Escrito por

Sal rosa del Himalaya: Beneficios y propiedades

La sal rosa del Himalaya: beneficios y propiedades ¿es mejor que la sal marina? La respuesta es un rotundo sí. Obviamente, vamos a exponer, explicar y razonar esta afirmación taxativa y radical. Sí, es cierto que la sal rosa del Himalaya es mucho más cara que la sal común. Ahora, las ventajas que reporta harán que los pagues a gusto. Tan sólo tienes que leer este artículo sobre sal rosa del Himalaya: beneficios y propiedades ¿es mejor que la sal marina? y tú también te cambiarás.

¿Qué es la sal rosa del Himalaya?

Antes de entrar en la sal rosa del Himalaya: Beneficios y propiedades ¿es mejor que la sal marina?, lo suyo es saber qué es la sal rosa del Himalaya. Es más, tampoco es baladí recordar la relevancia de la sal en el normal funcionamiento del cuerpo humano. Ahora, lo que no todo el mundo sabe es que hay diferentes calidades de sal. De hecho, poca gente sabe qué es la sal rosa del Himalaya.

También conocida como sal andina en roca, la sal rosa del Himalaya es la sal más pura y de calidad de todo el planeta. No en vano, se la conoce como el oro rosa. El motivo es que la sal rosa del Himalaya no tiene agentes extraños ni toxinas que sí lleva la sal común. De hecho, ésta se ve alterada, incluso en su estructura molecular, al ser expuesta a temperaturas superiores a 1000º para que seque antes.

Así las cosas, las sal rosa del Himalaya llega desde su punto de origen a la mesa sin adulterar ni ser modificada. Así se consigue que mantenga todas sus propiedades y elementos naturales, para beneficio de nuestro propio cuerpo. Obviamente, este proceso eleva el precio de la sal rosa del Himalaya. Un kilo de producto está en torno a los 3 euros. Mientras, la sal común no pasa de los 30 céntimos el kilo.

Composición de la sal rosa del Himalaya

La sal rosa del Himalaya está compuesta por varios elementos, aunque el principal es la propia sal.

  • Cloruro de sodio
  • Calcio
  • Potasio
  • Magnesio
  • Óxido de sulfuro
  • Hierro
  • Manganeso
  • Flúor
  • Yodo
  • Zinc
  • Cromo
  • Cobalto
  • Oro

Beneficios y propiedades de la sal rosa del Himalaya

Como es lógico, los beneficios y propiedades de la sal rosa del Himalaya son muy superiores a los de la sal común. Realmente, es una inversión que se amortiza en seguida. Y hablamos de precios razonables para cómo está el mercado alimentario. Sólo hay que pensar lo que dura un kilo de sal. Por eso mismo, mejor si tiene los beneficios y propiedades de la sal rosa del Himalaya.

  • Contiene elementos reguladores de la cantidad de agua en el cuerpo humano.
  • Contiene elementos reguladores del azúcar en sangre.
  • Contiene elementos que mitigan y reducen las señales de envejecimiento.
  • Contiene elementos que benefician el tránsito de alimentos por el intestino.
  • Contiene elementos que mejoran el aparato respiratorio.
  • Contiene elementos que ayudan con la prevención de calambres y tirones musculares.
  • Contiene elementos que mantienen el equilibrio del pH adecuado en las células, sobre todo en las neuronas.
  • Contiene elementos que potencian la energía eléctrica que alimenta a las células.
  • Contiene elementos que disparan el apetito sexual.
  • Contiene elementos que mejoran la salud vascular.
  • Contiene elementos que ayudan a conciliar el sueño y a dormir mejor.
  • Contiene elementos que mejoran la resistencia de los huesos.
  • Contiene elementos que regulan la presión arterial.

¿Es mejor la sal rosa del Himalaya que la sal marina?

¿Es mejor la sal rosa del Himalaya que la sal marina? La pregunta es clara y la respuesta también: sí. Lo es. Y hay motivos y elementos de sobra para probarlo.

Y es que preguntar si es mejor la sal rosa del Himalaya que la sal marina, es como preguntar qué alimentará más a un humano, un filete o una piedra. Para empezar, la sal marina es sometida a una temperatura de 1.200º para secarla, por lo que su estructura es completamente cambiada.

Tras este refinado, la sal marina común, la que usamos a diario y lleva casi todo lo que comemos, se compone de cloruro de sodio (95%), yodo y otros químicos absorbentes de humedad (5%). Es decir, un elemento derivado de la sal pero que no es sal natural. Es más, el propio cuerpo rechaza este derivado de la sal que no le aporta nutrientes ni nada positivo.

A pesar de ello, como es un potente conservantes, la sal marina está en casi todos los productos que vienen en alguna forma de conserva (tarros, latas, botes…). Si además de la tremenda cantidad de sal que traen estos productos, le añadimos algo más, el cuerpo no podrá desechar tanta cantidad. Huelga decir que un exceso de sal marina en el cuerpo humano, nunca es beneficioso.

Además, al entrar en el cuerpo humano, los cristales de sal marina lo hacen de forma independiente. Este hecho hace que el cuerpo tenga que hacer un gasto extra de energía para metabolizarlo. Este esfuerzo acaba pasando factura, pues requiere más agua de la habitual. Hablamos de más de 20 veces más de la que utilizaría con la sal rosa del Himalaya.

Todo este exceso de sal marina suele terminar en enfermedades que a todos nos suenan. Desde la obesidad a la gota, pasando por las piedras en el riñón, el reuma o la artritis.

Una solución a estos problemas pasa por la sal rosa del Himalaya. Si bien es cierto que la masiva contaminación mundial y el estado de los océanos, ha rebajado la calidad de esta sal rosa del Himalaya, sigue siendo infinitamente mejor que la sal común. Además, se mantiene el proceso artesanal de lavarla a mano para que no adquiera contaminantes externos.

Así las cosas, la sal rosa del Himalaya es mejor que la sal marina en todos los aspectos. Para empezar, es más saludable para el cuerpo. Además, su estructura cristalina no tiene fisuras, y entra en el cuerpo humano de forma conjunta, facilitando su metabolización. Por último, no contiene ningún tipo de contaminante. Se lava a mano y se envasa. Así de sencillo y así de complicado. 

loadInifniteAdd(44636);