Escrito por Tendenzias

Remedios caseros para el dolor de muelas

El dolor de muelas puede ser una de las peores cosas que se pueden experimentar. Por mucho que te digan, ese continuo dolor o pinzamiento, que es casi como si alguien te estuviese dando golpes en un nervio, es realmente doloroso. En muchas ocasiones, se ha intentado comparar el dolor de muelas con un parto. Y encima el tratamiento puede ser hasta peor. No somos muy buenos amigos del dentista. Por eso, en Viviendosanos os traemos una serie de remedios caseros para el dolor de muelas, para que podáis, eliminar el dolor.

remedios-caseros-para-el-dolor-de-muelas-dolor

Para poder enfrentarnos a un dolor de muelas no sólo basta un cepillado. Se trata de un dolor que se ha estado “cultivando” desde antes. Necesitamos otros remedios. Algo que nos ayude a mantener el dolor bajo control. Porque cuando el dolor de muela te domina, en ocasiones no puedes ni moverte.

Causas del dolor de muelas

Cuando se produce un dolor de muelas, no es el diente en sí lo que te duele. Significa que es el nervio del diente, el que está afectado. Los dientes son una protección y cuando se atraviesa y se llega al nervio, se produce el dolor. A veces, ese nervio envía mensajes erróneos al cerebro sobre el dolor y es en otra zona. Como tratamiento natural y casero contra el dolor, se ataca a toda la boca en sí. Pero si quieres descubrir la pieza que realmente te molesta, necesitas ir a un profesional.

Echemos un vistazo a las causas más comunes por las que aparecen el dolor de muelas:

  1. Caries: es la causa principal del dolor de muelas. Se trata de una perforación de la dentina o protector del diente. Si no se trata enseguida con el cepillado, la caries va comiéndose el protector, atraviesa el diente y llega al nervio.
  2. Diente gastado: ocurre si te cepillas los dientes en exceso. Es muy poco común, pero a veces, puedes cepillarte los dientes, demasiadas veces. Gastas la dentina y en cualquier momento en que te distraigas, el diente está astado y débil.
  3. Inflamación de las encías: las encías inflamadas, se producen por un mal cuidado de las mismas o por algo genético o un trauma. Éstas, cuando se inflaman, presionan al diente por los lados y pueden gastarlo.
  4. Trauma: puede costar el acceso a los nervios dentales. Normalmente, cuando baja la inflamación, el dolor se calma hasta desaparecer. Pero en ocasiones, ya ha quedado dañado.
  5. Abcesos: Las infecciones de este tipo, pueden aparecer en la zona de la mandíbula, incluso en el cuello. Se trata de un tanque lleno de pus que presiona fuertemente contra el nervio dental. Para poder tratar el nervio dental, es necesario primero, tratar el abceso para que no encuentre la vía de escape, por el diente.
  6. Dentición: en este caso, el nervio se ve comprimido, proque está forzado a salir, pero también, el dolor de la dentición aparece por la inflamación de las encías.

Remedios caseros para el dolor de muelas

La causas que vimos más arriba son las responsables de que el dolor aparezca. Pero en este apartado, encontraremos la solución a este dolor. No queremos precipitarnos e ir corriendo al dentista. Primero, sopesaremos la molestia y si podemos poner solución enseguida con estos remedios caseros.

Agua Oxigenada

remedios-caseros-para-el-dolor-de-muelas-agua-oxigenada

El agua oxigenada que necesitas es de una pureza del 3%. Para poder tratar la muela con agua oxigenada, sólo tienes que echar un trago y retenerlo en la zona afectada. Puedes enjuagarte, pero recuerda que es mejor que penetre en la muela para que comience a limpiar la zona. Así, eliminarás cualquier infección, evitando que empeore y calmando el dolor.

Sal, pimienta y agua

La sal es capaz de desinfectar y la pimienta es un analgésico natural muy potente. Para poder beneficiarte, necesitas una cucharada de cada y un poco de agua, para crear una pasta. Esa misma pasta, no será muy agradable, pero tendrás que aplicarla sobre la zona afectada. Notarás que se te adormece. Hazlo de manera continua un par de veces al día, para que puedas hacer tu vida.

Ajo

Es un antiséptico natural. Es capaz de disminuir el dolor. Su sabor es fuerte, especialmente porque lo tenemos que masticar en crudo, pero merecerá la pena. Puedes machacharlo, añadirle un poco de sal y aplicarlo en la muela que te duele. Si también lo prefieres y toleras el sabor, mastícalo directamente con la muela que te duele, para que penetre. Si ves que es muy desagradable, puedes colocar el trozo de ajo machacado dentro de una gasa y colocarlo en el diente que le corresponde.

Clavos de olor

Una de las soluciones más antiguas. Para ello, necesitas una gasa estéril y unos cuantos clavos de olor. Coloca los clavos dentro de la gasa y machácalos para abrirlos. En ese momento, ciérralo bien, haz una especie de saquito y mételo en la boca, sujetándolo con la muela que te duele. Gracias a los clavos, podrás conseguir adormecer la zona y además, eliminar las posibles bacterias que se encuentren.

Agua tibia y sal

Es muy sencillo. Sólo tienes que echar un par de cucharadas de sal al agua tibia calentita. Remueve hasta que se disuelva y luego, haz enjuagues con esa mezcla. El dolor puede disiparse si se trata de infección. Pero también ayudará a desinflamar la zona. Puedes hacerlo tantas veces que quieras. Pero recuerda no tragarte la mezcla.

remedios-caseros-para-el-dolor-de-muelas-agua-con-sal

Estos remedios, son de los más eficaces y ayudarán a que tu muela no comience a hacer de las suyas, cuando empiece a molestarte. Esto no significa que te eximas de ir al dentista. Tienes que ir sí o sí, porque no puedes estar reteniendo el dolor eternamente. Así que cuando sea el momento, acude al dentista. Pero mientras, soporta el dolor y evita que empeore con estos remedios caseros para el dolor de muelas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://misremedios.com/
  • http://www.bezzia.com/
  • http://www.salud24hrs.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter