Escrito por Tendenzias

Los 10 mejores tratamientos naturales para la piel

La piel es la capa más externa de nuestro cuerpo. Es la que se relaciona con el exterior y la que nos protege de posibles agresiones y patógenos. Por este motivo, sufre continuamente los efectos de la contaminación, la climatología y el paso de los años. Con independencia de tu tipo de piel, hay una serie de cuidados fundamentales que debemos llevar a cabo con regularidad. En este artículo te vamos a revelar los 10 mejores tratamientos naturales para la piel.

Los 10 mejores tratamientos naturales para la piel

El cuidado de la piel debe realizarse a varios niveles. No existen las pócimas mágicas ni ningún producto o alimento que de por sí nos transforme el cutis. El fumar, vivir estresados, en ciudades o una reducida ingesta de frutas y verduras, entre otros malos hábitos, afectan al estado de nuestra dermis.

Los-10-mejores-tratamientos-naturales-para-la-piel

Por otra parte, debemos tener en cuenta que cada piel es diferente. Algunas personas presentan un cutis muy seco que tendrá más tendencia a arrugarse. Otras tienen una piel muy sensible que se irrita y enrojece con facilidad, y otras tienen una piel más grasa o con tendencia al acné. En cualquiera de estos casos no es posible cambiar nuestra naturaleza, pero sí que podemos seguir una serie de consejos que serán los mejores tratamientos naturales para el cuidado de la piel. Tanto nuestra alimentación como nuestro estado emocional pueden repercutir en ella, por lo que debemos tenerlos en cuenta.

No utilices jabones agresivos

La mayoría de jabones disponibles en el mercado tienen unos perfumes que huelen estupendamente, pero que pueden dañar la piel. Muchos de estos perfumes contienen alcohol y otras sustancias que pueden incluso causar alergias y reacciones indeseadas. Además, los jabones son alcalinos, por lo que pueden afectar al manto ácido de nuestra piel. Esto haría que presentase sequedad y sensibilidad. La piel necesita mantenerse bien hidratada en todo momento. Utiliza mejor geles y lociones que sean hipoalergénicos. Otra opción saludable es el jabón de manteca de karité.

Renueva tus cosméticos

Aunque parezca que duran una eternidad, los cosméticos también caducan. Si llevas con una misma crema años en el bolso esperando a utilizarla algún día, ese día ya pasó. Por ejemplo, el rímel o los pintalabios deben cambiarse cada pocos meses. Para delinear los ojos y las cejas es mejor emplear lápices, que deben estar siempre bien afilados. Para los maquillajes y bases, es mejor en polvo o de silicona que en forma de crema. Las sombras de ojos de colores fuertes irritan la piel, por lo que es mejor emplear tonos naturales. Aquellos waterproof o resistentes al agua son también muy agresivos para la piel.

Lee las etiquetas

Los cosméticos contienen una gran cantidad de componentes que irritan la piel que debemos evitar. Algunos de los más dañinos son los siguientes que te nombramos a continuación:

  • Alcohol isopropílico o desnaturalizado: reseca e irrita la piel.
  • Sodium Lauryl/Laureth Sulfate, Sodium Tridceth Sulfate, Ammonium Lauryl/Laureth Sulfate: se trata de detergentes que encontramos en muchos limpiadores y que irritan la piel.
  • Fragancias: debemos evitar todos los productos que lleven fragancias o perfumes.
  • Tintes y colorantes: son los últimos en los listados y causan alergias.
  • Alpha Lipoic Acid, Ácido ascórbico: se trata de vitamina C. Las pieles sensibles deben evitarla.

Prueba antes de usar

Cuando estemos considerando adquirir un producto nuevo, haz una prueba en una pequeña parte de tu cuerpo. Generalmente se utiliza la piel de las manos o de la muñeca para observar si provoca una reacción. Si la piel se enrojece, se inflama o se irrita, estarás experimentando una reacción alérgica.

Los-10-mejores-tratamientos-naturales-para-la-piel

Algunos centros médicos recomiendan aplicar el producto durante unos días detrás de la oreja. Si transcurrido este tiempo la piel no reacciona, el producto será apto para nosotros.

Hidrata tu piel con frecuencia

Cuando el cutis está deshidratado es mucho más vulnerable a agresiones externas como el sol, infecciones o alergias. La piel hidratada es capaz de sellar la humedad y de formar un escudo protector de la piel. Además de aplicar una crema hidratante debemos beber mucha agua al día. Opciones como el aceite de coco o el aloe vera son opciones naturales para mantener la piel hidratada.

Cuida tu alimentación

Una dieta saludable es imprescindible para el buen cuidado de la piel. Además, si nos cuesta beber agua, ésta es otra forma de darle a la piel el agua que necesita. Incluye en tu dieta alimentos frescos como frutas y verduras. Busca también aquellos que tengan vitamina A y C, como el mango o los pimientos. Por el contrario, debemos evitar los lácteos y aquellos productos que contengan colores artificiales y conservantes.

Protégete del sol

El sol, aunque nos brinde un moreno envidiable en verano, es perjudicial para la piel. Otras condiciones climatológicas extremas, como el frío o el viento, también pueden irritar la piel. Es por ello conveniente utilizar siempre protectores de la piel.

Practica ejercicios de relajación

Como decíamos al inicio de este artículo, nuestra forma de vida también repercute en nuestra piel. El estrés y la tensión hacen que el cerebro libere cortisol. Esta hormona activa la producción de grasa en las glándulas cebáceas, lo que provoca acné. También se produce un enrojecimiento de la cara al dilatarse los vasos sanguíneos. Busca media hora al día para desconectar de todo lo que te rodea y centrarte en ti. Es tan sencillo como tumbarte y dejar la mente en blanco o pensar en cosas positivas. Ayúdate de música relajante y aromas que sean de tu agrado.

Despídete del tabaco

Los-10-mejores-tratamientos-naturales-para-la-piel

Fumar produce un estrechamiento de los vasos sanguíneos. Esto dificulta el suministro de nutrientes y de oxígeno a las capas externas de la piel. De este modo, la vitamina A y los demás nutrientes no pueden alimentar la piel correctamente.

Duerme ocho horas y descansa

Los expertos recomiendan dormir una media de ocho horas diarias. Durante este tiempo es importante descansar, ya que ocho horas dando vueltas no son reparadoras. También se recomienda irse a la cama temprano aunque, si eres una persona nocturna, tampoco puedes alterar tu ritmo natural. No obstante, puesto que la piel se regenera mientras dormimos, es importante respetar unas horas mínimas de descanso.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • www.labioguia.com/
  • porquedoctor.com/
  • www.elsalvador.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter