Los mejores helados saludables para el verano

Los helados se han convertido en uno de los placeres a los que es difícil resistirse cuando llega el buen tiempo pero ¿sabías que hay helados que además de destacar por su sabor son recomendados para la salud? Veamos a continuación, cuáles son Los mejores helados saludables para el verano. Los mejores helados saludables para el […]

Los helados se han convertido en uno de los placeres a los que es difícil resistirse cuando llega el buen tiempo pero ¿sabías que hay helados que además de destacar por su sabor son recomendados para la salud? Veamos a continuación, cuáles son Los mejores helados saludables para el verano.

Los mejores helados saludables para el verano

Nutritivo y energético, los helados son los reyes del verano. Es realmente difícil resistirse a ellos pero muchas veces resultan un «peligro» energético repleto de calorías y sobre todo, azúcar. Por ello, si quieres disfrutar de un buen helado pero evitar consumir sus muchas calorías o no sobrepasar tus límites de azúcar, puedes optar por alguno de estos helados saludables que aunque no lo creas, existen y encima están buenísimos.

Helados de crema y frutas

Los helados con crema (o leche) y sabores de frutas son de sobras conocidos pero además pueden contribuir al bienestar del cuerpo (como parte de una dieta equilibrada en la que el helado sea un capricho de una sola vez y recordando que las cremas son más calorías de sabores de frutas): sobre todo si te decantas por los que tiene sabor a fresa y frutos rojos (que contienen antocianinas y vitaminas a y C), melón y melocotones (que tienen carotenoides), o incluso los de frutos secos(ricos en antioxidantes Omega 3 y Omega 6).

Helados de frutas naturales

Por otro lado los helados de frutas naturales suelen ser también una gran opción. En este caso incluso los podemos hacer en casa como veremos más adelante, pero como avanzadilla te podemos decir que solo necesitas congelar un zumo de frutas que te guste y ¡listo!.

ANUNCIO

Helados artesanales

Y si has de elegir entre helados artesanales y los que son de supermercado o los que compras en cajas, piensa que el helado artesanal generalmente se elabora con ingredientes frescos y de calidad (frente a la leche en polvo, los aceites vegetales y los aditivos utilizados en la producción industrial), se mezcla y se lleva al estado pastoso por medio de congelación lenta. La mayor o menor incorporación de aire en esta fase es una de las principales diferencias entre el helado artesanal e industrial: para el primero la presencia de aire es del 40-60%, para el segundo es del 100-130%. Preferir el helado artesanal significa comer un helado menos «fabricado» y más rico en ingredientes «reales».

Helados con leche de coco

La leche de coco tiene muchos beneficios para la salud además de ser recomendada para dietas sin gluten. Con ella podemos hacer ricos helados a los que añadir además otros ingredientes saludables como la miel de agave.

ANUNCIO

Helados la Jijonenca

Y si tenemos que hablaros de marcas que comercialicen helados realmente saludables, en España tenemos una de las mejores: la jijonenca. Esta empresa lleva décadas haciendo helados artesanales con productos que son 100% naturales. Además, innovan cada año con nuevos sabores entre los que destacan por ejemplo el helado de capuccino, el de turrón o el de regaliz.

Las mejores recetas saludables de helados

Vistos algunos de los mejores helados saludables para este 2018, os queremos ofrecer a continuación algunas recetas para que vosotros mismos os hagáis en casa helados saludables.

Helado de chocolate y plátano

Los ingredientes que se utilizarán para este helado son pocos, mientras que el resultado tendrá mucho sabor gracias a la adición final de frutos secas o chocolate amargo.

Ingredientes

  • Plátano maduro;
  • Leche vegetal;
  • Copos de chocolate negro

Preparación

Corta el plátano en trozos pequeños y lo colocas en una bolsa especial para alimentos. Ahora lo metes en el congelador durante aproximadamente dos o tres horas. Vierte todo en una batidora y agrega un poco de leche vegetal (de arroz o soja o avellanas)  para obtener una mezcla cremosa.

Cuando esté suave y firme, vierte en una taza y decora con chispas de chocolate. El plátano es un ingrediente excelente que da cremosidad, pero de hecho puedes hacer este tipo de helado con cualquier tipo de fruta.

ANUNCIO

Helado con leche de coco y miel

Ya os hemos mencionado como el helado de coco es uno de los mejores y más saludables de modo que vamos a explicarte como se hace.

Ingredientes

  • Leche de coco
  • Arándanos
  • Miel

Preparación

Después de haber congelado la leche de coco en pequeños moldes (como una cubitera) y también congelar los arándanos, mezcla todo con una batidora, añadiendo además un poco de miel de agave.

En principio, el compuesto será un poco arenoso, debido al hielo, pero puedes añadir una cucharada de leche de coco sin congelar que hará que sea más cremoso de inmediato. ¡Prueba y sirve! .

Helado de galleta de melocotón y coco

Para preparar el helado de melocotón y coco sin helado necesitarás muy pocos ingredientes, además, la receta es muy fácil de hacer y los tiempos de congelación no son muy largos.

Ingredientes

  • 130 gr de melocotones ya limpios
  • 35 gr de yogur griego
  • 1 pizca de canela en polvo
  • 16 galletas secas (214 gr)
  • 20 gr de coco deshidratado

Preparación

ANUNCIO

Coloca los melocotones cortados en trozos pequeños y los bates hasta hacer de ellos una pasta ligera. Mezcla en un tazón, el yogur y la canela y añade el puré de melocotón.

Extiende la mezcla sobre una galleta y coloca otra galleta sobre ella como si estuvieras preparando un sándwich,

Ahora coloca las galletas con el helado en el congelador durante una o dos horas. Saca,deja que pasen cinco minutos y ya podrás disfrutar de este helado.

Helado de limón

Un rico helado de limón refresca y además es ideal para hacer una buena digestión. Esta es su receta:

Ingredientes

  • 3 limones
  • 80 gr Azúcar
  • 2 vasos de agua
  • 185 ml. de crema fresca

Preparación

Mezcla el jugo de los limones filtrados con azúcar y agua en una cacerola. Pon la mezcla a hervir y deja que se enfríe. Pon la crema en un tazón grande y agrega el jugo de limón frío.

Déjalo en el congelador durante aproximadamente 1 hora cubierto con papel de aluminio. Lo sacas y bates la mezcla hasta que se formen burbujas. Almacena en el congelador por una hora más, lo sacas y bates de nuevo.

ANUNCIO

Ahora deja reposar en el congelador hasta que se solidifique.

Helado de melón

Helado de melon

Ya hemos mencionado anteriormente cómo los helados de frutas son también una buena opción como helado saludable para el verano. En este sentido, podemos preparar el helado de melón que te explicamos a continuación:

Ingredientes 

  • 1 melón grande
  • Ralladura de una lima
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1 clara de huevo

Preparación

El día anterior a preparar el helado, tenemos que cortar el melón en dos y retiramos todas las pepitas. Lo dejamos por la noche, en la nevera.

El día siguiente, tenemos que colocar todo el melón cortado en cuadrados en un recipiente y trituramos bien con una batidora. Cogemos el melón triturado y lo colocamos dentro de un recipiente hermético y lo metemos en el congelador durante la noche.

Al día siguiente, retiramos el melón del congelador y lo colocamos en el tazón de una licuadora con la ralladura de la lima y el azúcar y mezclamos todo, hasta obtener un sorbete.

ANUNCIO

Agregamos la clara de huevo y mezclamos nuevamente para obtener una textura cremosa más parecida a la de un helado y servimos de inmediato.

Helado de frambuesa

Helado de frambuesa

Por último os queremos proponer hacer también un rico helado de frambuesa al que nadie, en especial los niños, se van a poder resistir.

Ingredientes 

  • Frambuesas
  • Azúcar
  • Zumo de limón
  • Agua

Preparación

Prepara un almíbar hirviendo el agua y el azúcar en una cacerola hasta que el azúcar se disuelva. Retira del fuego y dejamos enfriar.

En un procesador de alimentos agregamos las frambuesas. Vierte el almíbar y el jugo de limón y mezclamos todo hasta obtener una consistencia suave.

Pasa la preparación a través de un colador y tritura bien con una espátula. Vierte la preparación en un recipiente (molde para pasteles, por ejemplo) cubierto con papel pergamino. Coloque en el congelador durante aproximadamente 3 a 4 horas.

ANUNCIO

Vierte nuevamente en el procesador de alimentos y mezcla. Vierte en el recipiente por segunda vez, congela por algunas horas y mezcla nuevamente antes de congelar por tercera vez.

Retira del congelador y dejar ablandar a temperatura ambiente durante unos minutos antes de servir.

Artículo de interés:

4.40 / 5
4.40 - 8 Votos

También te puede interesar