medicina alternativa

Los partidarios de la medicina alternativa afirman que con ella se consiguen beneficios para la salud sin necesidad de ingerir sustancias químicas o medicamentos, que suelen tener efectos secundarios. A favor de estos tratamientos, se argumenta el hecho de que existe una amplia bibliografía de artículos de investigación publicados en prestigiosas revistas profesionales de salud. En estos artículos se analizan las ventajas de muchos tratamientos alternativos.

verdades-y-metiras-de-la-medicina-alternativa-flores-de-bach

Otra de las ventajas de la medicina alternativa es la participación activa del paciente en su curación, que significa que éste puede implicarse en la elección de tratamientos que no están disponibles en los canales convencionales. Aunque el efecto placebo no está totalmente descartado, quienes apoyan sostienen que éste puede contribuir a la mejoría de los pacientes al influir en su percepción sobre el malestar. Por otra parte, los tratamientos farmacológicos no están libres del efecto placebo. Muchas personas pueden sentirse mejor solo por el hecho de tomar un medicamento.

Los tratamientos alternativos utilizados en combinación con los tratamientos médicos convencionales suelen ser bien aceptados por la mayoría de médicos, siempre y cuando no interfieran con los medicamentos. Si se recurre a la medicina alternativa cuando se ha agotado la vía de la medicina convencional se minimiza la interferencia entre ambas.

Cabe destacar que los partidarios de las diferentes formas de medicina alternativa rechazan las críticas a estas terapias porque opinan que detrás de ellas se esconden prejuicios, intereses económicos o ignorancia.

Mentiras de la medicina alternativa

Los detractores de la medicina alternativa basan sus argumentos principalmente en la falta de ensayos clínicos controlados y consideran que el alivio de los síntomas de una enfermedad puede deberse al efecto placebo, a que la enfermedad no existiera en realidad o, simplemente, a la recuperación natural y no al efecto de las terapias alternativas.

Los expertos contrarios a la medicina alternativa ven también el peligro de que recurrir a ella antes que a la medicina convencional suponga un retraso a la hora de abordar un tratamiento realmente eficaz. Por otra parte, existe el riesgo de que los pacientes que han utilizado con éxito estas terapias para tratar enfermedades leves confíen ciegamente en sus beneficios y rechacen los métodos convencionales en enfermedades graves.

De entre todos los argumentos esgrimidos para mostrarse en contra de la medicina natural uno de los que más fuerza posee es el hecho de que, puesto que estas terapias y quienes las emplean no están regulados por ningún organismo oficial ni por ninguna rama de la medicina, no es posible garantizar que quienes ejercen la medicina alternativa tengan la formación y experiencia adecuada en ciencias de la salud.

loadInifniteAdd(44636);

Debido al amplio rango de terapias alternativas que existen, pocas críticas se aplican a todas ellas. Las críticas a las terapias de la medicina alternativa se centran sobre todo en la falta de una investigación científica formal. Sin embargo, no todas las terapias provocan el mismo rechazo entre los expertos en salud. Las terapias basadas en supuestas energías y en tratamientos de tipo espiritual son las que suelen estar en el punto de mira de la comunidad científica.

Con todo, el uso de la medicina alternativa y la medicina complementaria parece ir en aumento en Occidente. Esto se explica en parte por el aumento de población procedente de países extracomunitarios donde su uso está muy arraigado.

También te puede interesar:

Fuentes de las imágenes:

  • https://pixabay.com/