Escrito por

La moda orgánica: comprar chicles naturales

¿Sabías que los fabricantes más importantes de chicles en todo el mundo no revelan, bajo concepto alguno, los ingredientes que los componen? El motivo, como parece obvio, es que la base de su creación es el plástico sintético. ¿Acaso creías que lo de goma de mascar era un eufemismo? Nada más lejos de la realidad.

Las empresas se aferran a la propiedad de la información para evitar contar que, además del plástico sintético, cuenta con aditivos tan cuestionables como el aspartamo, el dióxido de titanio o el pernicioso hidroxianisol butilado probablemente carcinógeno. Y si no te suenan estos ingredientes, a lo mejor otros como petróleo, glicerina, lanolina, acetato de polivinilo, cera de pteróleo o látex, te resulten más familiares.

De hecho, no hay más que ver los chicles pegados en la calle o en cualquier sitio, para verificar que su biodegradación es nula. Completamente sintético, lo cual también implica una importante fuente de contaminación por plástico en todo el mundo. Es un elemento indefinidamente persistente (puede durar hasta 500 años) y, sobre todo, muy confuso y peligroso para los animales. Casi tanto como la Comida rápida; Consecuencias de comer en exceso comida rápida para los seres humanos.

Lo más triste es que el mundo chicle nunca fue tan opaco ni tan químico. El origen de los chicles se remonta a los indígenas mayas, quienes masticaban la resina natural de los árboles. Nada que ver con lo que tenemos disponible en la actualidad. Aunque parece que hay una industria dispuesta a cambiar este aspecto. Y es que la nueva moda orgánica es comprar chicles naturales.

Libre de plásticos y químicos

De un tiempo a esta parte, algunas compañías han visto en el sector del chicle natural una vía para recuperar, en parte, el punto saludable de este alimento. Sin duda, una alternativa mucho más saludable y beneficiosa que la goma de mascar habitual. Una opción que se fija mucho más en la antigua receta maya, utilizando savia de los árboles para obtener una masticabilidad aceptable.

Así las cosas, esta nueva moda orgánica de comprar chicles naturales tendría numerosas ventajas frente a los actuales chicles. Para empezar, es biodegradable, pero además no contiene plástico alguno y está libre de químicos. De paso, el crecimiento de esta industria será una gran ayuda a los agricultores de zonas lluviosas, donde se recoge la savia de los árboles silvestres.

Una recolección que se hace de forma natural, sin dañar al árbol y repararía el daño que hizo la industria del chicle cuando dejó de pedir ingredientes naturales a los agricultores.

Así las cosas, ya son varias las compañías que se han puesto a fabricar estos chicles naturales a gran escala. El éxito de sus ventas está demostrando el acierto de recuperar su origen orgánico, frente al químico al que nos habíamos acostumbrado. Éstas son, en la actualidad, las marcas de chicles naturales más destacadas:

Simply Gum

La queja de los fundadores de Simply Gum era sencilla: cómo puede ser que el chicle tenga los mismos ingredientes que los neumáticos, las botellas de plástico o el pegamento. Lógico enfado el suyo. Ante tal situación, tomaron cartas en el asunto y crearon Simply Gum.

Su producto final está fabricado de forma artesanal y sus ingredientes son glicerina vegetal, azúcar sin refinar, harina de arroz orgánico y aroma natural. Menta, café, gengibre o canela son algunos de sus sabores. Por cierto, se fabrica en Nueva York.

Pincha aquí si quieres comprar chicles naturales Simply Gum

Chicza

Chicza está fabricado en Mexico por chicleros artesanos. Los agricultores que lo fabrican recolectan la goma de los árboles Chicozapote de la selva maya, la misma en la que se inventó el chicle hace cientos de años.

Su goma de mascar sólo contiene cinco ingredientes, todos naturales: azúcar sin refinar, glicerina natural, aroma natural, goma base orgánica y jarabe de agave. Su textura es algo diferente a la habitual pero es fácil acostumbrarse a ella.

Pincha aquí si quieres comprar chicles naturales Chicza

loadInifniteAdd(44636);

Train Gum

Train Gum es una goma de mascar con poco más de cinco años de vida. Un lustro en el que se ha hecho un hueco entre los chicles naturales más demandados y aplaudidos en todo el mundo.

Fue un estudiante, harto de no saber los ingredientes de los chicles que consumía, quien se lanzó a esta aventura. Train Gum se fabrica con cuatro ingredientes: base orgánica, sirope, aceites naturales y harina de arroz. Además, viene envuelto en una bolsa de muselina de papel, un toque vintage que encanta a los clientes.

Pincha aquí si quieres comprar chicles naturales Train Gum

Gum Glee

Curiosamente, Gum Glee ha cambiado recientemente su fórmula. Ahora es libre de plásticos, es decir, que hasta ese momento, Gum Glee no era un chicle natural en todo su esplendor. Esta evolución le ha valido para crecer como marca y disparar sus ventas en todo el mundo. Y es que el motivo de dicho cambio, como confesó Beth Terry, socia mayoritaria de la empresa, fueron los propios consumidores quienes presionaron para que así fuera.

Así, el nuevo Gum Glee tiene una base orgánica de chicle, a la que se le suma carbonato de calcio, cera de candelilla y cáscaras de cítricos. Hasta su envase es ahora biodegradable. Nada de blísters.

Pincha aquí si quieres comprar chicles naturales Gum Glee

loadInifniteAdd(44637);

Fuente: Treehugger

También te puede interesar: