Escrito por Tendenzias

Beneficios psicológicos de correr

Correr es uno de los ejercicios más eficaces para aquellos que desean perder peso con salud. Correr acelera el metabolismo, por lo que la quema de calorías ocurre de manera más rápida y eficiente. Sin embargo, correr también nos aporta beneficios psicológicos.

beneficios-psicologicos-de-correr

El deporte, en general, es indispensable para llevar una vida sana. Correr es tal vez la actividad física que mejor contribuye al bienestar de todas las partes del cuerpo, pero también tiene efectos beneficiosos sobre la mente. En efecto, los beneficios psicológicos de correr han sido estudiados por importantes profesionales tanto de las áreas relacionadas con el cuerpo, pero también por terapeutas psicológicos, que también han encontrado en esta actividad física una importante herramienta para contribuir a mejorar la salud mental.

Por qué es bueno para la salud hacer deporte

Cuando aparece el interés por la práctica de algún deporte, a menudo, la intención principal es perder peso. En segunda instancia, la posibilidad de mejorar la tonicidad de los músculos, especialmente piernas y brazos, y en otros casos, aunque menos frecuentes, mejorar la flexibilidad y elasticidad del cuerpo. Aunque estos beneficios bastarían por si solos para considerar el deporte como el mejor aliado de la salud de las personas, lo cierto es que puede contribuir positivamente en muchos otros aspectos, de ahí que queramos abordar en este artículo los beneficios psicológicos de correr y los beneficios que aporta a nuestra salud.

La pérdida de peso es la consecuencia inmediata y más tangible de una rutina deportiva diaria.  El aumento del metabolismo, causado por el funcionamiento intensivo de los distintos sistemas del organismo, provoca la quema acelerada de calorías y de grasa localizada.

Muchos órganos se ven beneficiados por la práctica deportiva. El sistema nervioso central, por ejemplo, mejora su función, ya que la práctica deportiva contribuye a la producción de neuronas en áreas asociadas con el aprendizaje y la memoria. Practicar alguna disciplina deportiva promueve el bombeo de sangre al cerebro, estimulando la creación de nuevas conexiones entre las neuronas y el aumento de la capacidad de comunicación entre las células nerviosas. En consecuencia, el proceso de pensamiento se da de manera más rápida y la capacidad de memoria mejora, lo que ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil.

El sistema respiratorio es tal vez el que más se beneficia de la práctica de un deporte, ya que la actividad física aumenta la capacidad de captación de oxígeno y la resistencia, y fortalece los músculos que rodean los pulmones. Por supuesto, mejorar el sistema respiratorio tiene incidencia directa en el sistema cardiovascular. La vascularización de quienes practican algún deporte, se ve más desarrollada que la de aquellos que llevan una vida sedentaria.

beneficios-psicologicos-de-correr

Beneficios psicológicos de correr

Retomando la idea central de este texto, es posible obtener beneficios psicológicos de correr.  De hecho, se han desarrollado terapias, con base en esta disciplina deportiva, que logran mejorar las condiciones de algunos pacientes que presentan desórdenes mentales. Veamos como correr puede brindar ayuda psicológica a quien lo hace:

Aumento de la interacción social

No solo los deportes de equipo pueden facilitar la interacción social. Correr, caminar o nadar, son prácticas deportivas, que, cuando lo notamos, nos ponen en contacto con personas que también las practican a la misma hora y en los mismos espacios. La interacción social, que puede ser difícil para una persona por sus actividades familiares, laborales o académicas, con seguridad fluirá sin problemas a la hora de correr y encontrarse con otros corredores.

Aumenta la autoestima

Convivir a diario con otras personas que salen a correr y mantienen un buen estado físico, hará que poco a poco te sientas mejor que las personas que no lo hacen. Y mirarte al espejo, pasadas algunas semanas, también marcará una diferencia.

Por supuesto, esta buena sensación es mayor en las personas que padecían de sobrepeso al empezar a correr. Los logros deportivos diarios proporcionan mucha confianza a quien los obtiene, aumentado su autoestima.

Adiós a la depresión

Correr es el enemigo número uno de la depresión. Durante la actividad física, el cuerpo segrega endorfinas, hormona responsable de la reducción del estrés, lo que hace que la persona se sienta relajada y dispuesta a emprender sus actividades diarias con entusiasmo.

Disminuye la ansiedad

La práctica de ejercicio físico disminuye la ansiedad. Concentrarse en superar metas a diario, sumado al cansancio físico, ayuda a olvidar las circunstancias generadoras de problemas de ansiedad, lo cual se convierte en uno de los beneficios psicológicos de correr más destacados.

Memoria aguda

De acuerdo con estudios realizados en la Universidad de Michigan, deportes como las artes marciales, la danza, natación y por supuesto correr, generan un aumento de sangre al cerebro y a otras partes del cuerpo, estimulando así la creación de nuevas sinapsis (conexiones entre neuronas) y aumentando la capacidad de comunicación entre las células nerviosas. Todo ello hace que los procesos de pensamiento sean más rápidos y mejore la memoria de forma ostensible.

Mejora el estado de ánimo

El ejercicio físico aumenta los niveles de serotonina y dopamina, hormonas responsables de mejorar el estado de ánimo. El psicólogo y terapeuta del comportamiento Denise Diniz, dice que el cuerpo solo puede funcionar correctamente si hay equilibrio entre lo físico y lo psicológico: “la distracción, la interacción social, la recreación y la energía que proporciona el entrenamiento contribuyen al buen estado de ánimo”.

beneficios-psicologicos-de-correr

Mejora la calidad del sueño

Aunque dormir no parece ser uno de los beneficios psicológicos de correr, gozar de una buena cantidad y calidad de sueño tiene incidencia directa en la salud mental y emocional de las personas. Correr durante al menos 30 minutos al día te hace dormir mejor y más fácilmente. Las noches de insomnio te pueden conducir a problemas como cansancio, reducción de la memoria, e incluso la depresión, y correr las reducen.

La actividad física proporciona un sueño profundo y reparador, dejando el cuerpo descansado y disponible para realizar las actividades del día siguiente con ánimo y alegría.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://8www.ecestaticos.com/
  • http://i.imgur.com/AztcF.jpg
  • http://res.cloudinary.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter