Escrito por Tendenzias

10 beneficios de andar en bicicleta

Se suele decir que nunca se olvida a montar en bicicleta. Pero sí es verdad que es una actividad que muchos, con el paso del tiempo, van abandonando por causa del trabajo, la familia u otras prioridades. Sin embargo, andar en bicicleta es un ejercicio que tiene numerosos beneficios y que se puede practicar a cualquier edad.

10 beneficios de andar en bicicleta

Cuando éramos pequeños todos hemos tenido para navidad la típica bicicleta con la que seguro que pasamos grandes momentos junto a nuestros amigos. Mucha gente ha hecho de andar en bicicleta un hábito en su vida, e incluso hay quienes lo convierten en su profesión.

Y es que andar en bicicleta es un deporte que tiene un gran número de beneficios, tanto para nuestro cuerpo como nuestra mente… y en muchos ámbitos más que os mostramos a continuación.

Ayuda a perder peso

Andar en bicicleta es un ejercicio con el que podemos quemar grasa y calorías aproximadamente al ritmo que lo haríamos practicando footing. Más´o menos se pierden 300 calorías por cada 25-30 minutos de bicicleta a un ritmo moderado. Una rutina para empezar podría ser hacer una media hora de bicicleta dos o tres días a la semana, a intensidad moderada.

Ideal para tonificar músculos

Los ciclistas no son deportistas que se caractericen por su gran masa muscular, sino por su definición y tonificación. Andar en bicicleta es un deporte que permite trabajar numerosos músculos, tanto de las piernas como de los brazos. Así, podemos tonificar gemelos, cuádriceps o glúteos, así como otros músculos de los brazos o los abdominales (incluso los laterales).

Mejora la circulación

Andar en bicicleta ayuda a mejorar la circulación dela sangre permitiendo el aumento el riego sanguíneo y facilitando su flujo mediante la disminución de la presión arterial. De esta manera también se disminuyen los niveles de colesterol malo en sangre y, por ende, se reducen los riesgos de infarto u otras enfermedades cardiovasculares. Diversos estudios reflejan que la práctica de esta actividad llega a reducir a la mitad el riesgo de infarto.

Aumenta la resistencia y la capacidad pulmonar

Dependiendo de la intensidad con la que se realice el ejercicio, se puede llegar a trabajar intensamente la resistencia y la capacidad pulmonar. De la misma manera, practicar este ejercicio de forma constante también hará que aumente nuestra capacidad de recuperación. Esto es, cada vez resistiremos más, tanto en lo referente a esfuerzos rápidos e intensos, como otros más moderados pero prolongados.

Refuerza las articulaciones

Por supuesto, andar en bici también ayuda a reforzar las articulaciones, principalmente las de las rodillas que son las que trabajan constantemente al pedalear. Pero también trabajan muchas otras como el tobillos, las ingles, los codos o las muñecas. Del mismo modo, ayuda a prevenir algunas enfermedades relacionadas con el deterioro de huesos y articulaciones, como es el caso de la osteoporosis.

Respeto al medio ambiente

Hoy en día la cuestión de las emisiones contaminantes de los vehículos se ha convertido en un gran problema, sobre todo en las grandes ciudades. Hay demasiados vehículos, los cuáles contribuyen enormemente a la expulsión de gases contaminantes a la atmósfera, creando el denominado efecto invernadero. Algunas de las consecuencias de estos gases de efecto invernadero son el smog, esa molesta niebla que cubre las ciudades, o el calentamiento global. Andar en bici representa justo todo lo contrario. Una actividad o ejercicio que también funciona como un medio de transporte totalmente limpio.

Ayuda a dormir mejor

Otro de los beneficios de andar en bicicleta es que ayuda a dormir mejor. Esto se explica porque es un ejercicio que contribuye a reducir los niveles de cortisol, la cual es una hormona que se considera uno de los causantes de la aparición del estrés. Por tanto, andar en bici nos ayuda a reducir los niveles de esta hormona, a relajarnos y decir adiós a las tensiones del día a día, e irnos a la cama más cansados y relajados.

Es divertido

Otro de los puntos de andar en bicicleta es que es una actividad que se puede realizar de muy diversas maneras, y siempre de una forma divertida. Cada uno lo puede hacer casi como quiera. Hay quien prefiere hacerlo en la comodidad de su casa, con una bici estática. Otros prefieren salir a andar en mountain bike por zonas rurales, ya sea solos o acompañados. A otros los que le llama es el ciclismo de carretera… Sea como sea, es una opción divertida, eso sí, siempre teniendo en cuenta las medidas de seguridad pertinentes. Desgraciadamente, para muchos ciclistas andar por carretera ya no es tan divertido, por culpa de los propios conductores.

Una alternativa económica al transporte público

En muchas ciudades a muchas personas no les queda más opción que tomar el transporte público para ir al trabajo o a otras zonas de la ciudad. Esto supone, pese a la existencia de bonos y descuentos, un importante gasto al mes. Pero, ¿de verdad que no existe ninguna alternativa? Ahí está la bicicleta. En muchos países de Europa como Holanda es un método de transporte muy habitual. Y como ya hemos dicho anteriormente, además estaremos contribuyendo activamente al cuidado ambiental de nuestra ciudad.

Aumenta el apetito sexual

Dicen que hacer ejercicio aumenta el apetito sexual, de hecho está comprobado, y el ciclismo no es una excepción. Ayuda a aumentar la líbido tanto en hombres como en mujeres. Ellas tan solo necesitan 25 minutos de ejercicio en bicicleta. En el caso de los hombres se necesita algo más de tiempo, unos 45 minutos por sesión.

Como puedes comprobar, los beneficios de andar en bicicleta van más allá de que sea bueno para nuestro organismo o para reforzar nuestros músculos o huesos. Para muchos, andar en bicicleta también es una forma de entender la vida en comunidad, de respetar la naturaleza y todo aquello que nos rodea. Es un gesto simple y pequeño que no solo nos beneficia a nosotros, sino a todos los que están a nuestro alrededor.

Te puede interesar

ViviendoSanos.com

Newsletter