Escrito por

Los efectos y las consecuencias del ruido para la salud

El ruido es algo que está en nuestras vidas de por sí. Vivimos rodeados de ruidos de todo tipo de modo que tenemos que ir con cuidado y aunque algunos no nos importen, otros en cambio pueden llegar a alterarnos hasta enfermerar realmente. Veamos a continuación, los efectos y las consecuencias del ruido para la salud.

¿Qué es el ruido?

Por ruido nos referimos a un sonido que causa una sensación desagradable, molesta o intolerable. El sonido es una perturbación mecánica que se propaga en un medio elástico (gas, líquido, sólido) y que puede excitar el sentido del oído (onda de sonido).

Si las ondas tienen una frecuencia entre 20 y 20,000 Hz y una amplitud mayor que cierta cantidad, que depende de la frecuencia, el oído humano puede percibirlas. La determinación del contenido de frecuencia de un sonido determinado se denomina análisis de frecuencia o análisis de espectro

Para la medición del sonido, se usa la escala logarítmica o la escala de los niveles. El nivel, expresado en dB, es diez veces el logaritmo decimal de la relación entre un tamaño dado y una cantidad de referencia, homogénea entre ellos.

Para medir niveles de sonido, comúnmente se usa un instrumento llamado medidor de nivel de sonido: a través de un transductor (micrófono) la presión sonora se convierte en una cantidad eléctrica (el voltaje) y luego esta señal eléctrica se procesa para obtener los diversos parámetros utilizados típicamente para la descripción del ruido y saber si es mucho o poco el que estamos recibiendo y si puede afectar a nuestra salud con los efectos y consecuencias que vamos a ver más adelante.

¿Qué es el ruido blanco?

Además del ruido propiamente dicho que ya conocemos, existe el llamado ruido blanco que es un tipo de ruido al que muchas personas recurren a modo de “sonido de fondo”. De este modo, El sonido de fondo del televisor sintonizado en cualquier canal es un ejemplo de ruido blanco. Además puede ser también ruido blanco una radio que no está sintonizada en ninguna emisora, o el sonido del aire acondicionado. Lo que tienen en común, desde un punto de vista físico, es que son sonidos continuos y monótonos. Se dice que tiene un efecto calmante.

Desde el punto de vista biológico, se afirma que el ruido blanco puede enmascarar u ocultar otros ruidos procedentes del entorno. Por lo tanto, si ocurre otro estímulo auditivo, lo más probable es que no pueda activar la corteza cerebral durante el sueño.

En otras palabras, esto significa que el ruido blanco es una especie de escudo invisible, una barrera para otros sonidos. De esta manera, aquellos que tienden a despertarse más a causa del ruido se benefician enormemente de esta “cantilena” en el fondo.

Debe recordarse que la audición es el único sentido que continúa funcionando completamente durante el sueño. Esto se debe a que es esencial para la supervivencia: si todos los sentidos se extinguieran por completo, no habría forma de detectar un peligro y de despertarse para evitarlo.

Pero precisamente por esta razón, nuestra audición a veces se vuelve muy sensible a los ruidos que se generan mientras dormimos. Algunas personas se despiertan varias veces por la noche debido a un perro que ladra, un automóvil o cualquier otro sonido . En estas situaciones, el ruido blanco impide que esto suceda y permite continuar durmiendo tranquila y felizmente.

Efectos del ruido

El ruido hemos, dicho, esun sonido molesto. Con cada ruido, el cuerpo es alertado . Produce hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol. Aumentan los latidos del corazón, la presión arterial y la tasa de respiración de modo que son muchos sus efectos.

Además del estrés, el ruido tiene otros efectos o consecuencias directas para la salud tales como:

  • nerviosismo, tensión
  • agotamiento, depresión
  • agresión
  • hipertensión
  • enfermedades cardiocirculatorias
  • trastornos de concentración
  • disminución del rendimiento
  • menor comprensión en la lectura y disturbios a largo plazo a la memoria y la motivación de los niños en edad escolar
  • dificultades de comunicación
  • aislamiento social

Las consecuencias del ruido para la salud

Junto a los efectos señalados, sufrir de ruidos constantes, suele concurrir en diversas consecuencias que nos afectan hasta el punto de alterar nuestra salud. Son estas:

Daños en el oído y el conducto auditivo

No hay que subestimar el daño que el ruido, sobre todo si se mantiene, puede conducir a su sistema auditivo, para tomar la llamada tecnopatica pérdida de la audición, con la que las habilidades para oir se deterioran antes de la vejez. Esta patología es de dos tipos:

  • Pérdida de audición debido a trauma acústico agudo: se deriva de ruidos repentinos y muy violentos;
  • Pérdida auditiva por trauma acústico crónico: es típico de la era moderna, precisamente porque uno es más susceptible a la exposición prolongada, causada por el entorno en el que vive o en el que trabaja. Y es precisamente la constante molestia en el tiempo lo que lleva a la degeneración auditiva. Cuando cesa la exposición al ruido, la evolución de la pérdida auditiva se detiene, pero el daño producido es irreversible.

Enfermedad cardiovascular e hipertensión:

La exposición prolongada al ruido puede causar una mayor secreción de hormonas del estrés, aumento de la presión arterial y, en casos crónicos, riesgo de isquemia miocárdica.

Sensación de malestar

La mayoría de los seres humanos se molestan significativamente con niveles de ruido superiores al umbral europeo de 55 dB (A). Esto puede llegar a generar una sensación de malestar tal que incluso derive en un aumento en el comportamiento agresivo y cambios de humor.

Trastorno del sueño

Cuando se produce una carga de ruido nocturno constante, de entre 40-50 decibelios, esta puede llegar a causar un auténtico trastorno del sueño, si bien la persona se despierta con mayor frecuencia. Las consecuencias son somnolencia y menos atención y eficiencia al día siguiente.

Los niños, los enfermos y las personas que trabajan en turnos y que duermen durante el día se ven particularmente afectado por cualquier ruido nocturno.

Soluciones contra el ruido

Es importante poner remedio a todo lo señalado y para ello podemos aplicar algunas pautas que nos permitan reducir el ruido de manera considerable.

Análisis de los niveles de sonido doméstico

Para controlar los decibelios, se debe comenzar por monitorear los niveles de ruido en la casa de uno. El uso de los equipos que utilizamos a diario, como lavadoras, batidoras, aspiradoras, radios, televisores y similares, puede operarse a un nivel mínimo, reduciendo así la generación de ruidos disruptivos.

Mantenimiento de automóvil

Los automóviles representan la mayor producción de ruido. El mantenimiento regular de los vehículos es una medida eficaz para reducir la intensidad del sonido producido por ellos. Si el ruido de los vehículos se mantiene a intervalos regulares, la cantidad de producción de ruido se reduce a un ritmo más rápido.

Mantenimiento de las máquinas

Al igual que en los vehículos, la calidad de las máquinas debe optimizarse para reducir la producción de sonido. El sonido llega a una etapa alarmante y potencialmente amenazante más allá de los 80 decibelios.  La lubricación de la maquinaria y el mantenimiento deben hacerse para minimizar la generación de ruido. Esto también ayuda a mejorar la vida útil de la máquina. La producción de automóviles híbridos y eléctricos también puede ayudar a reducir los niveles de ruido.

Insonorización de edificios y casas

Se pueden instalar puertas y ventanas insonorizadas para bloquear el ruido no deseado desde el exterior. El diseño de tu casa o edificio se puede adaptar con materiales absorbentes de ruido disponibles en el mercado. Estas opciones de insonorización son de suma importancia para una completa relajación, especialmente si estás en una zona concurrida de la ciudad.

Plantación de árboles

La plantación de arbustos y árboles en y alrededor de las fuentes generadoras de ruido es otra solución efectiva para la contaminación acústica. Arbustos y árboles densos bloquean el paso del sonido, evitando así la perturbación de las áreas circundantes. E

Prohibición de Altavoces

Usar el altavoz en áreas públicas es otra causa principal de contaminación acústica. Esto debería prohibirse a cualquier costo para el bienestar de las personas. Se deben imponer leyes estrictas contra quienes violan y encienden altavoces en áreas concurridas y lugares públicos.

Localización de las fábricas

Las industrias, especialmente aquellas que involucran la fabricación de productos que generan una gran cantidad de ruido, deben instalarse en las afueras de una ciudad y lejos de los límites de sonido permisibles. La instalación de detectores de sonido y búferes ayudará a analizar las frecuencias de sonido de forma regular.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos