Escrito por

Cómo aumentar las probabilidades de embarazo

A pesar de que muchas mujeres consiguen embarazarse en poco tiempo, también hay muchas otras que tardan meses y meses en lograrlo. Os contamos cómo aumentar las probabilidades de embarazo y qué aspectos de vuestra salud influencian en la concepción.

Cómo calcular tus días fértiles

Para calcular los días fértiles existen diferentes opciones: Calendario de ovulación, Método Billings o métodos científicos que puedan predecirlos con exactitud.

El calendario de ovulación consiste en llevar un cálculo de los días en los que se produce la menstruación y unos 14 días después se suele producir la ovulación. Es un método muy utilizado tradicionalmente pero no suele ser completamente fiable.

El método billings os lo describiremos a continuación, no requiere más que de observación y conocimiento del propio cuerpo para determinar cuándo es el momento correcto.

En cuanto a los métodos científicos, hoy día son los más utilizados. Pondremos el ejemplo de la pulsera AVA, la cual consigue predecir 5,3 días fértiles del ciclo menstrual con una probabilidad del 89% según han mostrado los resultados del estudio clínico realizado en el Hospital Universitario de Zurich.

Esta pulsera consigue realizar esta predicción gracias a la medición diaria y nocturna de 9 señales – Frecuencia del pulso en reposo, Temperatura de la piel, Índice de variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), Sueño, Perfusión, Frecuencia respiratoria, Movimiento, Pérdida de calor, Bioimpedancia- que, en conjunto, permiten hacer un análisis pormenorizado y personal de su portadora para descubrir los días fértiles de cada ciclo. A su vez, también puede utilizarse durante el embarazo para hacer un seguimiento de la salud de la madre.

Para aquellas que estéis interesadas en conocer más esta pulsera, sólo tenéis que pinchar aquí y os llevará a la web oficial. Dicho esto, veréis que el coste de la pulsera es de 249 euros y tenéis un código promocional para conseguir un descuento, sólo tenéis que poner AVASANOS.

Método Billings – Moco cervical

Conocer tu cuerpo es una de las claves fundamentales para poder saber cómo es tu salud. En este caso, conocer los diferentes tipos de flujo vaginal que se segrega según el momento del ciclo menstrual también va a permitir conocer cuáles son los días fértiles.

El moco cervical, suele tener, durante la ovulación un color claro transparente, como un líquido delgado y resbaladizo que se parece a las claras de huevo. Aún así, puede variar en cada mujer, por lo que es importante prestar atención al cuerpo.

Este flujo va a ocupar una pieza fundamental porque será el que facilite que el espermatozoide pueda llegar al óvulo.

Evitar el estrés

Durante los años en los que no se mantienen relaciones íntimas una espera con ansia la llegada de la menstruación como señal de que no ha habido ningún accidente con los anticonceptivos; después, se cambian las tornas y se vive con ansia la espera de las semanas con la esperanza de que no se produzca la menstruación.

En ambos casos, se recomienda fervientemente intentar mantener la calma y no estresarse, ya que éste afecta sobre las hormonas y la salud, lo que afecta también a la ovulación y las probabilidades del embarazo.

Sé que no es sencillo pero es importante no obsesionarse con el embarazo.

Relaciones íntimas

Las mujeres cuentan con aproximadamente seis días fértiles en su ciclo menstrual. En esos días hay mayor probabilidad de concebir, tal y como antes hemos señalado.

Dicho esto, los profesionales afirman que las probabilidades de concepción aún aumentan más cuando se han mantenido relaciones íntimas un día antes de la ovulación. Es decir, que los espermatozoides se encuentren en el útero con antelación (recordemos que la vida fértil de los mismos dentro del útero es de 48 a 72 horas) a la ovulación.

A su vez, es importante tener en cuenta que no hace falta estar a todas horas manteniendo relaciones en pro de la búsqueda del bebé, ya que al final puede deteriorarse la calidad del esperma. Si se puede lograr ser espontáneo, será más satisfactorio para ambas partes.

En cuanto a las posturas recomendadas suelen ser aquellas en las que hay máxima penetración para que el esperma esté lo más cerca del cuello del útero, dicho esto, también hay posturas menos recomendadas como de pie o encima. Lo más recomendado suele ser estar tumbada o en posición horizontal o con cierta inclinación.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos