¿Las palomitas son un snack saludable?

Las palomitas se han convertido en un snack que difícilmente nos falta cuando vamos a ver una película o una serie, parece que lo pide el cuerpo. Son fáciles de hacer, por lo que también está presente en los picoteos de entre horas o en un aperitivo improvisado pero ¿realmente es un snack saludable? Las […]

Las palomitas se han convertido en un snack que difícilmente nos falta cuando vamos a ver una película o una serie, parece que lo pide el cuerpo. Son fáciles de hacer, por lo que también está presente en los picoteos de entre horas o en un aperitivo improvisado pero ¿realmente es un snack saludable?

Palomitas snack saludable

Las palomitas ¿son saludables?

Hay un poquito de controversia frente a si las palomitas son o no un snack saludable, la versión que yo más apoyo es la de que no están mal pero tampoco hay que pasarse, y que si buscas realmente snacks saludables para tus entre horas tienes otras opciones más nutritivas. Vamos, como con todos los alimentos, pero sí es cierto que vais a encontraros con formas de preparar las palomitas que directamente no son saludables. Así que ¿en qué quedamos?

Comencemos por el principio. Las palomitas comerciales, las que ya vienen preparadas en bolsas, no podemos decir que sean saludables. Pueden contener azúcar, grasas u otros ingredientes que ya convierten a la palomita en otra cosa. Pero, si apostamos por preparar unas palomitas en casa comprando únicamente el maíz para palomitas, estamos apostando por una versión mucho más saludable. Ten en cuenta que el maíz en grano, según la Fundación Española de Nutrición, contiene un alto contenido en fibra, es fuente de ácido fólico, vitamina B3 (niacina) y vitamina C, aunque hay que tener en cuenta que al prepararlas cambia su composición, entonces son más ricas en hidratos de carbono y pueden contener algún mineral como el magnesio o fósforo.

¿Y cómo preparar unas palomitas de maíz en grano?

Haciéndome eco de otros artículos y estudios, las palomitas de maíz en grano para preparar en el microondas están consideradas como una versión poco saludable, ya que pueden tener saborizantes, extra de mantequilla y otro tipo de ingredientes que las descatalogarían de la característica «sana». La forma más sencilla de que podáis ver si vuestras palomitas de microondas preferidas son o no saludables es que leáis los ingredientes.

Pero, si lo que quieres es optar por la versión más natural y sana posible, lo mejor es que compres directamente el maíz en grano. Lo tenéis a la venta en multitud de superficies de alimentación, por lo que no es nada difícil de encontrar.

Probablemente, la pregunta que te surja a continuación es ¿cómo conseguir unas palomitas más sanas pero igualmente ricas? Sí. A todos nos pasa lo mismo cuando decidimos dejar pasar lo procesado y apostar por lo más natural. La respuesta más sencilla y auténtica es que en casa tú vas a poder añadirle todos los ingredientes que quieras, desde grasa (como puede ser aceite de oliva o vegetal), especias si las quieres aromáticas, o algún tipo de dulce si eres goloso.

Una vez que te has hecho con tus granos de maíz para palomitas, que ya has encontrado la receta que más te gusta o que has decidido improvisar, lo que te falta escoger es la manera de prepararlas. Tienes tres opciones diferentes: en palomitero, al horno o en la olla. La opción más saludable para prepararlas es en palomitero o en el horno, pues en ambas opciones las palomitas se harían con aire caliente, sin tener que estar pendientes de que el aceite no se queme o alcance una temperatura tan alta que se oscurezca y se formen sustancias cancerígenas.

En conclusión, las palomitas pueden ser un snack saludable en función de cómo se preparen. No es un snack para comer a diario, pues tampoco aporta grandes nutrientes al organismo, pero no hay por qué demonizarlas.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar