Escrito por Tendenzias

Ginseng: Qué es y para qué sirve

Seguro que has oído hablar alguna vez del ginseng como un remedio natural para la fatiga y el cansancio. Esta raíz, procedente principalmente de China, es conocida en su país de origen como la “raíz del cielo” por todas las propiedades beneficiosas que aporta su consumo.

Se trata de una planta de más de 5000 años de antigüedad que ya los médicos chinos de la dinastía Liang (220 a 589 dc.) usaban regularmente. Hoy en día, puedes encontrar el Ginseng no sólo en su forma natural como raíz, sino también en extracto, polvo o cápsulas. También podemos consumir Ginseng en bebidas energéticas, refrescos, galletas, chocolatinas, gelatinas o caramelos, en los que se utiliza como ingrediente.

ginseng-que-es-para-que-sirve-beneficios-propiedades-usos

El ginseng silvestre comenzó a desaparecer debido a que su comercio empezó a tomar fuerza, convirtiéndose en un negocio muy próspero. Su fama es tal que conseguir ginseng natural o ginseng blanco puede costar alrededor de veinte mil dólares. Por eso Corea empezó a cultivarlo a partir del siglo XVI. De ahí que la variedad de Ginseng más conocida hoy en día sea la del Ginseng coreano.

Hay investigaciones sobre los beneficios del Ginseng sobre nuestra salud. Puedes consultar en la página web KGC (Korean Ginseng Corporation) todos los estudios relacionados con esta raíz. Veamos qué es el ginseng exactamente y para qué sirve este elixir de la eterna juventud, tal y como se le conoce en Oriente.

Qué es el ginseng

El ginseng es una planta del género de la Panax, de la familia de las Araliaceae. Es una planta que llega a los 60 centímetros de altura. De tallo redondo y blando, lo que se usa es la raíz, no las hojas, las flores o los frutos, que son bayas de color rojo. Su etimología es curiosa, ya que la palabra “ginseng” proviene del chino “rénshen”, cuyo significado es “persona” y, al mismo tiempo, “raíz”. Y, si nos fijamos en la forma de la raíz del ginseng, realmente parece una persona, con un tronco y las extremidades. Crece, generalmente, en Asia Oriental (China, Corea, Vietnam, Bhután y Siberia), pero también en América del Norte. Los principales países cultivadores de ginseng son China y Corea, aunque también Canadá y Estados Unidos lo cultivan y exportan a todo el mundo.

Hay diferentes variedades de ginseng. Tenemos el ginseng oriental, el siberiano y el americano. Los primeros conocimientos del uso medicinal del ginseng vienen de la mano de la medicina tradicional china, aunque también los nativos americanos lo usaban por sus propiedades medicinales. Sin duda, el más conocido y comercializado es el ginseng rojo o coreano que, aunque sea originario de China, actualmente se cultiva también en Corea.

Tras la llegada de los conocimientos de la medicina tradicional china a Occidente, el ginseng se ha dado a conocer como un nutriente de uso popular en prácticamente todo el mundo. Sus propiedades para mejorar el rendimiento físico y mental, junto con la sensación de bienestar que aporta, lo convierten en una raíz estrella, a la que también se le atribuyen poderes afrodisíacos. Pero veamos cuáles son sus principales beneficios y propiedades del ginseng.

Para qué sirve el ginseng

Uno de los principales beneficios de tomar el ginseng es, sin duda, el alivio de la fatiga. Al mismo tiempo, aporta un efecto calmante sobre el sistema nervioso y aumenta las defensas del organismo.

ginseng-que-es-para-que-sirve-beneficios-propiedades-usos

Tiene la capacidad de purificar la sangre, eliminando las toxinas del torrente sanguíneo y del organismo en general. Fortalece el sistema inmunológico y regula la hipertensión arterial. Su consumo regular controla los niveles de colesterol. Es también un reactivador de la libido tanto en hombres como en mujeres. También mejora la capacidad de concentración y memoria. Otro efecto es que mejora la respuesta de la insulina en las personas diabéticas, así como reduciendo los síntomas de la menopausia.

Todos los beneficios del ginseng se deben a su composición. Contiene proteínas, glúcidos, vitaminas (B y C), biotina, niacina, riboflavina y ácido pantoténico. También contiene fibra y varios minerales (aluminio, calcio, cromo, cobalto, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, silicio, sodio y zinc). También contiene beta-carotenos y fitoesteroles. Es rico en ácido ascórbico, y ginsenósidos. Posee, como podrás comprobar, todos los nutrientes necesarios para el restablecimiento de la salud.

El ginseng puede consumirse en polvo, mezclándolo con agua o leche. También en forma de té (hirviendo sus raíces). Se pueden preparar batidos con leche, raíces de ginseng y miel o tomarlo en forma de cápsulas. Pese a todos los beneficios del ginseng, existen una serie de contraindicaciones que tenemos que tener en cuenta antes de consumirlo.

Usos del ginseng

Conocida como la raíz para superar las dificultades de la vida, el ginseng se usa para equilibrar el organismo ya que, al poseer ginsenósidos, hace que sus propiedades equilibren las funciones corporales cuando estamos ante la aparición de posibles desequilibrios. Por ejemplo, en situaciones de agotamiento y pérdida de energía, el ginseng funciona como un tónico para el organismo. Restaura la energía corporal y equilibra todas las funciones corporales, por lo que es recomendable para personas que padezcan de fatiga crónica o insomnio.

ginseng-que-es-para-que-sirve-beneficios-propiedades-usos

En situaciones de estrés, el ginseng actúa neutralizando su acción, haciendo que reaccionemos frente a las situaciones con calma mental. Su capacidad para estimular la producción de endorfinas y bloquear ciertas hormonas como el cortisol, hacen que actúe sobre el cerebro, evitando la segregación de los componentes causantes del estrés.

Aumenta la capacidad intelectual, por lo que es muy recomendado para estudiantes. Su capacidad de aumentar la memoria y la concentración hacen que facilite el aprendizaje, por lo que también está indicado para personas con Alzheimer. El uso frecuente del ginseng regula el colesterol y equilibra el azúcar en sangre. Es un aliado del sistema circulatorio y, por ello, recomendado como cura para la diabetes y la hipertensión. El ginseng también aumenta la producción de glóbulos blancos, con lo que refuerza y fortalece nuestro sistema inmunológico. Se ha comprobado que el polvo y la tintura de ginseng son capaces de neutralizar el crecimiento de tumores. Por sus propiedades antitumorales, se convierte en un buen aliado en la lucha contra el cáncer.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Y por último, pero no menos importante, puede hacer que mejore nuestra relación de pareja porque incrementa nuestra libido y las funciones sexuales.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes

  • http://www.suplementosdieta.com/
  • https://i.ytimg.com/
  • http://shawellnessclinic.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter