Escrito por

Frutarianos o frugívoros | Qué es y dieta

Existen muchos tipos de dietas, estilos de vida y formas de alimentarse, cada uno con su filosofía particular o sus principios nutricionales. Así, podemos elegir entre la dieta crudivegana, la paleodieta, la disociada, la macrobiótica o la frugívora, entre otras. Muchas de ellas, vistas desde fuera, pueden parecer demasiado estrictas o limitadoras y, aunque la mayoría de expertos las desaconsejan, las personas que han optado por ceñirse a ellas, afirman sentirse sanos y fuertes.

Por este motivo, hablaremos a continuación de los frutarianos o frugívoros: qué es y dieta.

Qué es ser frutariano o frugívoro

El frugivorismo es un alimentación que se caracteriza por ser estrictamente vegetariana, basando su alimentación básicamente en la fruta, aunque algunos incluyen el consumo de frutos secos. También se pueden incluir los brotes y algunos tipos de verduras. Los seguidores de este tipo de alimentación afirman que esta selección de alimentos contiene los nutrientes necesarios para el organismo y que proporciona la cantidad suficiente de sales minerales, carbohidratos, vitaminas y proteínas que el el cuerpo humano requiere en el día a día. El frutarianismo o frugivoismo es un movimiento  que se inició en Alemania en torno al año 1800 impulsado, entre otros, por el profesor Arnold Ehret, quien fue también el creador  de la conocida como “dieta sin mucosidad”.

Frutarianos-o-frugívoros-Qué-es-y-dieta

El mismo Steve Jobs era seguidor de este tipo de dieta, como suscribe el escritor Walter Isaacson en uno de los pasajes de la biografía del fundador de Apple: “Estaba tan delgado y fibroso como un galgo porque solo comía fruta y algo de verdura”. Uno de los principios fundamentales de quienes mantienen y defienden esta dieta es que las frutas contienen en sí mismas el germen de la vida, lo que las convierte, sin lugar a dudas, en alimentos saludables. Además, al consumirlas en su estado natural, es decir, crudas, se aprovechan de manera íntegra todos sus nutrientes.

Otra motivación que sostienen las personas frugívoras es de carácter genético, y se basa en la idea de que nuestros antepasados humanos eran principalmente recolectores y se alimentaban de los frutos de los árboles y de las plantas. Al ser descendientes de los primates, nuestra norma alimentaria ha de basarse en el consumo exclusivo de frutas.

Algunos esgrimen también que se trata de un estilo de vida y de alimentación mucho más respetuoso, ya que no implica la destrucción de ningún ser vivo, animal o vegetal. Esta tendencia alimentaria forma parte del movimiento conocido como ‘alimentación viva’ que trata de destacar el consumo de alimentos naturales y frescos, de origen vegetal y preferiblemente crudos. A este tipo de dieta se le llama también ‘80/10/10’ haciendo referencia a los porcentajes de macronutrientes que se pretende aportar: 80% de carbohidratos, 10% de grasas y 10% de proteínas.

Frutarianos-o-frugívoros-Qué-es-y-dieta

La dieta de los frutarianos o frugívoros

Normalmente, los frutarianos tiene un sistema de clasificación de las frutas:

  • Frutos secos, que consumen por separado para evitar la fermentación en el estómago con algunas frutas demasiado acuosas.
  • Frutas desecadas (orejones, higos, etc) que suelen rehidratar, poniéndolas a remojo para que resulten más digestivas.
  • Fruta fresca. Su consumo ideal es recién cogida del árbol pero, en cualquier caso, lo recomendable es comerla bien lavada, con su piel y madura. Descartan frutas como la sandía y el melón, que crecen en la tierra, y aceptan el tomate, que se recolecta de una una planta.
  • Frutas ácidas. Manzana, frambuesa, kiwi, grosella, tomate, piña, limón, lima, naranja, mandarina, pomelo…
  • Frutas semidulces o semiácidas. Melocotón, nectarina, pera, ciruelas, manzanas dulces, higos, albaricoques…
  • Frutas dulces. Plátanos, uvas, ciruelas pasas, higos secos, dátiles, caquis, chirimoyas…

La opinión de los expertos es que una dieta que únicamente incluya frutas, bayas y frutos secos, es una dieta absolutamente desequilibrada que puede provocar serios daños en la salud, ya que tiene importantes déficits nutricionales. Lo que critican más específicamente los oponentes a este tipo de dieta es la escasa  o inexistente ingesta de proteínas, sobre todo en aquellos que no ingieren, ni tan siquiera, frutos secos.

La carencia de vitaminas, en especial de la vitamina B12, puede darse fácilmente en este tipo de alimentación si no se toma ningún tipo de suplemento. La vitamina B12 es vital para el organismo. Aunque el cuerpo guarda ciertas reservas, una vez agotadas, pueden presentarse problemas irreversibles en el sistema nervioso central y reducirse peligrosamente la producción de glóbulos rojos. El frugivorismo aporta, además, un exceso de fructosa, lo cual dispara los niveles de glucosa en sangre y puede provocar la aparición de diabetes o acumulación de grasas. Se han realizado una serie de estudios que afirman que la dieta frugívora puede ser el inicio de problemas metabólicos graves o, incluso, ser la causa del desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Frutarianos-o-frugívoros-Qué-es-y-dieta

De cualquier modo, si deseas seguir este tipo de dieta durante un periodo de tiempo corto a modo de tratamiento de desintoxicación, puedes sacar ideas a partir de alguna de estas recetas:

  • Pinchos de fruta o brochetas. Solo tienes que sacar a la luz tu creatividad y combinar colores, formas y sabores como más te guste. Puedes utilizar frutos secos picados para cubrir las piezas de fruta más acuosas y darle un plus más nutritivo.
  • Ensalada de frutas. Aquí también puedes jugar con los colores y los sabores e, incluso, con el tipo de corte que le des a la fruta. Se recomienda dejar reposar la fruta una vez troceada para que suelte su zumo y se mezclen los sabores.
  • Sorbete de fresas. Rico en vitamina C, antioxidantes y potasio. Solo tienes que licuar 1/2kg de fresas con 60gr de limón pelado y congelar. Puedes añadir un par de dátiles para endulzar la mezcla.
  • Ceviche frutariano. Picar la pulpa de 150gr de guanábana sin semillas y dejar a remojo en el zumo de dos limones durante media hora. Se agregan 100gr de tomate y 1/4 de aguacate, cilantro y perejil picados y se mezclan bien todos los ingredientes.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://www.drweil. com/
  • https://www.youtube. com/
  • http://weheartit. com/