Escrito por Tendenzias

10 beneficios de saltar a la cuerda para adelgazar

Normalmente cuando pensamos en un ejercicio aeróbico para adelgazar o quemar grasa pensamos en correr o en entrenamientos tipo fitness. Sin embargo, muchas veces olvidamos que hay otros ejercicios muy sencillos y baratos de realizar, y que todos tenemos a mano. Hoy te hablamos de saltar a la cuerda y de los beneficios que tiene para adelgazar.

10 beneficios de saltar a la cuerda para adelgazar

Hay quien piensa que saltar a la cuerda es un juego de niños. Y puede que lo sea, puesto que todos hemos jugado a ello de pequeños. Sin embargo, también es un método de entrenamiento muy recurrente en muchos deportistas. Sobre todo es muy frecuente que el entrenamiento con cuerda forme parte muy activa de las rutinas de boxeadores o deportistas que necesitan una alta explosividad.

Y es que saltar a la cuerda tiene muchas más ventaja de las que podemos creer. A continuación os hablamos de algunos de los beneficios que tiene saltar a la cuerda para adelgazar, y muchos otros.

Perder peso

Saltar a la cuerda es un ejercicio aeróbico que ayuda a quemar calorías y funciona como un eficaz método para quemar grasa. Lo cierto es que hay pocas cosas que quemen más calorías que saltar a la cuerda. Se trata de un ejercicio físico intenso, en el que entran en juego numerosos músculos del cuerpo. Se trata además de un ejercicio que se vuelve más efectivo a medida que lo hacemos mejor. Puede que al principio parezca que no sirve de mucho, pero en cuanto aprendamos a saltar de forma seguida y sin contratiempos, pronto nos daremos cuenta de lo cansado y efectivo que es.

Tonificar músculos

Saltar a la cuerda no solo ayuda a quemar calorías y grasa sino que también tonifica los músculos del cuerpo. No se trata de un ejercicio en el que se busca ganar masa muscular. Al contrario, el objetivo de saltar a la cuerda también es definir y tonificar, además de ganar fuerza y explosividad en brazos y piernas.

Reforzar estructura ósea

El movimiento de los brazos y los saltos constantes fuerzan a trabajar la estructura ósea de los hombros, piernas y columna vertebral, fortaleciendo de esta manera la estructura ósea del cuerpo y previniendo posibles problemas de huesos como la osteoporosis.

Trabajar la coordinación

Además de los beneficios de carácter físico como puede ser la pérdida de peso o la definición muscular, saltar a la cuerda tiene otras ventajas relacionadas con factores mentales. Por ejemplo, favorece mucho la concentración y la coordinación entre el movimiento de nuestros brazos y piernas. Por ello es también uno de los principales ejercicios que realizar los púgiles de boxeo. También es muy recomendable en niños por la misma razón,

Mejorar los reflejos

Este es un punto muy relacionado con el anterior. Cuanto más mejore la coordinación, más aumentarán nuestros reflejos, y con mayor facilidad podremos hacer este o otros ejercicios. Seguro que a todos nos parece imposible saltar a la cuerda con la velocidad, variedad y aparente facilidad con que vemos hacerlo a los boxeadores. Pero es que ellos ya tienen la fortaleza física, agudeza visual y coordinación para hacerlo a esa velocidad.

Fortaleza y potencia

Se trata de un ejercicio en el que no hay un minuto de respiro y en el que los músculos están trabajando continuamente. Los saltos contantes y los movimientos de los brazos ayudan a fortalecer los músculos, aumentar su fuerza y explosividad y también a mejorar la resistencia y la recuperación tras el ejercicio. Eso sí, para que los músculos trabajen en grado máximo es necesario adoptar la técnica adecuada.

Ejercitar muchos músculos

Como ya hemos comentado, otra de las principales ventajas de saltar a la cuerda es que es un ejercicio en el que se ejercitan muchos músculos, sobre todo si lo hacemos en solitario, ya que nosotros mismos manejamos la cuerda. No solo se van a trabajar los músculos de las piernas como la zona de los glúteos, el cuádriceps o los gemelos, sino que también los hombros o los pectorales, además de los músculos abdominales y lumbares. A decir verdad se trata de un ejercicio muy completo.

Mayor intensidad que otros ejercicios

Mucha gente que quiere adelgazar opta por hacer una rutina de footing, lo cual no está mal ni mucho menos. Sin embargo, saltar a la cuerda es una muy buena alternativa al footing (o un complemento, mejor dicho), ya que es un ejercicio físico más intenso y en el que los músculos trabajan más. Por ello, también hay que ajustar la duración del entrenamiento. Por ejemplo, saltar a la cuerda durante 15 minutos equivale a correr durante 45 minutos (a una intensidad similar).

Variedad de ejercicios

Otro de los puntos a favor de saltar a la cuerda para adelgazar es que hay una gran variedad de ejercicios que se pueden adaptar a las exigencias e cada uno. Se puede empezar con una rutina suave con las técnicas de salto más básicas, para luego ir probando otras variedades que pueden ayudar a trabajar más unas zonas u otras (saltos cruzando la cuerda, con rodillas arriba, etc).

Otras ventajas

Además de todos estos beneficios para adelgazar y para nuestros músculos, saltar a la cuerda tiene muchas otras ventajas. Por ejemplo, es un ejercicio que no distingue de sexos, que se puede practicar en cualquier sitio, y que es muy barato, no se necesita nada más que una simple cuerda de la medida adecuada para nosotros. Con muy poca cosa, este entrenamiento seguro que nos va a proporcionar muchas alegrías.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Y si hace mucho tiempo que no saltas a la cuerda y las primeras veces no pasas de cuatro saltos, no te preocupes. Poco a poco irá siendo más y más fácil. Puedes ir marcándote retos, como ir contando los saltos seguidos que llegas a dar, e ir superando tus propias marcas poco a poco. Pronto te reirás de lo torpe que parecías al principio.

Enlaces de interés:

ViviendoSanos.com

Newsletter