Escrito por Tendenzias

Manzanilla | Propiedades y beneficios

La manzanilla es una planta que tiene su origen en la región mediterránea de Asia menor y crece en terrenos cultivados, así como en terrenos arenosos y baldíos. Es una de las hierbas más populares por la gran cantidad de propiedades y beneficios que tiene.

Generalmente es ingerida como infusión, aunque también es frecuente su uso en forma de cremas o lociones para la piel. Se utiliza sobre todo por sus propiedades curativas, pero a continuación veremos los diferentes usos que tiene y cómo preparar remedios caseros con ella.

Propiedades de la manzanilla

La manzanilla se utilizaba ya en la Antigua Grecia, en el Imperio romano y también en Egipto como tratamiento para una multitud de dolencias varias. Posteriormente, alcanzó una gran popularidad en la Edad Media por su capacidad para tratar el asma, los problemas nerviosos o las náuseas.

Se trata de una planta con una gran resistencia, por lo que puede adaptarse a cualquier clima y crecer en cualquier parte del mundo, así como en un pequeño jardín o en una maceta que tengamos en casa.

Los componentes de la manzanilla son aceites esenciales, ácido antémico, cumarinas, flavonoides, hidratos de carbono, ácidos grasos como linoleico, palmítico y oleico, colina, vitamina C y betacarotenos.

Manzanilla-Propiedades-beneficios-remedios-caseros

Las principales propiedades de la manzanilla son su poder antiinflamatorio, antialérgico, antibacteriano y sedante. Tiene además propiedades digestivas, es por esto que suele recomendarse tomar una infusión tras las comidas a aquellas personas que padecen de estómago, para aliviar el dolor, la pesadez o los casos de úlceras o gastritis.

Esta planta tiene también propiedades carminativas, que significa que ayuda a expulsar los gases que se quedan atrapados en el aparato digestivo, por lo que es un buen remedio para las flatulencias y los gases.

La manzanilla se utiliza también en personas que se están recuperando de operaciones intestinales, como la apendicitis o una cirugía en la vesícula. Otra de las propiedades de la manzanilla es su valor como colagogo, es decir, que ayuda a eliminar la bilis de la vesícula y hepática, ya que estimula las funciones del hígado.

Gracias a sus propiedades emenagogas, la manzanilla ayuda a facilitar el flujo de la menstruación, la periodicidad de esta y su cantidad. Debido a sus propiedades antiespasmódicas resulta útil para aliviar los cólicos menstruales o los espasmos que preceden a esta.

La manzanilla tiene también un alto poder como diurético, es decir, favorece la eliminación de líquido del cuerpo. Por este motivo se utiliza como complemento en las dietas contra la obesidad así como en aquellas personas que necesitan eliminar toxinas, principalmente de ácido úrico.

La presencia de la colina ayuda también a eliminar las grasas acumuladas en la sangre, por lo que ayuda a disminuir el colesterol en las arterias. Es adecuada para personas con arterioesclerosis y con degeneración de la vesícula biliar o de los riñones.

Por último, la manzanilla resulta útil también para el tratamiento de las afecciones respiratorias, como los casos de asma, resfriados, bronquitis y fiebre alta. También resulta útil la manzanilla como medida para combatir el insomnio, se recomienda beber una infusión antes de irse a la cama.

Remedios caseros con manzanilla

Manzanilla-Propiedades-beneficios-remedios-caseros

Dentro de la estética, la manzanilla también tiene una serie de utilidades. Su uso más popular es el del aclarado del cabello, aunque se le llama más comúnmente camomila. Un enjuague con manzanilla combinado con la acción del sol, se traduce en un par de tonos de cabello más claros.

También se utiliza de forma tópica por sus propiedades sobre la piel, ayudando a regenerar los tejidos y favoreciendo la cicatrización. Podemos encontrarla disponible en cremas, aceites esenciales, lociones o cápsulas, aunque también tenemos la opción de preparar remedios caseros como veremos a continuación.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Remedio casero para la digestión

Una vez que hayamos terminado de comer, para ayudar a nuestro sistema digestivo a procesar todos los alimentos sin ocasionarnos pesadez de estómago, se recomienda preparar una infusión que consistirá en la mezcla de diez gramos de hojas de manzanilla con medio litro de agua.

Lo coceremos a fuego lento durante 10 minutos y nos beberemos la infusión resultando, con cuidado de no quemarnos ya que estará muy caliente.

Remedio casero para el acné

Para aliviar los brotes de acné, además de otras plantas como el aloe vera, la manzanilla también resulta beneficiosa por su poder calmante y antibacteriano. Nuestro remedio consistirá en verter una cucharada de manzanilla dentro de una taza con agua hirviendo.

Dejamos reposar el agua con la manzanilla y cuando se haya enfriado un poco, empaparemos un trozo de algodón o una compresa en la infusión, aplicándolas directamente sobre la zona afectada a tratar.

Remedio casero para la cefalea

Para aliviar los dolores de cabeza, la manzanilla también puede sernos de gran utilidad. En este truco casero tendremos que conseguir un litro de vino blanco que mezclaremos con 50 gramos de flores de manzanilla.

Manzanilla-Propiedades-beneficios-remedios-caseros

Hay que dejarlas que se maceren durante aproximadamente 10 días; una vez que haya transcurrido este tiempo, nos tomaremos dos copas pequeñas al día para poder notar los resultados; una copa por la mañana y otra por la noche.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Remedio casero para los dolores menstruales

Para aliviar estas frecuentes molestias que prácticamente toda mujer ha experimentado alguna vez a lo largo de su vida, podemos ingerir una infusión con una mezcla de 10 gramos de flores de manzanilla por cada litro de agua.

Al mismo tiempo, podemos aplicar también algunos fomentos de la planta sobre el vientre, que ayudarán a calmas los dolores de vientre causados por los cólicos menstruales.

Remedio casero para la desinfección de llagas en la boca

Debido a su poder cicatrizante, la manzanilla resulta ideal para desinfectar las heridas en la boca y favorecer la regeneración de los tejidos. Como base, tomaremos una infusión de manzanilla y la aplicaremos utilizando compresas sobre las zonas que estén inflamadas por las llagas.

Utilizaremos únicamente por cada taza de agua hirviendo, una cucharada de manzanilla. Si las llagas están localizadas dentro de la boca, podemos realizar enjuagues bucales con una infusión normal de manzanilla.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos