Escrito por

Ciclamato de Sodio | Qué es, para qué sirve, ventajas y desventajas

Para muchos, se trata de todo un milagro en el campo de la pérdida de peso. En cambio, para otros, significa un peligro público que envenena a diario a millones de personas. Seguramente has oído hablar del ciclamato sódico, un producto que siempre camina en la cuerda floja de la polémica. O quizás te es un completo desconocido, una especie de elemento invisible que se infiltra en una gran parte de los alimentos que ingieres a diario.

Tanto si eres de los que se mira con detenimiento la etiqueta de un producto cuando estás enfrente de la estantería del supermercado, letra a letra, ingrediente a ingrediente, por muy químicos o indescifrables que sean; o si, por el contrario, consumes con asiduidad edulcorantes artificiales en una gran cantidad de productos, en este artículo queremos arrojar toda la información necesaria sobre el ciclamato de sodio: qué es, para qué sirve, ventajas y desventajas.

Porque si un compuesto químico alimenticio es sujeto de tanta polémica y levanta tantas pasiones tanto en sus detractores como seguidores, está claro qué es necesario escuchar a ambas partes. ¿No crees?

ciclamato-de-sodio-que-es-para-que-sirve

Qué es y para qué sirve el Ciclamato de Sodio

El ciclamato de sodio es un edulcorante artificial. De hechi, es uno de los edulcorantes artificiales más utilizados por la industria alimentaria. Su descubrimiento se remonta al año 1950 en Estados Unidos. Se introdujo rápidamente en el mercado estadounidense a partir de 1951, en el preciso instante en que la Agencia de alimentos y medicamentos estadounidense decidió aprobar su comercialización. Su otra nomenclatura en el etiquetaje de los productos es E-952.

¿Por que obtuvo una aceptación tan rápida y un posterior éxito de ventas tan fulminante? Muy sencillo, porque es hasta 50 veces más dulce que el azúcar natural, pero sin los efectos adversos de este producto, es decir, no engorda.

Todo eran buenas noticias para la industria productora del ciclamato de sodio hasta que en la década de los 70 se empezaron a realizar y publicar una serie de estudios científicos para comprobar la hipotética peligrosidad de este derivado químico. La voz de alarma ya había sido dada. El estudio más famoso fue el que determinó que las ratas que consumían este edulcorante tenían una tendencia a desarrollar cáncer de vejiga. Por tanto, y de manera casi inmediata, varios países decidieron prohibir el ciclamato de sodio. Entre ellos, estados Unidos y Gran Bretaña.

No fue hasta años después que, gracias a la presión de la propia industria y la refutación de diversos experimentos realizados que afirmaban su toxicidad, el famoso aditivo E-952 fue readmitido de nuevo en la Unión Europea (excepto Bélgica e Irlanda), Latinoamérica y países como Australia y Canadá.

Los principales usos del ciclamato de sodio son los siguientes:

  • Edulcorante de mesa para aderezar bebidas como café o té.
  • Aditivo principal en la gran mayoría de bebidas refrescantes de extractos que no utilizan azúcar.
  • Bebidas energéticas.
  • Zumos de todo tipo de frutas.
  • Leche de soja.
  • Un gran número de alimentos procesados de forma industrial, como por ejemplo la comida enlatada.
  • Un amplio rango de siropes y para la repostería en general.
  • Pastas dentífricas y enjuagues bucales.
  • Lápices de labios.

Ventajas del Ciclamato de Sodio

Entonces, si en algunos países como Estados Unidos este aditivo sigue prohibido, ¿cómo es posible que nos lleguemos a plantear sus hipotéticos beneficios para el organismo? Muy sencillo: porque ‘ayuda’ a adelgazar. O dicho de otro modo mucho más correcto, permite seguir ingiriendo bebidas refrescantes sin introducir azúcar en nuestro cuerpo y, por consiguiente, ayuda a no engordar.

ciclamato-de-sodio-que-es-para-que-sirve-ventajas-del-ciclamato-de-sodio

Es así como el ciclamato de sodio se ha instalado en nuestra dieta casi de manera invisible. Productos como coca Cola Light o Zero, Nestea sin azúcar, Fanta Zero o, en definitiva, todos aquellos productos etiquetados como Light o Zero llevan ciclamato de sodio. Es aquí donde encontramos la clave de la comercialización y aceptación de este compuesto: gracias a la proliferación y publicidad masiva de los beneficios de lo light que tan bien ha calado en el público, es decir, en aquellas personas con voluntad de adelgazar.

Como siempre, el sentido común nos guiará ante la controversia de si consumir E-952 o no. Para empezar, si un producto es etiquetado como dietético o light en una bebida refrescante, hemos de pensar que lo hipotéticamente natural ha sido sustituido por algo sintetizado en un laboratorio. Luego, ¿es necesario rehuir de una pequeña cantidad de azúcar natural en el café tras una copiosa comida con primeros y segundos abundantes y un postre cargado de dulce?

Desventajas del Ciclamato de Sodio

Una vez visto y comprobado su principal gancho o ventaja para seguir presente en el mercado, es momento de dar la vuelta a la tortilla para comprobar los efectos adversos o desventajas que puede ocasionar en nuestro cuerpo. Nos detendremos en aquellos estudios científicos más importantes que han demostrado sus efectos nocivos. Vamos a por ello:

  • Diversos experimentos con animales han demostrado que la ciclohexilamina, el metabolito en el que se convierte el ciclamato una vez entra en el organismo, puede llegar a causar impotencia, ya que puede atrofiar los testículos masculinos.ciclamato-de-sodio-que-es-para-que-sirve-desventajas-del-ciclamato-de-sodio
  • Experimentos más concretos con monos han asociado este compuesto químico con una gran diversidad de tumores, tales como deficiencias en riñones, ovarios o en la propia piel.
  • Estos estudios aplicados a los humanos parecen indicar que el ciclamato de sodio podría llegar a entorpecer la síntesis de las hormonas tiroideas, tan importantes en nuestra actividad diaria. También se ha comentado que son capaces de producir ciertas alergias. Sin ir más lejos, la Organización Mundial de la Salud desaconseja su ingestión en mujeres embarazadas y en niños, estableciendo una dosis máxima diaria según el peso corporal.

Pese a todo, la controversia sigue siendo extrema, ya que muchos argumentan que estos experimentos fueron realizados con unas dosis muy elevadas e incluso letales en muchos casos y que, por tanto, estos estudios están profundamente sesgados. Como siempre, su uso con cabeza y sin pasarse de la raya será más que suficiente a la hora de consumir ciclamato de sodio.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(44636);

Fuentes de imágenes:

  • es.made-in-china.com
  • doctorsito.wordpress.com
  • commons.wikimedia.org