Escrito por Tendenzias

Azitromicina: Sus indicaciones y efectos secundarios

Es un medicamento cuya utilización se prescribe en determinadas situaciones. Como sucede con todos los fármacos, es importante evitar la automedicación y acudir siempre a un doctor para que valore que nos sucede y en qué casos es necesario que tomemos este elaborado.

pastillas-azitromicina

¿Qué es la azitromicina?

Pertenece al grupo de medicamentos denominados ‘antibióticos’, utilizados para tratar afecciones bacterianas. Entre sus componentes está la sacarosa, sodio, al bidón de trigo y glucosa. ¿Qué significa todo esto? Pues que no es adecuado para según qué pacientes. Por ejemplo, quienes presenten intolerancia a la fructosa, malabsorción de glucosa o lactosa o insuficiencia de sacarasa no deberían optar por ello. Tampoco pacientes con diabetes ni aquellos que lleven dietas pobres en sodio (por su contenido en este químico) ni aquellos con alergia al trigo.

diagnostico-medico-azitromicina

Este antibiótico de uso sistemático funciona de la siguiente manera: la acción consiste en inhibir la síntesis de proteínas bacterianas. Se administra por vía oral para distribuirla de manera más rápida y fácil por todo el organismo.

Tratamientos en los que se prescribe azitromicina

Este antibiótico es administrados en según qué casos. Lo profesionales médicos señalan que, por norma general, es mu recomendable para las siguientes situaciones:

  • Personas que padecen sinusitis bacteriana aguda.
  • Casos de otitis bacteriana aguda.
  • Pacientes enfermos de faringitis y amigdalitis, entre otros.
  • Afectados por bronquitis crónica, en casos en los que se dé un brote importante de la enfermedad.
  • Enfermos de neumonía.
  • Cuando se producen infecciones de la piel y de los tejidos blandos de cierta importancia.
  • Uretritis y cervicitis.
consulta-diagnostico-de-azitromicina

Como se puede ver, se aconseja la toma de este antibiótico cuando se dan infecciones de pecho o senos paranasales tanto garganta como oídos o las amígdalas. También en casos de inflamaciones en la vejiga (en la uretra) o en la vagina (cervix). En cualquiera de los casos hay que acudir a un profesional sanitario para que pueda realizar un estudio del estado de salud de la persona y, en base a ello, realizar una prescripción de antibióticos para terminar con el problema. La duración del tratamiento dependerá de la valoración que haga el doctor, con diferente posología según el peso de la persona, la edad y si se trata de niños o adultos.

diagnostico-medico-tratamiento-azitromicina

Contraindicaciones de la azitromicina

enfermedad-antibioticos-azitromicina

Antes de empezar a tomar este producto es importante leer el documento que lo acompaña. Existen advertencias que hay que conocer antes de empezar a administrarlo. Por un lado están las reacciones alérgicas, algunas de ellas graves y excepcionalmente mortales. Otro efecto puede ser el que afecte al hígado. Este órgano es la principal vía para eliminar la azitromicina, de ahí a pacientes con insuficiencia hepática sea necesario estudiarlos más exhaustivamente para conocer qué efecto podría tener esta medicación en ellos. Otras contraindicaciones es en pacientes con insuficiencia renal grave y en quienes reciben derivados ergóticos.

Efectos secundarios de estos antibióticos

Hay que tener en cuenta que la ingesta de estos preparados puede suponer el desarrollo de determinados efectos secundarios. Es importante conocerlos antes de comprometerse y tomarlos.

medicacion-azitromicina

Uno de los colectivos que más se preocupa por este tema son las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Las primeras han de saber que a día de hoy no hay datos adecuados sobre este tema y la influencia de la azitromicina en las restantes. Los profesionales apuntan que solo debería ser ingerida si compensa el posible y desconocido riesgo en la salud de la mujer y del feto.

posologia-azitromicina

Respecto a las segundas, deben saber que este producto se excreta en la leche materna. Como no se conocen los efectos adversos que puedan tener en el bebé, lo mejor es interrumpirse el tratamiento que se pudiera estar llevando. Se conocen casos de diarrea e infecciones así que mejor evitarlo en la medida de lo posible.

sintomas-tratamiento-con-azitromicina

Existen otra serie de reacciones adversas identificadas de las que, poco a poco, se van conociendo más detalles. Entre los efectos secundarios muy frecuentes –1 de cada diez personas– de la azitromicina está la diarrea, el dolor abdominal, las náuseas, flatulencia, molestias en el abdomen y el realizar las heces muy blandas.

tratamiento-con-azitromicina

Como efectos ‘frecuentes’, con prevalencia de entre 1 y 10 pacientes de cada 100, está la cefalea y los vómitos. Menos normales pero que pueden manifestarse está la candidiasis vaginal, nerviosismo e insomnio, sofocos, palpitaciones, estreñimiento, dolores de espalda, de cabeza, etc.

Precauciones en tratamientos con Azitromicina

Cuando se detecte cualquier tipo e efecto secundario es importante interrumpir la toma de estos medicamentos y rápidamente acudir a un profesional sanitario para que pueda evaluar qué está sucediendo. Tampoco es bueno abusar de este medicamento si no queremos que se desarrolle cierta resistencia a los antibióticos. Solo deben tomarse para tratar y prevenir infecciones que sospechemos las han causado las bacterias.

tratamientos-para-la-azitromicina

Un tercer punto importante en relación al tema de las precauciones está en las posibles interacciones que pueden darse al hacer coincidir la azitromicina con antibióticosticos u otros productos químicos. Ha de avisarse al médico si ya se está usando preparados como trióxido de arsénico, ciclosporina, pimozida, teofilina, warfarina, alguna medicación contra la malaria o para reducir el colesterol, medicamentos para la presión arterial o el corazón, para el VIH, para tratar trastornos psiquiátricos o contra la migraña, entre otros.

Los principales efecto secundarios, los más comunes, a los que deberemos prestar atención pasan por ronchas, dificultad para respirar, picazón en la garganta o hinchazón en la cara, los labios o la lengua, entre otros. Hay que tener especial cuidado si tras empezar a tomar azitromicina para ponernos sanos se manifiesta diarrea líquida o con sangre, dan dolores de cabeza intensos, mareos o incluso algún desmayo. En ocasiones no se presta atención a determinados signos pero todos ellos son importantes cuando estamos sometidos a algún tipo de tratamiento con medicamentos y antibióticos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si todo va bien y no sucede nada fuera de lo normal, hay que seguir el tratamiento que nos haya recetado el doctor, por el tiempo que diga. Aunque los síntomas nos digan que todo está mejorando, es importante terminar con el tratamiento que haya recetado el profesional para asegurarnos de volver a recuperar la salud.

También te puede interesar:

ViviendoSanos.com

Newsletter