Escrito por Tendenzias

Bruxismo – Qué es, causas y Remedios caseros para el bruxismo

¿Has oído alguna vez a alguien que al dormir rechine los dientes? ¿Te levantas con dolor de mandíbula por las mañanas y no sabes por qué? Muy probablemente esto se deba al bruxismo. Qué es bruximo, cuáles son las causas del bruxismo y qué remedios caseros para evitar el bruxismo existen son algunos de los temas que abordaremos en este contenido.

Qué es bruxismo

¿Qué es el bruxismo? Para explicar este término, debemos puntualizar que por las noches, nuestro cerebro continúa en estado activo y, en numerosas ocasiones, sigue tratando los asuntos que teníamos en mente antes de acostarnos, como puede ser ciertos problemas o preocupaciones. Puede que estos problemas no nos quiten el sueño (insomnio), pero sí nos cause estrés al dormir, lo que conlleva un peor descanso y, como resultado, se produzca el bruxismo. Pese a que el control del bruxismo es muy difícil de llevar a cabo, se pueden realizar una serie de tratamientos y remedios naturales para evitar el bruxismo.

Que es bruxismo estres al dormir

La definición exacta del bruxismo es el modo de actuar inconsciente al dormir en el que frotamos, apretamos y rechinamos los dientes, por motivos principalmente de estrés y ansiedad que localiza nuestro cerebro.

Que es bruxismo dolor mandibular

¿Cómo podemos saber que padecemos bruxismo si nadie nos escucha? Si al despertarnos, notamos dolor en la mandíbula, las muelas o la boca seca y con sabor desagradable, es muy probable que hayamos rechinado los dientes.

Causas del bruxismo

Todas las causas del bruxismo están aún por definir; no obstante, los expertos apuntan que una de las principales causas del bruxismo se debe al estrés. Como hemos mencionado anteriormente, el cerebro continúa funcionando por la noche, por lo que si antes de acostarnos, le damos muchas vueltas a la cabeza sobre un tema, ni el cuerpo ni la mente acabarán descansando como debiera.

Existen otros motivos por los que se produce el bruxismo, como puede ser la dieta alimentaria seguida por el paciente, los hábitos de sueño, la manera en la que dormimos, una inadecuada alineación dental, etc. Los motivos pueden ser muchos y muy variados debido a que dependen en gran medida de cada caso especial.

Por tanto, si queremos evitar rechinar los dientes habitualmente, lo mejor es acudir al especialista dental de la familia para que determine las causas y aporte el tratamiento personalizado para evitar el bruxismo.

Remedios caseros para evitar el bruxismo

Aunque existen tratamientos contra el bruxismo muy eficaces, queremos dejaros los mejores remedios caseros para evitar el bruxismo, dado que estos son mucho más económicos que los que pueda presentar su dentista habitual.

Los tratamientos contra el bruxismo más habituales en cualquier clínica dental se componen de una férula de descarga que, mediante un protector dental de resina o plástico se realiza un molde que el paciente se colocará en su mandíbula con el objetivo de disminuir el dolor y el rechinamiento para así evitar que se desgasten los dientes. Aquellos casos de bruxismo más avanzado tenderán a requerir ortodoncia e incluso cirugía para corregir la mordida.

A continuación os dejamos los remedios caseros para evitar el bruxismo. Recordamos que estos remedios dependen en gran medida del estilo de vida del paciente.

Remedios caseros para evitar el bruxismo – café

El café antes de dormir constituye un alimento inadecuado, dado que, gracias a la cafeína, nos mantiene despiertos más tiempo y, por ello, nos permite reflexionar en esos temas que nos preocupan, antes de acostarnos. Lo mismo ocurre con el té, el alcohol y las comidas abundantes antes de acostarnos.

Remedios caseros para evitar el bruxismo – despejar la mente

El ambiente en el dormitorio es fundamental para garantizar un descanso adecuado. Para ello, antes de acostarte, te recomendamos que le dediques 30 minutos a despejar la mente, meditar o incluso escuchar música relajante. Esto nos permitirá ir más descansados antes de dormir y, por ello, descansar más durante el sueño.

Remedios caseros para evitar el bruxismo despejar la mente con musica relajante antes de dormir

Remedios caseros para evitar el bruxismo – hielo

Podemos aplicar hielo en la mandíbula con el objetivo de aliviar el dolor, así como realizar lo mismo, pero con calor. Ayudarás a que la mandíbula se relaje y libere la tensión acumulada que es la que propicia el rechinamiento.

Remedios caseros para evitar el bruxismo – alimentos duros

Los alimentos duros provocan que la mandíbula tenga que forzar para poder ingerirlos. Esto produce estrés en la zona que es la que origina el problema del bruxismo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Remedios caseros para evitar el bruxismo – chicle

El peor enemigo de cualquier dentista siempre ha sido el chicle. ¿Cuál es el motivo? Según afirman muchos dentistas, el chicle provoca desplazamiento de la mandíbula, por lo que genera problemas a largo plazo en las piezas dentales. Asimismo, desde un punto de vista más interno del organismo, al mascar “aire”, el cuerpo se llena de gases que producen a posteriori episodios de estreñimiento.

Remedios caseros para evitar el bruxismo –dieta rica en calcio y magnesio

Una dieta rica en calcio y magnesio nos permite proteger nuestras piezas dentales del desgaste, por lo que se recomienda consumir alimentos ricos en calcio y magnesio, como puede ser la leche o los huevos, para mantener una boca fuerte y sana.

Remedios caseros para evitar el bruxismo – masajes faciales

Los masajes faciales nos ayudan a reducir la tensión muscular para conseguir un estado de relajación en la mandíbula que nos permita descansar. Alguno de los masajes más habituales es:

En la parte de la mandíbula, aplicar movimientos circulares suaves con los dedos. Asimismo, podemos aplicar presión paulatinamente en la zona de los pómulos (encontrando el punto de dolor), primero más suave hasta terminar en un nivel de presión mayor. Por otro lado, podemos repetir estos mismos movimientos en la sien y en el hueso de la parte superior del pómulo. Y por último, quedaría relajar la zona inferior de la mandíbula. Para ello, cogeremos los dedos índices en las muelas (con la boca abierta) y presionar hacia abajo hasta que cerremos por completo la boca.

También podrían interesarte las siguientes entradas:

ViviendoSanos.com

Newsletter