Escrito por

Por qué se ponen las uñas amarillas y cómo evitarlo

Es algo en lo que no piensas, hasta que te pasa. ¿Por qué se ponen las uñas amarillas y cómo evitarlo? Son muchos y muy variados los motivos que llevan a esta situación embarazosa y complicada socialmente. Por suerte, igual que hay muchas causas, también hay muchas soluciones y también te vamos a dar algunas.

No obstante, saber cuál ha sido la causa concreta de tener las uñas amarillas, ayudará sobremanera a encontrar una solución rápida y lo menos traumática posible.

Por qué se ponen las uñas amarillas

¿Por qué se ponen las uñas amarillas? Además, lo hacen de un día para otro, sin avisar y sin solución de continuidad. Uñas amarillas que llegan a convertirse en un elemento de incomodidad máxima a la hora de interaccionar con la gente. Por tal motivo, conviene saber por qué se ponen las uñas amarillas y, en cada caso concreto, cuál ha sido el motivo. Estos son algunos de los más comunes.

  • Esmalte – Los esmaltes son ideales para lucir mejor, pero tremendamente peligrosos en diversas ocasiones. De hecho, los esmaltes de baja calidad, tan popularizados ahora, son una de las mayores causas de uñas amarillas del momento. No obstante, los pintauñas de calidad también tienen su peligro, por culpa del formaldehído. Se trata de un elemento químico que llevan los colores más oscuros, y que también amarillea las uñas al pintarlas. Por último, lleva un mismo esmalte durante demasiado tiempo, puede hacer que cuando éste se vaya, el amarillo ya lleve tiempo asentado.
  • Edad – Es lo que tiene envejecer. Tanto las uñas de las manos como de los pies, se ponen de un color amarillo no muy agradable y se vuelven completamente opacas y duras.
  • Limas – Limarte demasiado las uñas; hacerlo con limas excesivamente fuertes; limarte zonas donde no deberías son acciones que deberías evitar pero no haces y puede que las uñas se te pongan amarillas por ello.
  • Psoriasis – Obviamente, una enfermedad de la piel, puede afectar a lo que está pegado a ella. En este caso, los afectados suelen tener la dermis irritada y zonas escamosas. A todo ello hay que sumar que la mayoría de enfermos de psoriasis, ven como sus uñas se vuelven amarillentas. No sólo eso, es posible que en alguna de ellas aparezcan aparezcan agujeros.
  • Tabaco – Está claro. Si el humo del tabaco te pone amarillos los labios, la boca y los dedos, cómo no iba a hacerlo con las uñas. Es más, este tono amarillo suele abarcar desde la uña y el dedo, hasta casi la segunda falange. Y ojo, puede ir a peor, porque algunas marcas dejan manchas grises, en vez de amarillas.
  • Hepatitis – De todos los tipos: A, B, C y D. De hecho, es uno de los síntomas habituales en enfermos de diabetes, se les ponen amarillas las uñas y la zonas blancas de los ojos. Sí, el aspecto de enfermo es patente.
  • Infección – En concreto, las infecciones por hongos que pueden tener consecuencias fatales en manos y pies. Y es que, además de poner las uñas amarillas, estos hongos pueden derivar en deformaciones de los miembros. Así que, en cuanto notes algo raro, de cabeza al médico.

Cómo evitar las uñas amarillas

Cómo evitar la uñas amarillas es algo tan sencillo como complicado. Todo dependerá de las circunstancias de cada persona y qué sea lo que está afectando a la coloración de sus uñas. Ahora, el primer consejo pasaría por evitar zonas de humo. Hoy en día es más sencillo, pues la Ley Antitabaco impide fumar en locales públicos y los fumadores pasivos se han reducido sobremanera. Ahora, para un fumador, el consejo es más complicado.

Venden algunos dispositivos de plástico para sujetar el cigarro en ellos y así no tener contacto directo con las manos. Sí, la boca y los dientes no tienen solución, pero al menos los dedos y las uñas sobrevivirán.

En el caso de los esmaltes, hay dos tipos de los que debes huir: los de secado rápido y algunos transparentes. Son los que más amarillean, al llevar más productos químicos que otros.

Aunque suene a clásico, una buena alimentación es clave. Si tomas alimentos ricos en vitaminas, proteínas y minerales, tus uñas lucirán con un color natural y normal. Si no, te arriesgas a llevar el color de la temporada.

Si no es por ninguna de las anteriores razones, a lo mejor debes ir al médico. Las uñas amarillas pueden ser síntoma de fallos renales, problemas de circulación o vaya usted a saber qué. Mejor prevenir que curar.

Remedios naturales para quitar las uñas amarillas

Por último, te vamos a dejar algunos remedios naturales para quitar las uñas amarillas. Al final, lo habitual es que esta afección aparezca y se tomen medidas a posteriori. Como muchas otras. No obstante, en este caso, estos remedios naturales para quitar las uñas amarillas, están al alcance de cualquier bolsillo.

Limón

El limón es un potente limpiador, ideal para que tus uñas recuperen el color de un ser humano. Es uno de los remedios naturales para quitar las uñas amarillas más fáciles de aplicar. Tan sólo tienes que exprimir el jugo de un limón en un vaso. Cuando lo tengas, mete las uñas de una mano durante 5 minutos. Cuando pase el tiempo, haz lo propio con la otra mano. Verás como por arte de magia, las uñas vuelven a tener el color carne de toda la vida.

Canela

El poder fungicida de la canela la convierte en uno de los remedios naturales para quitar las uñas amarillas, a tener en cuenta. Tan sencillo como calentar dos litros de agua con dos ramas de canela y llevarlo a ebullición. Cuando llegue, lo dejamos reposar y lo echamos en un barreño para meter los pies, la zona más habitual en lo que respecta a hongos. Mételos en la mezcla durante 15 minutos, hasta que empieces a notar los resultados.

Pastillas para la dentadura

Hay unas pastillas para limpiar dentaduras postizas que son efervescentes. Es decir, las echas en agua y empiezan a actuar con la dentadura, limpiando restos e impurezas. Pues bien, en vez de los dientes, vas a meter las manos y los pies. Hazlo durante cinco minutos y alucina con el resultado.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos