Escrito por

Seitán – Usos, Beneficios y Propiedades

Mucho se ha discutido acerca del consumo o no de carne y de productos derivados de los animales. Los detractores, además de defender los derechos de los animales y alegar que el sacrificio de los animales es violento, aseguran que la carne de origen animal no es 100% saludable para el organismo humano y que contiene numerosos elementos que pueden ser nocivos y causar enfermedades. Aseguran, a la vez, que el ser humano no es un ser adaptado para comer carne, pero la sociedad y la evolución, a lo largo de los años, han hecho de los humanos seres carnívoros, a pesar de que su organismo no tolere este alimento. De acuerdo a ello, se culpa a la carne de ser la principal fuente de enfermedades humanas.

Sin embargo, no se ha dicho la última palabra. Pero, si eres vegetariano o convives con alguno, puede que conozcas o hayas escuchado hablar del “seitán”. En este artículo te vamos a presentar este producto, que ha sido llamado como la “carne vegetal” y que puedes incluir en tus comidas y en todas tus recetas. Descubre qué es el seitán: usos, beneficios y propiedades.

Seitán-Usos-Beneficios-y-Propiedades

Seitán

El seitán es un preparado a base de gluten de trigo. El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentran en cereales como el centeno, la cebada y la avena y, por supuesto, el trigo. Es lo que permite que la harina derivada de estos cereales pueda ser panificada, aportando la elasticidad a la masa y lo que posibilita, además, que recupere su forma. Para elaborar el seitán, se lava la masa de harina para separar el gluten del almidón y después se hierve en un caldo hecho a base de agua, soja, algas kombu y jengibre.

El origen del seitán se remonta a la antigua China del siglo VI, cuando los adeptos al budismo lo elaboraban y consumían como sustituto de la carne.  Más adelante, en el siglo XVIII, el gluten de trigo llegó a Occidente y, en 1830, ya se incluía como parte de la dieta para diabéticos. Posteriormente, en el año 1961, el experto en cocina macrobiótica George Ohsawa se refirió a este preparado de gluten como “seitán”, basándose en la expresión japonesa “shokubutsusei tanpaku”, que significa “proteína de origen vegetal”. Ya en la actualidad se convirtió, junto con el tofu y la soja, en substitutos de la carne en la gastronomía vegetariana, budista y macrobiótica, tomando como base las elaboraciones hechas en China y en Japón.

Usos del seitán

La textura y la apareciencia del seitán lo han convertido en muy popular a la hora de emplearlo como alimento sustituto de la carne. Es bastante versátil, por lo que se puede freír, rebozar, guisar y hornear. Es muy fácil añadir este alimento a la dieta, combinándolo con legumbres, hortalizas o verduras como acompañamiento. El seitán no contiene grasas ni colesterol, lo que hace de él un alimento sano que ayuda a reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares. Puedes combinar el seitán con pastas, sopas, estofados, en relleno para empanadas, sándwiches o canelones, como si se tratase de una carne más. Tiene un sabor muy sutil, por lo que lo puedes realzar con cualquier tipo de salsa o aliño. Aquí, te presentamos dos recetas que te pueden resultar útiles a la hora de preparar este alimento para incluirlo en tus comidas o en el caso de que, simplemente, quieras probarlo y conocer un poco más sobre las diferentes opciones que existen frente a la carne animal.

A continuación, te ofrecemos una receta de seitán con salsa de almendras. Para este plato, necesitarás:

  • 500 gramos de seitán.
  • 15 almendras crudas.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 vaso de caldo de verduras.
  • Perejil.
  • Aceite de sésamo y sal.

Lava el seitán en agua fría y córtalo en pequeños filetes. En una sartén, lo fríes en el aceite de sésamo por ambos lados. Luego, se sofríen los ajos y la cebolla. Le añades las almendras y dejas sofreír. Luego lo mezclas en un bol con el caldo de verduras, lo trituras y, cuando esté muy fino, nuevamente lo colocas en la sartén. Posteriormente se incorpora el seitán, le añades sal y lo dejas reposar durante cinco minutos.

Seitán-Usos-Beneficios-y-Propiedades

Otra receta que puedes hacer, si eres fanático de las hamburguesas pero te llama la atención incluir el seitán o no quieres consumir carne, es la siguiente:

  • 200 gramos de seitán picado.
  • 90 gramos de soja texturizada.
  • 30 gramos de levadura nutricional.
  • 1 cucharada de ajo en polvo.
  • 1 cucharada de cebolla en polvo.
  • Una taza de caldo vegetal.
  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete.
  • Pimienta negra.
  • Aceite para freír.

Una vez tengas el seitán finamente picado, pasas a hidratar la soja con el caldo vegetal y un toquecito de salsa de soja previamente calentados. Se precalienta la sartén y se fríe el seitán hasta que esté dorado. En el bol donde tenías la soja, añade el seitán, la levadura, el ajo y la cebolla. Amasa hasta que la mezcla esté incorporada. Luego, lo dejas a la nevera durante unos 40 minutos. A continuación, haz las hamburguesas y solamente falta freírlas a la plancha unos cinco minutos por cada lado. Si lo prefieres puedes hacerlas al horno, cubriéndolas con papel de hornear, dejándolas 15 minutos por cada cara.

Beneficios del seitán

A pesar de ser mirado con recelo por los defensores del consumo de carne, debido a su débil sabor y a su extraña consistencia, el seitán tuvo gran aceptación entre muchos comensales, incluyendo a los no vegetarianos, por su gran versatilidad y su amplio uso, además de sus beneficios, los cuales te describimos:

  • Contiene proteínas y fibra.
  • Al ser un alimento suave y de fácil digestión, contribuye a prevenir el estreñimiento.
  • No contiene grasas ni colesterol.
  • Es bajo en calorías, ya que 150 g de seitán aportan 140 kilocalorías y cubren, casi por completo, la necesidad diaria de proteínas.
  • Puede cocinarse casi de cualquier manera. Al tener un aspecto similar al de la carne, puede cocinarse en filetes o asarse como hamburguesas, entre otros modos.

Propiedades del seitán

Seitán-Usos-Beneficios-y-Propiedades

El seitán es, en esencia, una masa hecha con la proteína del trigo. En su composición también se encuentran minerales como el calcio, esencial para la formación ósea, junto con el sodio y el potasio, involucrados en la actividad neuromuscular y en el desarrollo celular. No obstante, el seitán es 90% gluten y su valor proteínico es relativamente bajo, por lo que no se recomienda cambiar de una dieta establecida por el consumo de seitán. Tampoco se aconseja que, quienes consumen carne, no pasen directamente a consumir únicamente seitán. Hay personas con una condición genética que las hace intolerantes al gluten, las personas celíacas, y la ingesta de gluten puede resultar altamente preligrosa y tóxica para éstas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes

  • https://d2q0qd5iz04n9u.cloudfront.net/
  • http://mobile-cuisine.com/
  • http://2.bp.blogspot.com/