Escrito por

Remedios caseros para reducir la cintura

¿Estás ya pensando en la operación bikini? Te vamos a ayudar. Y vamos a hacerlo con varios remedios caseros para reducir la cintura. Uno de los grandes caballos de batalla de toda dieta que se precie: la cintura.

Alimentación equilibrada, ejercicio de forma habitual y una rutina de descanso adecuada, te garantizará una bajada de peso considerable y una zona del estómago tremenda. Ahora, estos remedios caseros para reducir la cintura son el punto clave para lucir un cuerpo 10.

Remedios caseros para reducir la cintura

Obviamente, estos remedios caseros para reducir cintura, deben ir acompañados de una perseverancia y un trabajo cada vez más complicados de cumplir. Sea como sea, en cuanto empieces a notar los resultados, verás como todo es más sencillo. De momento, toma nota de estos remedios caseros para reducir la cintura.

Zumo de limón

El zumo de limón es un imprescindible entre los  remedios caseros para reducir cintura. Para empezar, su sabor cítrico es uno de los más agradables que te vas a encontrar. No obstante, son sus propiedades las que nos ayudarán a reducir el tamaño de la cintura. Para ello, debemos hacer una infusión de agua templada y el zumo de tres limones.

El limón, entre otras bonanzas, acelera el metabolismo gracias a su ácido ascórbico. No sólo eso, el limón es un absorbe grasas tremendo. Además, la grasa que atrae es la saturada, la mala, justo la que queremos eliminar de la cintura.

Por otro lado, el limón es un diurético más que bueno. Y muy natural. Esta infusión te permitirá limpiarte por dentro, expulsar las toxinas que tengas y, sobre todo, evitar la retención de líquidos. Una retención que, a la postre, influye en el incremento de la masa corporal, la celulitis y el peso. Si es posible, lo mejor es tomarse este vaso de agua con limón en ayunas. No es lo más sabroso, pero lo pueden endulzar con sacarina o stevia.

Sopa de apio

Suena peor de lo que sabe y la realidad dicta que es uno de los mejores remedios caseros para reducir cintura. El secreto de esta hortaliza es su capacidad para eliminar la grasa del organismo. La fórmula es sencilla: el apio tiene apenas calorías, pero en cambio contiene gran cantidad de fibra, por lo que acabarás lleno en seguida. Y claro, al ser sopa, el resto de ingredientes va a ser agua, por lo que le añadimos un punto detox ideal.

No obstante, para los que no sean muy de sopas, tienen la opción de añadir el apio a la ensalada o hacerlo a la plancha. O crudo. Sea como sea, el apio es una ayuda tremenda para reducir cintura. Ahora, si te sigue gustando más la opción del caldo, toma nota de lo que vas a necesitar para prepararlo.

Media docena de hojas de apio, un chorro de aceite de oliva, una cebolla, pimienta, una hoja de laurel y un litro de agua. Pon todo en una olla espaciosa y déjalo cocer a fuego lento durante 45 minutos. Si quieres darle algo de sabor, puedes echarle una pastilla de caldo a tu gusto. Estar a régimen no quiere decir que comas todo sin sabor.

Zumos naturales

Los zumos naturales son los grandes aliados de los remedios caseros para reducir cintura. Y es que con ellos no haremos sino bajarla de forma natural. Eso sí, hay algunas frutas más indicadas para este proceso. Es el caso de la piña. No sólo te quitará el hambre, sino que te ayudará a eliminar gran cantidad de grasa.

El zumo perfecto llevaría 200 ml de agua, una rodaja de piña, el zumo de un limón y una cucharada de linaza. Mete todo en la licuadora y mézclalo hasta que quede uniforme. Si no te gustan los grumos, tardas nada en colarlo, pero la recomendación es tomarlo todo a lo comando. Los efectos de este zumo se multiplican por la mañana, en ayunas. Si lo haces así durante 15 días, notarás una reducción espectacular de tu cintura. Obviamente, debes complementarlo con una alimentación acorde y algo de ejercicio.

Agua de alcachofa

Otro de los remedios caseros para reducir cintura que suena peor de lo que es. La alcachofa es un vegetal completo como pocos, con calorías limitadas pero una cantidad ingente de fibra. Es decir, te quitará el hambre y evitará que piques entre horas o comas otras cosas menos recomendables.

En lo que respecta a la cintura, lo más recomendable es el agua de alcachofa. Es una combinación detox que te ayudará a lucir una figura envidiable donde más cuesta: la cintura. Para ello, pon un litro de agua a hervir en una olla. Mientras, pela dos alcachofas y quédate solo con el corazón. Échalas en el agua y déjalas que se cuezan unos 25 minutos. Saca las alcachofas pero guarda el agua, a la que añadirás el zumo de dos limones.

Debes tomarte este agua de alcachofa antes de cada comida. El objetivo es saciarte antes de darte un festín. Eso sí, saciarte de forma natural.

Té verde

Que el té verde vale para todo, es casi un hecho. Como no podía ser de otra manera, también se cuela entre los remedios caseros para reducir cintura. Es más, es una solución a la que recurre gente de todo el planeta y desde hace siglos. Por algo será.

El té verde es una infusión que incrementa el gasto calórico de quien la consume. Además, incrementa el metabolismo y es un potente diurético. Es decir, tres propiedades ideales para que la grasa acumulada en el cuerpo, vaya saliendo poco a poco. Obviamente, lo hace por el efecto diurético, que ayuda a limpiar el organismo hasta su último rincón. Es más, el té verde es un potente aliado contra la retención de líquidos.

De paso, no sólo reduce la celulitis, sino que posee propiedades que mejoran la suavidad de la piel. Eso sí, hay que ser constante y tomar un vaso de té en cada comida: desayuno, comida y cena. Y nunca, bajo ningún concepto, tomar más de tres dosis diarias de té verde.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos