¿Qué es y para qué sirve la lactosa? Síntomas, causas y alimentos con lactosa.

La intolerancia a la lactosa es una afección o enfermedad que aparece cada vez con más frecuencia. Debido a la presencia de modificaciones en los lácteos, por la demanda, las personas están naciendo con intolerancias. Es decir, que no pueden digerir bien determinados alimentos, en este caso, la lactosa. Pero exactamente ¿qué es la lactosa? ¿Por […]
ViviendoSanos.com

La intolerancia a la lactosa es una afección o enfermedad que aparece cada vez con más frecuencia. Debido a la presencia de modificaciones en los lácteos, por la demanda, las personas están naciendo con intolerancias. Es decir, que no pueden digerir bien determinados alimentos, en este caso, la lactosa. Pero exactamente ¿qué es la lactosa? ¿Por qué tenemos alergia o intolerancia a la lactosa?

que-es-la-lactosa-intolerancia

En World Health Design, uno de los temas que nos gustan tratar son las enfermedades relacionadas con la alimentación. Ya que si no disfrutas alimentándote, no lo estás haciendo correctamente. Es por eso que os mostraremos en este artículo qué es la lactosa y todo lo que necesitas saber sobre la intolerancia a la lactosa.

Qué es la lactosa

La lactosa es un azúcar de origen animal , constituye el 98% de los azúcares presentes en la leche. Significa que, algo más, algo menos, todos los tipos de leche producidos por animales contienen este azúcar.

En el caso de tener intolerancia a la lactosa debido al azúcar en la leche, sería algo muy simple de solucionar ya que solo tendríamos que evitar beber leche, pero lo cierto es que este es el ingrediente o componente de infinidad de productos preparados que se venden a diario en España.

De este modo, cuando hablamos de la afección a la lactosa, no nos referimos a la leche. Muchos hablan de la alergia a la leche, pero, en realidad, se refieren a la lactosa. La lactosa es un tipo de azúcar que está presente en la leche de los mamíferos, como, por ejemplo, las vacas, las ovejas, las cabras. Esto incluye al ser humano. Se trata de un disacárido: C12, H22, O11. La lactosa no es una molécula en sí, sino que es el resultado de la glucosa y la galactosa, también naturales. En ocasiones tu cuerpo no admite este tipo de azúcares y a este fenómeno se le denomina intolerancia a la lactosa.

ANUNCIO

Como ya hemos mencionado, este azúcar no se encuentra solamente en la leche, sino en todos sus derivados: yogures, flanes, helados, pasteles, mantequillas, batidos… Todo alimento que lleve leche o derivado de la misma, tiene lactosa. Por eso, se ha abierto un mercado de alimentos libres de lactosa, ya que son muchos los intolerantes y muchos los alimentos que se tienen que restringir.

Pero vamos a ver a continuación qué ocurre cuando se tiene intolerancia a la lactosa.

Qué es la intolerancia a la lactosa

La intolerancia no viene por el sabor o por la textura, sino como dijimos por el azúcar de la leche presente en esta y en sus derivados. Y es que cuando ingerimos productos con estos azúcares, nuestro cuerpo puede reaccionar de dos maneras: lo digiere o no.

ANUNCIO

Normalmente, los humanos pueden transformar la lactosa en dos azúcares simples, galactosa y glucosa, gracias a una enzima llamada lactasa. La intolerancia a la lactosa ocurre cuando nuestro cuerpo tiene una deficiencia o una falta total de la enzima lactasa.

Esa enzima que está presente en nuestro cuerpo: la lactasa, es relevante con respecto al consumo de los lácteos. La lactasa es una enzima que se encarga de partir en dos el azúcar: en glucosa y en galactosa. De esta manera, el cuerpo puede absorber los nutrientes de manera correcta, ya que estos azúcares han sido partidos. Cuando un cuerpo no tolera la lactosa, es porque le falta enzimas lactasas. Es decir, no cuenta con las suficientes como para partir esos azúcares en glucosa y galactosa, y por consiguiente, una mala absorción de la lactosa. que como consecuencia, provoca efectos desagradables.

Cuando el azúcar que no se ha partido adecuadamente ha sido digerido y llega al colon, allí, le esperan las bacterias colónicas. Éstas se encargan de hacer que fermenten los azúcares no absorbidos, provocando respuestas incómodas en el tracto intestinal y abdominal.

Y es que, cuando las bacterias actúan sobre esos azúcares, comienzan a emitir una serie de gases: hidrógeno, anhídrido carbónico, metano y gases de cadena corta. Estos gases son los responsables de las incomodidades en la digestión de los lácteos.

que-es-la-lactosa-intolerancia-a-la-lactosa

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Ahora que sabemos qué ocurre en el colon cuando no tenemos suficientes enzimas para partir la lactosa, veamos a través de qué tipo de síntomas puede manifestarse la intolerancia a la lactosa:

  • Náuseas.
  • Espasmos.
  • Dolor abdominal por los gases.
  • Hinchazón del vientre o distensión abdominal.
  • Gases abdominales.
  • Flatulencias incontroladas.
  • Diarreas ácidas.
  • Heces irregulares y sin consistencia.
  • Incontinencia de la diarrea.
  • Enrojecimiento de la zona del perineo.

Aparte de estos síntomas, podemos encontrarnos otros, como efecto colateral de los primeros síntomas. Pero sobre todo, están ligados al problema que se desencadena en el intestino, que puede afectar al resto del cuerpo, si no se trata.

  • Dolores en las extremidades.
  • Abatimiento.
  • Cansancio extremo.
  • Trastornos de sueño.
  • Estados de ansiedad y nerviosismo.
  • Dificultades para concentrarse.
  • Alteraciones en la piel, como desencadenante alérgico.

Dependiendo de la cantidad de enzimas lactasa que tenga un individuo, tendrá más o menos síntomas. Ya que no son contadas con exactitud. Y depende mucho de la salud de la flora intestinal del individuo que las sufre. Pero, normalmente, los gases y los dolores abdominales, junto con las dificultades excretoras, estarán siempre presentes.

ANUNCIO

Métodos de diagnóstico para saber si somos o no intolerantes a la lactosa

Si después de conocer estos síntomas puede que te hayan entrado las sospechas, nada mejor que descartar posibles afecciones, así que no dudes en hacerte pruebas. Veremos las diferentes pruebas que se realizan para saber si eres o no alérgico a la lactosa.

Test de hidrógeno en el aliento

Para el diagnóstico de intolerancia a la lactosa, es posible realizar la prueba de aliento H2 o la prueba genética que mide la concentración de lactosa tras administrarle una solución y soplar cada 15 minutos en unas bolsas herméticas.

La prueba de aliento H2 es de hecho, la prueba más confiable, y consiste en evaluar la presencia de hidrógeno en la exhalación antes y después de la administración de 20-50 g de lactosa, tomar muestras de aire obtenidas soplando al paciente en una bolsa a intervalos regulares y por un tiempo predeterminado.

Test genético

Este es una test o prueba que se realiza para detectar las anomalías propias del ADN que relaciona al paciente con familiares que presenten intolerancia a la lactosa.

Con la prueba genética se puede definir la predisposición a la intolerancia a la lactosa mediante el estudio de la composición genética , identificando así los sujetos que podrían manifestar esta deficiencia de lactasa.

Test sanguíneo de sobrecarga de lactosa

Este test se trata de medir la glucemia basal que tiene el paciente. Luego, se le da una solución de lactosa y cada hora o dos horas, se vuelven a sacar muestras de sangre.

Biopsia del intestino delgado

Una prueba en la que se sacan muestras del intestino delgado, introduciendo un tubo por la nariz o la boca, hasta el intestino.

Descubrir que eres intolerante a la lactosa no significa que tengas que renunciar a todo lo que comes, si lleva queso, leche o nata. Se trata de buscar la alternativa que no te hará daño. Hay un amplio abanico de productos derivados de la soja que son una delicia y que no contienen lactosa.

ANUNCIO

Ahora que ya sabes lo que es la intolerancia a la lactosa, puede que te interese conocer tus síntomas. Porque muchos no lo han descubierto hasta empezaron a reconocerlos. Esperamos haber sido de gran ayuda y que ahora, puedas controlar mejor lo que comes, para evitar molestias innecesarias.

que-es-la-lactosa-lactosa-alimentos

¿Cuántas formas de intolerancia hay?

A pesar de que las pruebas señaladas van a indicar que tienes intolerancia a la lactosa, lo cierto es que debes saber que no todas las intolerancias a la lactosa son iguales, de hecho, hay tres tipos: genético , adquirido y congénito .

  • La forma genética: se debe a una reducción en la lactasa, por lo tanto existe una mínima capacidad para tolerar la leche y los productos lácteos.
  • La forma adquirida: nacida debido a otras patologías, no dura toda la vida, pero desaparece una vez que se ha resuelto la patología principal.
  • La forma congénita: es muy rara, ocurre desde el nacimiento y la lactasa está totalmente ausente.

¿Dónde se encuentra la lactosa?

Como dijimos antes, la leche es la base de muchas preparaciones: esto significa que la lactosa también está presente en los derivados de la leche , desde la crema de mantequilla hasta varios quesos y mucho más.

No hay queso ni ningún producto hecho con leche animal totalmente libre de lactosa.

Además, la lactosa también se usa como excipiente en medicamentos y como espesante o conservante y, por lo tanto, puede estar presente en varios productos alimenticios.

Entonces, ¿no puedo comer más queso?

La situación no es tan drástica: muchos quesos contienen cantidades mínimas de lactosa , gracias a estos tres factores:

ANUNCIO
  • la presencia de fermentos
  • condimento
  • la adición de lactasa

En el primer caso, los fermentos contenidos en el producto transforman una gran parte de la lactosa en azúcares que podemos asimilar. Un ejemplo es el yogur o la gorgonzola, son ricos en enzimas y, por lo tanto, más digeribles para nosotros.

En el segundo caso, cuanto más maduros son los quesos, más tolerante se hace, porque la lactosa se convierte en ácido láctico y ya no nos causa problemas.

En el tercer caso, hablamos de productos delactosados , es decir, alimentos que normalmente contienen mucha lactosa (mozzarella, ricotta …) que, gracias a la adición de lactasa, pierden casi toda la lactosa y normalmente son aptos para intolerantes.

¿Cuánta lactosa puedo tolerar?

Aquí estamos probablemente en el punto más confuso de todos ya que hay opiniones y experiencias de todo tipo, pero lo cierto es que solo tú tienes la respuesta.

A menos que tenga la forma congénita de intolerancia a la lactosa, cada persona tiene una cantidad diferente de lactasa restante en su cuerpo, por lo que hay quienes pueden comer una pizza de vez en cuando sin problemas, y quienes incluso nada más probar el queso caen enfermos.

¿Qué va a pasar si descubro intolerancia a la lactosa?

Por ello, si acabas de descubrir que eres intolerante o crees que eres intolerante, no es suficiente limitar los productos con mucha lactosa y pensar que vas a estar bien. Lo que tienes que hacer es acudir a un experto y comenzar una dieta personalizada durante un período inicial en el que deberás eliminar todos los productos con lactosa, incluso en pequeñas cantidades .

La razón es que lo más probable es que tengas dolor de colon , por lo que incluso comer un queso con muy poca lactosa podría enfermarte..

Algunos tipos de vegetales también te harán daño, esto no significa que contengan lactosa, sino que son irritantes si tu colon ya tiene problemas.

ANUNCIO

Como regla general, inmediatamente después de descubrir la intolerancia, un buen dietista te seguirá y aconsejará qué debes evitar al principio y qué reintroducir más tarde.

Cuando hayas comenzado a seguir las pautas que te indique tu dietista, podrás comenzar a entender qué puedes comer y qué no, y comenzar a hacer pruebas sobre las cosas que quizás pensaste que te iban a sentar mal, pero que en realidad todavía puedes digerir.

Para hacer dichas pruebas, debes fijarte primero de todo en la cantidad de ingredientes y, por lo tanto, también de lactosa y el porcentaje sobre 100 gramos de producto , por ejemplo, si come una mozzarella de 200 gramos con 0.1 de lactosa por cada 100 gramos, tu cuerpo asumirá 0 , 2 gramos de lactosa, de modo que tendrás que probar y ver si puedes realmente asumir o no, dicha cantidad.

Por otro lado debes alertarte cuando ponga «este producto puede contener trazas de leche» ya que significa que tal vez encuentres parte de leche aunque esto no quiere decir que sea un alimento derivado de la leche. Sencillamente, que el lugar de fabricación del producto, es posible que elabore otros alimentos en los que sí que hay leche y lactosa presente y con ello, existe cierto riesgo de que alguna traza llegue hasta el alimento que estás consultando.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://noticias.universia.es/
  • http://afibro.org/
  • https://www.servidigest.com/
4.60 / 5
4.60 - 3 Votos

También te puede interesar

5 Comentarios en “¿Qué es y para qué sirve la lactosa? Síntomas, causas y alimentos con lactosa.”

  1. Salud vida dice:

    La leche animal no creo que sea muy buena para salud si eres ya un adulto. Somos los únicos animales que seguimos bebiendo leche toda nuestra vida. Es preferible la leche de soja, almendras, arroz, etc.
    En los supermercados y grandes almacenes nos ofrecen cada vez más sustitutos para la leche y eso es porque la gente lo demanda.

  2. jairo garcia dice:

    he sustituido la leche de vaca por la de soya . y he obtenido buenos resultados , porque la lactosa me deja mal del estomago

  3. Aurelio dice:

    por causa de la lactosa hemos tenido un gran problema con mi madre, en los Supermencados se encuentran pocas cosas sin lactosa.

  4. miriamcitaaa dice:

    ESTA GENIAL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! para la tarea