Escrito por Tendenzias

Insomnio: qué es, síntomas y causas

Cuando se acerca la noche y es el momento de descansar, para algunas personas comienza una auténtica tortura, porque no consiguen dormir, dando vueltas en la cama, con los ojos abiertos e incluso sudores, estas personas sufren, seguramente de insomnio.

El insomnio puede afectar a cualquier persona y en cualquier momento, se asocian a personas o situaciones que nos causan estres, inquietud o nerviosismo llegando a tal punto que no permitirá el descanso de nuestro cuerpo.

Te recomendamos que leas la continuación del artículo por si eres una persona que lo has llegado a sufrir y sino, para que puedas evitarlo.

 ¿Qué es el insomnio?

El insomnio se trata del trastorno del sueño que más afecta a la sociedad y que consiste, básicamente,  en la incapacidadpara dormir por parte de la persona. Un trastorno cada vez más frecuente y normalizado en nuestra sociedad, debido al estilode vida ajetreado, las personas con trastornos psicológicos y con alto nivel económico son aquellas que son más propensas a sufrirlo.

La falta de sueño puede tener repercusiones muy negativas en nuestra vida, llegando a afectar a nuestro trabajo o relaciones personales. A pesar de que cada persona necesitara mas o menos horas de descanso para estar recuperado, la media recomendada es de 7 horas.

El insomnio se puede diferenciar según su frecuencia y duración, en el caso de sufrirlo solo durante unos días o durante unas pocas semanas, se trata de algo temporal, sin embargo en el caso de prolongar ese tiempo, hasta más semanas o incluso meses, estaríamos hablando de insomnio crónico.  El insomnio crónico no aparece de repente, sino que se trata de una evolución gradual. Una persona que sufre insomnio pensará demasiado en ese hecho y este le provocará mayor preocupación, agravando su trastorno hasta el punto que no solo se preocupará de esa noche en la que ha dormido poco, sino en la noche siguiente.

Síntomas del insomnio

Algunas de los síntomas principales es la dificultad para conciliar el sueño en la mayoría de las noches, estar  cansadoconstantemente, quedarse dormido a lo largo del día o incluso despertarse a lo largo de la noche durante varias veces.

Cuándo vayas al médico, te hará una serie de preguntas para hallar la conclusión final, en el caso de tener dudas seguramente te mande realizar una prueba del sueño, también llamada polisomnografía, para la que deberás pasar una noche en el hospital mientras registran la actividad de tu cerebro, la frecuencia de tu corazón y la presión arterial.

Causas del insomnio

El insomnio no se produce por una sola o única causa, normalmente suele ser la unión de varios hechos los que nos provocarán no poder descansar:

Causas médicas del insomnio

  • Las enfermedades metabólicas, neurológicas, digestivas, cardiovasculares entre otras que nos interrumpirán el sueño debido al dolor que nos produce , como serían las cefaleas, e incluso urológicas, como podría ser la próstata. En el caso de las mujeres, habría que considerar que se pudiese dar debido a la menopausia o incluso al embarazo.
  • Enfermedades psiquiátricas, como pueden serlo la ansiedad, la depresión (incluso post-parto) o la esquizofrenia. Además de algunas enfermedades menos conocidas que también podrían afectarnos al sueño como la apnea del sueño o el síndrome de las piernas inquietas.

Causas externas del sueño

  • Podría deberse a malos hábitos como acostarse tarde todas las noches y a horas diferentes, pasar mucho tiempo en la cama sin dormir, no hacer todo el ejercicio físico que se debería, usar aparatos electrónicos como el móvil o el ordenador en la cama, un ambiente para dormir de mala calidad debido a un exceso de luz y ruido o trabajar en turnos de noche.
  • El uso excesivo de medicamentos y otras sustancias también puede alterar nuestro sueño. Tomar demasiado alcohol, consumir demasiado tabaco, tomar cafeína en las horas finales del día, además de medicinas para conciliar el sueño o para adelgazar.

Tipos del insomnio

Vistas las distintas causas por las que puede originarse, os mostraremos algunos de los diferentes tipos, para que seáis capaces de analizar vuestro caso.

  • Insomnio primario: cuando no hay unas causas claras de porque se produce, seguramente será la unión de varios factores.
  • Insomnio idiopático: se desarrolla durante la infancia y se debe a que no se han adquirido buenos hábitos de descanso.
  • Percepción del sueño poco reparador: a pesar de que la persona se sienta cansado y somnoliento, los estudios médicos hechos en el laboratorio no muestran ningún síntoma.
  • Insomnio psicofisiológico: la persona que lo sufre se suele encontrar preocupado e intenta dormir mediante muchos esfuerzos, aunque no suele conseguirlo, cosa que si termina ocurriendo cuándo se relaja y no muestra preocupación. Si duermen en ambientes distintos al habitual, conseguirán acabar descansando.

Tratamiento del insomnio

Tras lo mencionado antes, debemos hacer varias cosas para poder terminar con este trastorno que no nos permite descansar. Nos basaremos en tres puntos: cambiar nuestros hábitos, pensar de una forma distinta y menos tiempo en la cama.

Cambiar nuestros hábitos

El objetivo principal es cada vez que veas la cama la relaciones con dormir, para ello acuéstate solo cuándo tengas sueño, en el caso de acostarte y no poder dormir tras 15 minutos, levántate y despéjate hasta que vuelvas a tener sueño; hacer más deporte a lo largo del día y de la semana; consumir la cafeína solo hasta mediodía y además reducir bastante el consumo de tabaco y alcohol.

Pensar de una forma distinta

Si relajamos nuestra mente y no nos obsesionamos con el problema, seguramente este se solucione antes y posiblemente solo. Antes de ir a dormir deja tu cabeza en blanco, relaja tu mente y tu cuerpo, y es que una preocupación excesiva puede alterarte y no permitirte descansar. Se positivo y olvídate de los problemas.

Menos tiempo en la cama

A partir de este momento usaremos la cama únicamente para dormir y descansar, no para escuchar música, leer o ver la televisión; nos acostaremos a una hora temprana y similar entre ellas a lo largo de la semana, además de eliminar las siestas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Medicamentos y alimentos

En ciertos casos no solamente podremos descansar con estos hábitos, en algunas ocasiones será necesario tomar medicaciones o cambiar nuestros alimentos.

Lo primero es consultarlo con tu médico, el será quien te diga que medicamentos debes consumir, puesto que algunas causan ciertas dependencias y eso es algo bastante malo. A pesar de esto, si puedes tomar productos de herbolarios que pueden ayudarte mucho como podría ser el , L-triptófano o extractos de algunas plantas, los cuales facilitan llegar al sueño y a relajar nuestro cuerpo.

En el caso de la alimentación, es recomendable cenar una dieta alta en hidratos de carbono y más baja en proteínas, eso es debido a que favorece la melatonina, la cual es una hormona que nos facilitará el descanso.

Con todo esto que os hemos dicho esperamos poder ayudaros y que podáis volver a descansar, así que ya sabéis relajaros y disfrutad de la cama.

ViviendoSanos.com

Newsletter