Escrito por Tendenzias

Cerdo – Beneficios y Propiedades

El cerdo es un animal apreciado o denostado, según la tradición cultural, desde hace milenios. De ser un elemento de aportación de proteínas importantísimo en los países cristianos a estar taxativamente prohibido por las religiones judía y musulmana.

Por otra parte, en los últimos años ha circulado una mitología que distorsiona la realidad acerca de los perjuicios para la salud que tienen los productos del cerdo, y eso se hace sin diferenciar entre preparados naturales o procesados, o sin distinguir entre razas de cerdo, lo que conduce a tomar unas conclusiones simplistas y alejadas de la realidad.

En este artículo vamos a desentrañar la realidad para ver qué hay de verdad y de mentira en la carne de cerdo, es decir, los beneficios y propiedades del cerdo.

 Cerdo-Beneficios-y-Propiedades

Carne de cerdo

La carne de cerdo, como la mayoría de productos de origen animal, tiene un aporte proteico importante y calórico moderado, aunque hay que decir que varía mucho en función de la parte del animal, pues el dicho popular de que “del cerdo, se aprovecha todo” está bastante ajustado a la realidad y, por ejemplo, el aporte calórico del tocino triplica el del magro.

Por lo tanto, a la hora de hablar de las propiedades, beneficios y desventajas de la carne de cerdo, habrá que hacerlo siempre bajo un prisma genérico y teniendo en cuenta este factor, así como la forma de cocinarlo, que podrá añadir o quitar calorías.

Cerdo – Beneficios

En primer lugar, la carne de cerdo nos aporta energías para afrontar el día a día con fuerza. Está especialmente indicada para niños y personas en crecimiento,  así como para mantener el tono muscular. Normalmente, a los más pequeños les suele gustar mucho la carne de cerdo, por lo que suele ser un ingrediente común en su dieta y, si se controla su consumo, es beneficioso.

Si comemos determinadas partes como el lomo, el aporte de grasas sobre el total es de tan solo el 9%, que es mucho menor de lo que la gente del común tiende a creer y, aunque es mayor que el de otras carnes, si se ingiere una cantidad moderada es saludable.

En segundo lugar, y como principio general, lo ideal es guardar una dieta equilibrada y que contenga varias fuentes. Aunque no es aconsejable el abuso, consumir carne de cerdo como sustitutivo ocasional del cordero o los bovinos puede ser interesante porque contiene una cantidad mayor de ácidos grasos no saturados, lo que ayuda a regular los niveles de colesterol del organismo.

Por otra parte, también es importante hacer la siguiente anotación relacionada con las razas: el cerdo ibérico es mucho más saludable a nivel nutritivo que el cerdo blanco y contiene un menor índice de grasa corporal, cuestión relacionada con la alimentación más sana que ha tenido el primero por regla general. Esta es una de las razones por las que, dentro de la tendencia general en Occidente de comer menos cantidad carne pero de mayor calidad, en España se está potenciando la cría de cerdos ibéricos o cruzados.

Además, es importante señalar que siempre va a ser mejor comer carne fresca, especialmente partes como el lomo, las costillas o el solomillo, que hacerlo en forma de embutido o chacina, porque el aporte nutritivo en el primer caso va a ser mucho mayor que en el segundo y el nivel de calorías menor. Esto no significa que no se pueda consumir jamón, pero sí que hay que tener en cuenta que no es igual de saludable en proporción aunque es cierto que, al comerse en lonchas, las cantidades que se ingieren son menores.

Cerdo-Beneficios-y-Propiedades

Cerdo – Propiedades

La carne de cerdo es rica en proteínas y tiene un aporte moderado de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, pero también cuenta con otros nutrientes poco conocidos. Por ejemplo, es muy rica en vitamina B1 y, con tan solo 200 gramos de consumo, se supera ampliamente la necesidad diaria que tiene nuestro organismo. También contiene vitaminas del grupo B2 y B3  y algunas partes como el magro son ricas el vitaminas K.

Es una fuente de minerales como el zinc, el potasio, sodio, el magnesio o el fósforo. La carne fresca contiene agua en grandes cantidades.

Cerdo – Desventajas

La carne de cerdo sí puede ser perjudicial para la salud si se consume en exceso o no se toman las debidas precauciones en la elaboración y preparación del producto.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En primer lugar, y aunque hay una presencia alta de grasas no saturadas, no nos podemos engañar, puesto que la mayoría de las grasas de la carne de cerdo sí lo son. Por lo tanto, un consumo excesivo puede facilitar el engorde y también el desarrollo de enfermedades de tipo cardiovascular.

Se han encontrado sustancias de tipo cancerígeno, más abundantes en los casos de curación y cocción. Por ello, en los embutidos nos podemos encontrar mayor presencia de nitrosaminas, sustancia también presente en los procesos de cocción.

La prohibición del cerdo por motivos religiosos en Oriente Medio tiene, también, una explicación de carácter práctico y relacionada con la salubridad, pues la carne de este animal tiene, en comparación a la de ternera, cordero o pollo, muchos más parásitos, virus y bacterias y, por lo tanto, el riesgo de contraer enfermedades infecciosas por su consumo es mucho mayor. En este caso, es especialmente importante tener cuidado a la hora de cocinar para asegurarse de que se eliminan las toxinas.

Cerdo-Beneficios-y-Propiedades

Finalmente, indicamos que, si bien es cierto que el exceso de consumo de carne de cerdo junto con el estilo de vida sedentario ha contribuido a que en Occidente aumentasen ciertas dolencias cardiovasculares, también lo es que esta carne se está poniendo en valor en los últimos años en países donde no hay tabú religioso pero no se había consumido en el pasado. Al final, el mejor consejo es consumir de forma moderada y sin excluir este alimento dentro de una dieta equilibrada.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://pixabay.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter