Escrito por Tendenzias

Kéfir | Qué es, beneficios y cómo tomarlo

El kéfir fue durante muchos siglos el secreto mejor guardado de las tribus del Cáucaso por sus múltiples propiedades. Ha llegado a nuestros días como un producto peculiar, ya que para obtenerlo necesitas que alguien te proporcione los gránulos, ya que éstos no se pueden comprar en tiendas. El kéfir es un fermentado que resulta de la combinación de levaduras y bacterias probióticas en un medio de lípidos, azúcares y proteínas. En este post hablaremos del kéfir: qué es, beneficios y cómo tomarlo.

Que es kefir

Qué es el kéfir

Kefir

El kéfir es un estructura polisacárida en la cual conviven simbióticamente distintos tipos de microorganismos. Sus gránulos son similares a una coliflor pequeña, con forma irregular, blanquecina, de consistencia elástica y textura gelatinosa. Existen tres variedades de kéfir: el de agua, el de té o Kombucha y el de leche, que es el más común.

El kéfir de agua y de leche

El kéfir de leche y de agua, en realidad, contienen la misma microflora pero, al desarrollarse en diferentes medios, presentan propiedades distintas.

El kéfir de leche es el más popular porque el resultado recuerda mucho al yogur, pero presenta el problema de las intolerancias y las alergias. Sin embargo, el kéfir de agua, además de ser apto para todos, es más sencillo de mantener y contiene más propiedades beneficiosas.

Cabe destacar que el kéfir es un alimento de origen natural y, aunque tenga virtudes terapéuticas, no es una medicina porque sus efectos son acumulativos. Lo ideal para beneficiarse de todas sus propiedades es incorporar esta bebida a tus hábitos alimentarios y a tu rutina diaria.

Durante siglos, se ha utilizado en la medicina popular en Europa y Asia debido a la amplia variedad de condiciones se ha sabido para curar. Cuando se hace correctamente, es una buena bebida que podemos tomar incluso para refrescarnos.

Propiedades y beneficios del kéfir

Gracias a su combinación de levaduras y bacterias, el kéfir aporta muchos beneficios para el organismo, ampliamente confirmados por muchos estudios.

Mejora la salud gastrointestinal

Existen numerosos estudios que demuestran los efectos del kéfir en el alivio de procesos inflamatorios del aparato gastrointestinal y diarreas infantiles. Se ha comprobado que sus probióticos llegan a reducir la inflamación hasta un 44%, ayudando a mantener la flora intestinal en un estado óptimo.

Contiene propiedades antibióticas

Estudios realizados en la Universidad Federal de Minas Gerais de Brasil aseguran que las infecciones por staphylococcus aureus aceleran su proceso de curación utilizando kéfir, que actúa más rápido que los antibióticos convencionales.

Refuerza el sistema inmunológico

Expertos de prestigiosas universidades de Argentina y Canadá señalaron que el kéfir, en cualquiera de sus variantes, ayuda a estimular el sistema inmunológico, tanto en su lucha contra las células cancerígenas como frente a otros elementos patógenos.

Eficaz anticancerígeno

El equipo del doctor N. Furukawa, en Japón, realizó un estudio que reveló que el kéfir tiene efectos antimetástasis sobre el cáncer de pulmón. Éste es solo uno de los múltiples estudios que se han llevado a cabo al respecto.

Ayuda a resolver enfermedades de la piel

El kéfir resulta de gran ayuda para aquellos que padecen enfermedades cutáneas, como las alergias, y también puede aliviar los problemas de asma. Diversos estudios han concluido que el kéfir puede reducir el edema en un 62% y la inflamación alérgica en un 43%.

Refuerza la salud de los huesos

La osteoporosis es una preocupación importante para muchas personas hoy en día. El deterioro de la enfermedad ósea florece en sistemas que no reciben suficiente calcio, que es esencial para la salud ósea. El Kéfir hecho de grasa láctea entera tiene altos niveles de calcio de la leche.

