Escrito por

La fecundación ‘in vitro’ está relacionada con el incremento de riesgo de retraso mental

La fecundación “in vitro” es uno de los métodos de reproducción asistida más conocidos, y que más se practica en todo el mundo, por lo que habitualmente suele ser objeto de estudio entre los científicos y médicos que analizan los resultados de los nacimientos a través de este tipo de fecundación. Ahora uno de los más recientes estudios la relación con un riesgo de padecer autismo o retraso mental, y aunque alarmante parece que los resultados serían de momento poco fiables. En Viviendo Sanos ¿verdad o mentira?, la fecundación ””in vitro”” está relacionada con el incremento de riesgo de retraso mental.

fecundacion-riesgo.autismo

Índice del artículo:

  1. Fecundación “in vitro” y su relación con el retraso mental
  2. Resultados del estudio

Fecundación “in vitro” y su relación con el retraso mental

bebe-fecundacion

  • La fecundación “in vitro” o FIV es un tratamiento al que recurren muchas parejas y mujeres que no pueden tener hijos por el método de concepción “natural” y aunque está implantado en nuestra sociedad como un método fiable, ahora parece ser que algunos estudios lo asocian con un ligero aumento del riesgo de padecer autismo o retraso mental, según lo publicado por la revista “Jama”.
  • El estudio ha sido llevado a cabo a partir del análisis a a más de 2,5 millones de niños nacidos en Suecia, pero los datos que se han dado como resultado no pueden ser tomados del todo fiables ya que se señala que se debería extender a otras poblaciones y que estadísticamente no existe una verdadera diferencia entre el riesgo para un niño nacido por fecundación in vitro de uno que naciera por concepción espontánea.
  • De todas maneras, sí que resulta relevante el que “Entre 1978 y 2012, aproximadamente cinco millones de niños en todo el mundo han nacido de fecundación in vitro. Ningún estudio ha investigado la asociación entre los distintos procedimientos de fecundación y el desarrollo neurológico“.
  • Es por ello que se decidió llevar a cabo el mencionado estudio a  partir del trabajo de Sven Sandin, del Kings College of London, Reino Unido y un grupo de colegas.

Resultados del estudio

fecundacion-in-vitro-wikimediacommons

  • Para el estudio se tomaron los datos de niños nacidos entre 1982 y 2007, de los que se hizo un diagnóstico clínico de trastorno autista o retraso mental hasta diciembre de 2009. Como el interés estaba centrado en los métodos de FIV, se clasificaron de acuerdo a si se utilizó inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) para la infertilidad masculina y si los embriones fueron frescos o congelados.
  • Como resultado se llegó a los datos de que el trastorno autista fue diagnosticado en 103 de los 6.959 niños (1,5%) y el retraso mental en 180 de 15.830 niños (1,1%) que nacieron después de un procedimiento de FIV. Los casos tuvieron un tiempo medio de seguimiento de 10 años.
  • En comparación a la concepción espontánea, no se puede decir que la FIV y el autismo tengan relación causal alguna aunque sí que se señala que entre los niños que formaron parte del seguimiento, existe aumento significativo del riesgo de retraso mental, aunque cuando se limita a partos simples, el riesgo ya no es significativo.

Otros artículos de interés en ViviendoSanos

Vía| Ecodiario

ViviendoSanos.com

Newsletter