Escrito por

La importancia de cuidar nuestra audición

Los oídos, al igual que cualquier otra parte de nuestro cuerpo, requieren de unos cuidados básicos e imprescindibles para funcionar correctamente. A continuación, os mostramos algunos consejos para cuidar tus oídos que pueden resultarte verdaderamente útiles.

Consejos para cuidar tus oídos

Cuidar oidos ruido

Por ello, no es de extrañar que cada vez haya más profesionales y medios informativos que se hagan eco de la importancia de cuidar los oídos, con consejos tan sencillos y accesibles como los que os vamos a relatar a continuación:

  1. ¿Alguna vez has sufrido un dolor de cabeza intenso y has buscado un lugar sin ruidos? Aquellos que vivimos en la ciudad no somos conscientes del imperioso y constante ruido al que nos vemos sometidos pero, con independencia de dónde uno vive, también los hogares están llenos de ruidos a los que parece que hay cierto hábito. Un buen consejo sería reducir el número de aparatos que hacen ruido y, sobre todo, aquellos que emiten ruido y funcionan a la vez.
  2. A poder ser, reduce al mínimo el uso de cascos o auriculares. Si aún así tienes que utilizarlos, siempre que sea posible escoge los auriculares tipo diadema y a un volumen inferior al 60%.
  3. Acostúmbrate a moderar el volumen de aparatos electrónicos como la televisión, la radio, el ordenador, etc. Verás que no es necesario tener el volumen excesivamente alto para poder disfrutar de todo el sonido.
  4. En el caso de que estés expuesto a ruidos fuertes en el trabajo, utiliza protección auditiva en todo momento.
    Si vas a un concierto o a una discoteca es preferible que evites colocarte cerca del altavoz.
  5. Ante los resfriados, gripes o infecciones es fundamental prestar atención a los oídos, pues desde los centros auditivos GAES avisan de que a largo plazo pueden causar pérdida auditiva y son la segunda causa de esta afección.
  6. ¿Sabías que la cera protege tu oído? Es fundamental la higiene diaria de tus oídos, pero no te extrañes si encuentras cera, es fundamental que tu tímpano cuente con esta protección.
  7. No utilices bastoncillos de algodón ni introduzcas otro tipo de objeto en tus oídos, más que quitar la cera puedes conseguir que se produzca un tapón o dañar la membrana.
  8. Sécate bien los oídos después de sumergirte en el agua o tras una ducha. ¡La humedad no ayuda!
  9. Si estás sometido a ruido constante, aléjate de vez en cuando para aliviar tus oídos y tu cabeza.

Consejos para cuidar tus oídos: prevención


Los consejos que os hemos dado anteriormente están encaminados a la mejora del cuidado y la prevención de cualquier daño en el oído, pero también hay otros aspectos que van a requerir nuestra atención.

Lo primero es que si tenéis alguna molestia en el oído es fundamental que acudáis a vuestro médico de referencia para que pueda analizar qué es lo que está ocurriendo en ese momento concreto y dar con el mejor tratamiento.

De igual forma, a partir de los 50 años se recomienda la realización de una revisión auditiva para comprobar el funcionamiento de ambos oídos. Es en esta etapa de nuestra vida cuando se puede iniciar una pérdida auditiva debida a la edad.

Y, en el caso de que tengas menos de 50 años pero dudes acerca de tu capacidad auditiva, o si simplemente quieres llevar unos buenos hábitos de prevención, puedes contar con tests auditivos preventivos en los centros especializados GAES.

Si escuchar es un placer, es imposible no tener en cuenta unos cuidados básicos como éstos para poder seguir haciéndolo a largo plazo.