Escrito por Tendenzias

Después del cáncer | Alimentación y dieta

Superar con éxito un cáncer es quizás una de las noticias más importantes en la vida de una persona. No solo por poder seguir mirando al futuro de una manera mucho más optimista y brillante, sino porque se deja atrás un auténtico calvario: la temible quimioterapia o tratamiento agresivo del cáncer para erradicarlo al completo. Un tortuoso y largo camino por el que todo enfermo de cáncer debe pasar.

Tras las interminables sesiones de quimioterapia y los efectos secundarios que conlleva dicha quimioterapia, una vez superado el tumor una nueva vida está por comenzar. En efecto, dejamos atrás esos desagradables efectos secundarios como la pérdida de apetito, los cambios en los sentidos como el gusto o el olfato o, por supuesto, los cambios bruscos de peso corporal.

Es en este punto donde queremos incidir en el presente artículo: en analizar la alimentación más óptima una vez se ha superado el cáncer con éxito. Porque precisamente las puertas de una nueva vida se abren, es momento de cuidarse de otra manera. Por eso hablaremos a continuación de después del cáncer: alimentación y dieta.

despues-del-cancer-alimentacion-y-dieta

Qué alimentos tomar después del cáncer

Como apuntábamos, una vez superado el engorroso cáncer es casi seguro que una nueva etapa de concienciación sobre la importancia de conseguir llevar una vida saludable, tomar el mando de nuestro pensamiento y acciones. Está claro que no nos interesa volver a recaer en cualquier tipo de cáncer. Segundas partes nunca fueron buenas.

Si pasamos por alto elementos tan dañinos como el tabaco, el alcohol o la exposición continua al sol, otro factor muy importante a tener en cuenta a partir de ahora será la alimentación. Somos lo que comemos, suele decirse, un refrán que para nada va desencaminado y que contiene una gran dosis de sabiduría. Por tanto, es el momento perfecto para tomar el mando y seguir una dieta lo más saludable posible.

Además, debemos tener en cuenta que, tras las engorrosas y exhaustivas sesiones de quimioterapia, nuestro organismo estará muy debilitado. Es ahí donde la alimentación será clave a la hora de recuperar fuerza y reparar toda clase de tejidos. Por ejemplo, estos serán algunos de los súper alimentos que nos ayudarán a recuperar nuestra mejor versión tras la exposición cancerígena:

  • Pescado azul: una amplía familia que incluye el boquerón, las sardinas, el atún y el salmón. Su alto contenido en ácidos omega 3 su poder antiinflamatorio serán nuestros mejores aliados.
  • Frutos secos y semillas: nueces, anacardos, almendras, avellanas, nueces de macadamia o pistachos también no serán muy beneficiosos para recuperar el tono deseado.
  • Especias y hierbas aromáticas: la cúrcuma, por ejemplo, es un gran antiinflamatorio natural. Otras especias picantes como la cayena o el chile, el jengibre, la canela u otros pilares de la dieta mediterránea como el orégano, romero, tomillo y perejil nos serán también de lo más apropiados para nuestra nueva etapa.
  • Vegetales, vegetales y más vegetales: sin duda, todos los alimentos verdes deberán formar y constituir el pilar de nuestra alimentación. Si ya son recomendables en cualquier dieta que se precie, ya sé azar o simplemente para llevar una vida saludable, no es de extrañar que en esta nueva vida sin cáncer las verduras sigan siendo la piedra angular de nuestra dieta.
  • Fruta: Por supuesto, tampoco podía faltar en nuestra cesta de la compra la fruta, en cualquiera de sus variedades, ya sea mediterránea o de origen tropical. La fruta mejor cantidades industriales, incluso superar las 5 piezas diarias recomendadas siempre será algo positivo.
nutricion-dieta-cancer-que-aliementos-tomar

Por contra, los alimentos que deberemos evitar a toda costa o consumiremos con muy poca asiduidad serán los siguientes: carnes procesadas como los embutidos u todo tipo de alimento procesado que contenga elevadas cantidades de sal y azúcares añadidos. Las grasas saturadas siempre se deberán evitar a toda costa.

Dieta para después del tratamiento contra el cáncer

El primer paso será concertar visita con un buen dietista para configurar una dieta optimizada después de haber sufrido un cáncer. Además, también tendremos en cuenta que según el tipo de cáncer es probable que varíe la dieta.

Una de las claves para construir nuestra nueva dieta post cáncer será la regla de comer alimentos variados, algo que incluso es recomendable sin haber sufrido ningún tipo de enfermedad. Por consiguiente, trataremos de ingerir cantidades equivalentes de fruta, legumbres y verduras de todo tipo.

Nuestra dieta también deberá tener presente altos contenidos de fibra que podremos encontrar en pan y cereales, siempre de origen integral. De hecho, la palabra integral nos la tendremos que tatuar en nuestro cerebro: integral significa un menor procesamiento del alimento y por tanto nos ayudará a no encontrar aditivos molestos.

dieta-para-despues-del-tratamiento-contra-el-cancer

La carne roja no quedará absolutamente prohibida, algo que sí ocurrirá con los embutidos y carnes procesadas. Dicho esto, es conveniente no sobrepasar las tres o cuatro raciones de carne roja a la semana. En cuanto a la leche y los derivados lácteos, siempre iremos a la estantería del supermercado que indique bajo en grasa. Recordemos que las grasas saturadas tan sólo hacen que alimentar posibles recaídas de cáncer. La grasa es el principal alimento del cáncer.

Tal y como hemos comentado, el alcohol debería ser eliminado de nuestra nueva dieta y forma de vida. Aún así, debemos ser conscientes de que las bebidas de baja graduación como la cerveza o el vino pueden incluso llegar a ser beneficiosas. Pese a que sabemos que el alcohol es uno de los principales causantes del cáncer, también es cierto que si limitamos su consumo semanal las probabilidades de recaer serán ínfimas. Por tanto, el como responsable siempre será la clave.

Así pues, esperamos que estas pautas puedan serviros en a la hora de conformar vuestra nueva dieta post cáncer. Como siempre, el sentido común y el saber rodearse de buenos profesionales serán las claves para comenzar esta nueva etapa con todas las fuerzas a tope y con la máxima ilusión posible. Así que ya lo sabes: mens sana in corpore sano.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Fuentes de imágenes:

  • euroresidentes.com
  • dietistasnutricionistas.es
  • cienciabio.com

ViviendoSanos.com

Newsletter