Escrito por

10 beneficios del ayuno que no te creerás

En algún momento seguro que has oído hablar del ayuno, pero lo que seguro no conoces son todos los beneficios que un ayuno nos puede aportar. Lo habitual es relacionar el ayuno con protestas sociales, lo que se conoce como huelga de hambre, o también es común relacionarlo con prácticas religiosas. Pero lo cierto es que el ayuno ya se usaba en la antigüedad con fines curativos.

El ayuno consiste en abstenerse de ingerir alimentos sólidos durante el período de tiempo que hayamos decidido. Lo habitual es ingerir sólo agua y jugos vegetales ligeros, con ello estamos consiguiendo que nuestros órganos descansen, se depuren, y recuperen su energía vital. Este tipo de ayuno terapéutico, que es el que nos ocupa, es cada vez más practicado y recomendado para mejorar nuestra salud. Ya sea que estemos pasando por un proceso de enfermedad o simplemente que queramos poner a punto nuestro organismo, el ayuno nos ayuda a desintoxicarnos, a recobrar la energía y a resetear todos nuestros órganos.

Los ayunos se pueden practicar durante diferentes períodos de tiempo. Hay ayunos de tres días, o de diez días, dependiendo del efecto depurador que pretendamos conseguir. Hay incluso quienes deciden ayunar durante cuarenta días seguidos. La duración del ayuno depende de nuestro estado general de salud. Por ello, lo recomendable, si nunca has practicado un ayuno, es pedir consejo a un especialista o acudir a un centro donde se hagan retiros y terapias de ayuno. Tanto en un caso como en otro, tendrás unas pautas a seguir, así podrás practicar el ayuno de forma segura.

diez-beneficios-del-ayuno-que-no-te-creeras

El ayuno está recomendado en general para todo tipo de personas, pero como siempre, si padeces alguna enfermedad importante, es mejor siempre pedir consejo. De esa manera, se podrá realizar el ayuno tomando las debidas precauciones acorde con el problema que se padece. Los beneficios de ayunar son múltiples. En primer lugar, notaremos no sólo beneficios internos, como la pérdida del peso sobrante o la desintoxicación general de nuestros sistemas, sino también descubriremos beneficios externos, como la notable mejora de la piel y nuestro aspecto físico en general.

Conozcamos en profundidad cuáles son cada uno de  los 10 beneficios del ayuno que no te creerás.

Diez beneficios del ayuno

Como ya apuntábamos, ayunar nos proporciona incontables beneficios. Nos ayudará a sanar no sólo físicamente, sino también emocionalmente y nos servirá para eliminar hábitos nocivos, como el tabaquismo, el alcoholismo o cualquier otra dependencia. Y por supuesto, nos ayudará a combatir todo tipo de enfermedades. A continuación, vamos a conocer diez beneficios fundamentales del ayuno.

Depura el aparato digestivo

Al ayunar estamos dejando que nuestro aparato digestivo descanse y se descongestione. Suele pasar que llegamos a deshacernos de casi dos kilos y medio de residuos. Los intestinos tienen la oportunidad de expulsar todo el material sobrante, hasta quedar completamente limpio.

Adelgaza

Obviamente, al dejar de ingerir alimentos, nuestro cuerpo perderá todo exceso de peso. Durante el ayuno se da un proceso por el cual, el organismo se acostumbra a ayunar, por lo que no pasaremos hambre. De esta manera, toda la grasa acumulada será consumida y eliminada sin que nos suponga un terrible esfuerzo.

diez-beneficios-del-ayuno-que-no-te-creeras-adelgaza

Limpia la sangre, el hígado y los riñones

Al dejar de seguir incorporando alimentos, los riñones tienen la oportunidad de descansar. Como ya sabemos, el cometido principal de los riñones es actuar como filtros de la sangre. Esta función, los somete a un trabajo continuo y agotador, pero con el ayuno los riñones se recuperan y se limpian y, por tanto, la sangre se purifica. Lo mismo ocurre con el hígado, el páncreas y el resto de nuestros órganos.

Se desintoxican las células

Todas las sustancias tóxicas que hemos ido acumulando en nuestro cuerpo mediante la ingesta de alimentos, sobre todo si hemos abusado de los alimentos procesados, las bebidas gaseosas, el alcohol, el tabaco, entre otras cosas, tendrán la oportunidad de ser eliminadas de nuestras células. Estas obtendrán el beneficio de una sangre más limpia y oxigenada, lo que ayudará a depurarlas y mantener su equilibrio natural.

Regula la presión arterial

Debido al efecto de limpieza y depuración de la sangre, los posibles cúmulos de grasa en las paredes de las arterias se eliminan. A esto tenemos que añadirle el descanso y depuración de los riñones, lo cual se traduce en una regulación automática y natural de la presión arterial.

El pelo y la piel se renuevan

Puesto que estamos depurando todo el organismo, llegando a un nivel celular, las células de nuestra piel y cabello notarán el cambio. Veremos que durante y después del ayuno la piel tendrá un aspecto más joven, saludable y luminoso, y nuestro cabello tendrá un aspecto más fuerte, sano y brillante.

Los sentidos se agudizan

Sí, así es, nuestros sentidos: vista, oído, tacto, gusto y olfato incrementarán su sensibilidad. Toda esa limpieza a la que nuestro organismo es sometido durante el ayuno hará que nuestros sentidos se sientan renovados. Notaremos como estamos más sensibles a captar sonidos, olores y colores en general.

Aumento de energía

Aunque pudiera parecer contradictorio, no lo es. El hecho de no ingerir alimentos, podría hacernos pensar, que vamos a sentirnos cansados, pero todo lo contrario. El cuerpo, al poder desintoxicarse y regenerarse, hará que nos sintamos vigorizados y  tendremos más energía y vitalidad, puesto que nuestro organismo estará sanando y reconstituyéndose.

loadInifniteAdd(44636);
diez-beneficios-del-ayuno-que-no-te-creeras-aumento-de-energia

Mejora de las funciones cerebrales

El cerebro notará los efectos del ayuno produciendo un estado de alerta más conciso. El abotargamiento desaparece, dando lugar a una mente aguda, con lo que nuestra concentración y atención mejorarán notablemente. Sentiremos como nuestra mente está más alerta y despierta y eso nos dará confianza y sosiego.

Aumento de la autoestima

Como consecuencia de todo lo anterior y el hecho de haber tenido la autodisciplina necesaria para completar un ayuno, nuestra autoestima saldrá fortalecida. De igual manera, toda esa nueva vitalidad y rejuvenecimiento que sentiremos con el ayuno, nos impulsará a tener confianza en nosotros mismos. Así mismo, nos dará fuerzas y confianza para afrontar retos personales con éxito y autocontrol.

Si todos estos beneficios no son aún motivos suficientes para convencerte a probar un ayuno, porque no te sientes capaz, la solución está en empezar poco a poco. Puedes hacer ayunos intermitentes, empezando con un día a la semana, para luego subir a un fin de semana al mes. Y así poco a poco, hasta que tu cuerpo se vaya habituando y decidas ayunar por siete o diez días seguidos.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • https://i.ytimg.com/
  • http://www.mipielsana.com/
  • http://www.viralescuriosos.com/