Sin embargo, quizás lo más importante es que posee compuestos bioactivos que ayudan a absorber el calcio en el cuerpo y detener la degeneración ósea. El Kefir también contiene vitamina K2, que se ha demostrado que es de vital importancia en la mejora de la salud ósea, la densidad y la absorción de calcio, mientras que la deficiencia de vitamina K puede conducir a problemas óseos. Los probióticos del kefir mejoran la absorción de nutrientes, y la leche en sí contiene todos los nutrientes más importantes para la mejora de la densidad ósea, incluyendo fósforo, calcio, magnesio, vitamina D y vitamina K2.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Ayuda en la digestión  y combate el intestino irritable

Cuando se trata de bacterias en el intestino, tenemos que decir que son un equilibrio difícil de conseguir y mantenter. El kéfir de leche y el yogur de kéfir ayudan a restaurar el equilibrio y la lucha contra las enfermedades gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable , enfermedad de Crohn y las úlceras.

Beber kéfir , cargado con probióticos, también ayuda al intestino después de tomar antibióticos. Los compuestos probióticos ayudan a restaurar la flora perdidos que luchan contra los patógenos. Los probióticos también ayudan contra la diarrea perjudicial y otros efectos secundarios gastrointestinales causados por estos tipos de medicamentos.

Mejora las alergias

Varias formas de alergias y el asma están vinculados a los problemas inflamatorios en el cuerpo. En ciertos estudios con ratones, se demostró que el kefir sirve para reducir las células inflamatorias de alteración de los pulmones y las vías aéreas, así como la acumulación de moco.

Los microorganismos vivos presentes en el kefir ayudan a promover el sistema inmunitario para suprimir naturalmente reacciones alérgicas y ayuda en el cambio de la respuesta del cuerpo a los puntos de brotes sistémicos para las alergias. Algunos científicos creen que estas reacciones alérgicas son el resultado de una falta de buenas bacterias en el intestino. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt realizaron 23 estudios diferentes con casi 2.000 personas, y en 17 de esos estudios, los sujetos que tomaronn probióticos mostraron síntomas alérgicos mejorados y calidad de vida.

Ayuda a mejorar la piel

Cuando el intestino está fuera de control, puede enviar señales a la piel que alteran su equilibrio natural y causar todo tipo de problemas como el acné , la psoriasis, erupciones cutáneas y eczema. El Kéfir ayuda a llevar las bacterias buenas de nuevo a la vanguardia y nivelar la homeostasis de su órgano más grande, la piel. No sólo ayuda con problemas de la piel a base sistémicos, sino que los beneficios de kéfir en la piel sirven también para tratar quemaduras y erupciones..

El hidrato de carbono encontrado en el kefir conocido como kefiran , aparte de ayudar en el sistema inmune, también se ha probado y demostrado que ayudar a mejorar la calidad de la cicatrización de heridas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Otros beneficios del kéfir son:

Eficaz tratamiento para las patologías de la vesícula biliar, ya que contribuye a la disolución de piedras y cálculos renales.

Potente desintoxicante, capaz de ayudar al organismo en la eliminación de sustancias tóxicas como metales pesados o alcohol.

Muy recomendable para restaurar la flora intestinal cuando se está en tratamiento con antibióticos químicos.

Limpia el tracto intestinal y beneficia el proceso digestivo; además es un excelente tratamiento para la pancreatitis, gastritis y úlceras. Incluso puede prevenir el cáncer de colon.

Efectivo para tratar enfermedades como la hipertensión, artritis, candidiasis, hepatitis, eczema, psoriasis, acné, enfermedades pulmonares, parodontosis…

Equilibra los niveles de lípidos y de glucosa en sangre.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Regula la tensión sanguínea.

Potente antioxidante que protege contra los radicales libres que causan el envejecimiento celular.

Regula el sistema nervioso actuando como tratamiento de los trastornos de sueño, la depresión o la dificultad para concentrarse.

Estimulante del metabolismo basal.

Ayuda a aumentar el apetito en casos de astenia o apatía.

Cómo tomar kéfir

La preparación del kéfir requiere seguir una serie de pautas muy simples pero que hay que seguir de la manera más rigurosa posible. Te lo contamos aquí paso a paso:

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Hazte con un recipiente de cristal y llénalo con un litro de agua del tiempo.

Preparación de la bebida de kéfir

Introduce todos los ingredientes: 3 cucharadas de nódulos de kéfir, 3 cucharadas de azúcar de caña integral, 1 higo seco o 2 orejones de albaricoque, 1/2 limón.

Agitar para mezclarlo todo bien.

Cerrar el recipiente, pero no de forma hermética, ya que la fermentación hará que se produzca gas.

Utilizar un recipiente que no contenga elementos metálicos que vayan a estar en contacto con la mezcla.

Dejar que repose durante dos o tres días a temperatura ambiente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Preparación del kéfir de leche

El kéfir de leche se prepara de la misma manera pero utilizando tan solo dos ingredientes: leche y los nódulos de kéfir.

Transcurridos dos o tres días, ya podemos abrir el recipiente y colar el preparado, que podrás guardar en una jarra y dejarlo en el frigorífico para consumirlo cuando te apetezca. Los gránulos que han quedado en el escurridor se pueden volver a utilizar para preparar más kéfir después de haberlos lavado bien, preferiblemente con agua filtrada o mineral que no contenga cloro.

Si, por un tiempo, no quieres preparar más kéfir, puedes conservar los nódulos dejándolos en un recipiente con agua mineral muy azucarada. Si vas a estar sin tomar kéfir por un tiempo prolongado puedes congelarlos. Recuerda que así se perderá algo de su efecto terapéutico, ya que parte de las bacterias beneficiosas que contiene morirán.

A medida que vayas preparando kéfir para consumir, la colonia de bacterias se irá multiplicando y creciendo, por lo que habrá que ir aumentando la cantidad de líquido para que la bebida no resulte demasiado fuerte. Lo ideal es regalar el excedente, ya que estos nódulos de kéfir no se venden en las tiendas y solamente se pueden conseguir si alguna persona te da parte del suyo.

¿Te animas a probar el kéfir, esta antigua bebida curativa?.

Efectos secundarios del Kéfir

Independientemente de si sufres algún efecto secundario de beber kéfir depende de tu estado de salud.

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

Una persona relativamente sana por lo general no experimenta ningún efecto secundario ‘negativo’. Sin embargo, algunos pueden experimentar síntomas de desintoxicación popularmente conocidas como crisis de curación.

El kéfir en casa es un muy poderoso probiótico, más poderoso que el comprado en tienda.Las toxinas comenzarán a dejar nuestro cuerpo cuando nuestro tracto digestivo mejore, ya que las toxinas viajan a través de nuestro sistema circulatorio en su camino a ser eliminados y eso puede derivar en algún que otro efecto secundario

Síntomas y efectos secundarios

Con la introducción de bacterias buenas, la capacidad de curación y cuando limpieza natural del cuerpo es mayor podemos padecer los siguients síntomas:

  • dolor de cabeza
  • dolores generales
  • náuseas
  • Diarrea
  • otros síntomas parecidos a la gripe
  • malestar abdominal / calambres
  • hinchazón
  • Gas
  • erupciones de la piel como el acné o forúnculos

Si estos síntomas se vuelven incómodos, reduce el consumo o saltarte un día. Un cuerpo muy tóxico puede beneficiarse de una limpieza más lenta para evitar esta molestia. Si el cuerpo es menos tóxico para empezar, estos síntomas puede que no sean experimentados.

Aquellos que tienen un intestino muy poco saludable pueden experimentar mayores efectos secundarios que otros. Cuando tienes un intestino superpoblado por bacterias malas, la introducción de buenas bacterias causará un poco de revuelo en tu organismo.

¿Hay personas que no deben beber kéfir?

Las personas que pueden no ser capaces de tolerar el kéfir son por lo general aquellas que tienen problemas con la caseína y la levadura. Sin embargo, no todos los que tienen estos problemas tienen problemas con la bebida de kéfir. En teoría, la buena levadura en el kéfir combatirá con la levadura patógena en nuestro cuerpo. Por lo tanto, lo mejor es experimentar lo que es mejor para ti.

loadInifniteAdd(infinite_adv_7);

En algunos casos raros, aquellos que tienen sensibilidad a la levadura no serán capaces de tolerar la leche o el agua de kéfir. Una manera de determinar si tienes este problema es el siguiente. Si no te sientes bien, incluso después de tomar el kéfir durante muchos días, intenta detener la ingesta por unos días y ver cómo te sientes y luego vuelve a introducir de nuevo el kéfir. Si crese que puede estar teniendo un problema con la levadura de kéfir, trate de obtener un paquete procesado ya que estos no contienen levadura.

También te puede interesar:

Si deseas poder saber más sobre el kéfir, te dejamos además este otro post que sin duda será de tu interés:

Kéfir de leche: Propiedades y beneficios

ViviendoSanos.com

Newsletter