Escrito por Tendenzias

Síntomas de la gripe A

La gripe A es una enfermedad de las vías respiratorias de carácter contagioso. En los últimos años se han producido varios brotes contagiosos, cuyos síntomas pueden ir desde leves hasta muy graves. Los síntomas de la gripe A son similares a los de una gripe normal, y suele detectarse por un reconocimiento médico ordinario. Aunque no se sabe exactamente cuánto se ha extendido la enfermedad, es conveniente conocer algunos datos relevantes sobre esta.

Gripe A

Los virus de la gripe A son casi siempre del tipo H1N1. Existen, no obstante, otros subtipos dentro de la misma gripe, como el HIN2, H3N2, etc. Este virus proviene de los cerdos y ellos mismos pueden verse afectados por este y por otros virus estacionales comunes entre los humanos. Concretamente, el virus porcino H3N2 se considera procedente de los humanos.

En algunos casos, dadas las malas condiciones en las que habitan los cerdos, hacinados y tratados como simple mercancía en el negocio de la explotación animal, se ven afectados por diferentes virus al mismo tiempo. Esta situación hace que se produzca un intercambio de genes. La consecuencia es lo que llamamos un virus reagrupado, que es un virus gripal cuyos genes tienen diversa procedencia.

gripe-a

El problema con la gripe A es que, a pesar de ser un tipo de virus específico de los cerdos, son ya varias las ocasiones en las que ha afectado a los humanos. Se dice en estos casos que el virus ha logrado superar la barrera interespecie.

La enfermedad suele contraerse al estar en contacto con cerdos infectados. Sin embargo, hay ya muchas las personas que sin haber estado en entornos con animales o donde los ha habido, han contraído la enfermedad. También se han dado casos de contagio de unas personas a otras, pero siempre en entornos muy cercanos.

La gripe, cuando no está muy avanzada, puede presentar una sintomatología similar a la de un resfriado. A medida que avanza la enfermedad, la gravedad se hace más evidente y es posible distinguirla de otras similares. Llegados a este punto, es normal preguntarse, ¿podemos comer carne de cerdo? La respuesta es sí. No hay datos que demuestren el contagio a través de la ingesta de carne de cerdo. Si la carne se manipula de forma correcta, los virus se destruirían a 70º, que es la temperatura normal de cocinado.

Síntomas de la gripe A

Contraer la gripe A no supone unas complicaciones mayores que las que pueda tener una gripe convencional. Por norma general, la recuperación total requiere desde un par de días hasta una semana y media, según la persona. Las complicaciones a las que hacemos referencia pueden afectar a las vías respiratorias, tanto superiores como inferiores. Esto incluye las fosas nasales, la garganta y los pulmones. Cualquier persona puede contraer esta enfermedad, pero hay quienes son más propensas a ello.

sintomas-de-la-gripe-a

Los niños pequeños, las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, así como los que padecen enfermedades crónicas son más propensos a contraer este tipo de enfermedades. Además, pueden sufrir complicaciones mayores que otras personas que no pertenecen a ninguno de estos grupos. Si los síntomas se agravan pueden llegar incluso a causar neumonías o la muerte.

Otras complicaciones que pueden aparecer a consecuencia de la gripe A son las infecciones sinusales y de oído, a causa de las bacterias y al propio virus en sí mismo. Otros problemas derivados son la miocarditis, encefalitis o insuficiencias renales y respiratorias. Las inflamaciones respiratorias pueden ocasionar también una sepsis. Además de los problemas mencionados, la gripe A también puede agravar los problemas de salud de carácter crónico, como por ejemplo el asma o las enfermedades cardíaca.

Esta enfermedad comienza por norma general de manera repentina. Los síntomas de la gripe A son los siguientes:

  • Dolor de garganta.
  • Tos seca.
  • Dificultad para respirar con normalidad.
  • Fiebre muy alta y escalofríos.
  • Nariz taponada o escurrimiento nasal.
  • Dolores musculares y de articulaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.

La gripe A es conocida también como gripe porcina o gripe norteamericana. Al tratarse de un virus bastante reciente, puesto que era desconocido hasta marzo de 2009, no existía una vacuna que pudiese proteger contra el virus, ya que la de la gripe normal no le hace efecto.

Tratamiento de la gripe A

El tratamiento de la gripe A es como el de cualquier otra gripe estacional. Podemos utilizar medicamentos para aliviar los síntomas que tengamos, pero esto no acelerará el proceso. El cuerpo necesita su tiempo para luchar contra el virus y recuperarse.

tratamiento-de-la-gripe-a

No obstante, se recomienda siempre consumir mucho líquido para evitar deshidrataciones. Por norma general perdemos el apetito cuando padecemos la gripe. Esto es algo natural en el organismo porque el cuerpo se centra en hacer frente al virus e ingerir alimentos le supone un esfuerzo extra. Debemos tener en cuenta que ya se encuentra en un estado de debilidad.

Además de evitar comer mucho durante el par de días en que tengamos la fiebre y nos encontremos peor, es importante guardar mucho reposo y dormir. Podemos aplicar paños con agua fría en la frente si la fiebre es muy alta.

Como medida preventiva para el contagio de la enfermedad y evitar que se extienda, puedes seguir las recomendaciones que damos a continuación:

  • Evita lugares con mucha gente y saludar con la mano o con besos.
  • Procura no estar en contacto con personas que ya tienen la gripe.
  • Ventila con frecuencia los lugares en los que haya gente.
  • Lávate las manos con frecuencia o utiliza geles antisépticos.
  • Cuando tosas o estornudes, cúbrete la boca con el brazo y no con las manos, ya que son la principal forma de contagio.
  • Come frutas y verduras que contengan vitamina C y mantente hidratado.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • elmilenio.info/
  • holadoctor.com/
  • www.naturalternativa.net/

ViviendoSanos.com

Newsletter