Escrito por Tendenzias

Patatas | Propiedades, precauciones y cómo cocinarlas

Las patatas son un alimento que siempre ha formado parte de nuestra dieta. Originarias de América, las patatas eran cultivadas y consumidas regularmente por los incas. Posteriormente, los conquistadores las trajeron a Europa. Aun así, y teniendo en cuenta su fama, a las patatas se las consideraba un alimento tóxico. Por este motivo, se tardó mucho tiempo en convertir a la patata en un alimento habitual en nuestras cocinas. La toxicidad de la patata está sobre todo en sus hojas y también tiene que ver con su estado de maduración y cultivo. Pero de ello hablaremos en detalle más adelante.

Las patatas contienen muchas propiedades nutritivas y medicinales. Es por ello que se ha extendido su consumo por todo el planeta, especialmente en Europa y América. Son muy ricas en minerales, vitaminas y probióticos, de ahí que se hayan convertido en el segundo alimento más consumido en el mundo.

patatas-propiedades-precauciones-y-como-cocinarlas-nutrientes

La forma de cultivar y cocinar la patata es lo que nos asegura sus beneficios y nos evita al mismo tiempo sus posibles efectos tóxicos. Hoy en día podemos encontrar distintas variedades de patata: hay patatas tempranas, de estación, tardías, para cocer, para asar, para freír… Estas variedades dependen de la estación de recogida y sus usos culinarios. En Canarias, por ejemplo, encontramos una variedad única de patatas. Dentro de esa variedad, tenemos otros subtipos o subvariedades: las papas negras, las papas bonitas, las meloneras, las coloradas y así hasta 46 tipos diferentes. Estos tipos de patatas se usan para elaborar las famosas papas arrugadas con mojo, uno de los platos típicos de las Islas Canarias.

Propiedades de las patatas

Una de las propiedades más conocidas de las patatas es su capacidad de curar problemas digestivos. Antiguamente, se elaboraba un licuado de patatas crudas para curar enfermedades del estómago pero, debido a la toxicidad de su consumo crudo, en la actualidad se aconseja hervir las patatas antes de usarlas para ingerirlas. En  ese sentido, las patatas al vapor son el mejor remedio para nuestro aparato digestivo.

Las patatas contienen almidones, que protegen y desinflaman las mucosas de los intestinos, por lo que combaten la úlcera de estómago, la acidez y la gastritis. También regeneran la flora intestinal, combate el estreñimiento y están indicadas en caso de colon irritable.

Otra propiedad importante de las patatas es su contenido en potasio, por lo que están indicadas para resolver problemas de hipertensión. La presencia de potasio la convierte en un alimento diurético, lo cual favorece el funcionamiento de los riñones y evita, por ende, la retención de líquidos. Además, es una importante fuente de energía.

Los hidratos de carbono están presentes en las propiedades de las patatas. Además de carbohidratos, las patatas nos aportan minerales: magnesio, calcio, fósforo y vitaminas, sobre todo vitamina C, cuyas propiedades son antioxidantes. Las patatas también contienen vitaminas A y B, fibra y sodio.

Otra cualidad de las patatas es su efecto sedante sobre el sistema nervioso: favorecen un sueño profundo y reparador y combaten la depresión. Pero, además de todas las propiedades que presentan las patatas en cuanto a beneficios para el buen funcionamiento del organismo, tienen excelentes propiedades para uso externo. El primer o más destacado beneficio que nos aporta la patata es en la piel. El contenido en almidón de las patatas las convierte en las mejores aliadas de nuestra piel. La patata tiene un efecto antiinflamatorio, calma el dolor y reduce la hinchazón por lo que, aplicando una patata cruda sobre los párpados, podemos reducir las bolsas y ojeras.

patatas-propiedades-precauciones-y-como-cocinarlas-propiedades-de-las-patatas

Otro uso externo es para reducir moratones, contusiones y quemaduras. Colocar unas rodajas de patata sobre la zona afectada aliviará inmediatamente las irritaciones e inflamaciones de la piel. Cabe destacar que hacer una mascarilla con patata rallada es una cura para el acné, al mismo tiempo regenera y refresca el cutis. Teniendo en cuenta todas estas propiedades, podemos usar la patata como un producto de belleza casero.

Precauciones con las patatas

Hay que tomar en cuenta ciertas precauciones a la hora de consumir patatas, puesto que éstas contienen sustancias que pueden ser tóxicas. Esta toxicidad de la patata proviene de la solanina, un glucoalcaloide presente en su composición. Además de solanina, la patata contiene chaconina, otro alcaloide que puede resultar muy perjudicial para las personas.

El nivel de intoxicación puede ir desde agudo hasta crónico o llegar a causar la muerte, dependiendo de la cantidad ingerida. La solanina junto con la chaconina actúa dañando las células hasta tal punto que se produce su apoptosis o muerte. Además, estas sustancias inflaman los túbulos renales, lo que podría causar una insuficiencia renal grave.

Pero este peligro que presenta la patata depende de las condiciones su cultivo, maduración y almacenamiento. Para poder consumir patatas sin que comporten ningún riesgo se han de almacenar en lugares frescos. Otro factor a tener en cuenta es evitar exponerlas a altas temperaturas y a luz solar, dejando que su maduración sea un proceso natural. Otra recomendación es consumirlas lo antes posible, por lo que no deberíamos tener patatas almacenadas por largo tiempo.

La peligrosidad de la patata se concentra, sobre todo, en los nódulos que están presentes en la piel y las semillas, especialmente si la patata aún no está del todo madura. Es decir, si vemos una patata de color verdoso o con nódulos o germinaciones, es mejor no consumirlas. El sabor amargo es otro indicador de que en la patata existe dicha toxina.

patatas-propiedades-precauciones-y-como-cocinarlas-precauciones-con-las-patatas

Puesto que la mayor concentración de alcaloides se presenta en la piel de la patata, es mejor pelarlas antes de cocinarlas o ingerirlas. Por otro lado, hoy en día las variedades de patata que se cultivan contienen un porcentaje muy bajo de alcaloides. No obstante, es mejor comprobar siempre que estén maduras, que no presenten color verdoso ni nódulos y no consumirlas con piel.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Siguiendo estas pequeñas indicaciones, podremos consumir patatas con total tranquilidad y beneficiarnos así de todas sus propiedades y beneficios nutritivos.

Cómo cocinar las patatas de forma saludable

  • Para cocinar las patatas de forma saludable, lo primero es verificar que no tienen zonas verdosas ni nódulos. Teniendo en cuenta esto, la mejor opción para cocinarlas es hervidas, al horno o al vapor. Normalmente, el tiempo de cocción es de unos veinte minutos.
  • Para que las patatas conserven todas sus propiedades es conveniente añadir un poco de sal al agua. En concreto, se debe añadir en el momento en que está en ebullición. Esto evita que las patatas pierdan sus minerales.
  • Teniendo en cuenta que es en la piel donde se concentra la mayor parte de los minerales, conviene cocinarlas con piel, aunque a la hora de consumirlas es mejor quitarles la piel para prevenir la posible toxicidad.
  • Y, de entre toda la variedad de patatas que podemos encontrar en el mercado, la más recomendable es la patata nueva, es decir, patatas que provengan de cosechas recientes.
  • En cuanto a la forma correcta de almacenar las patatas, tenemos que guardarlas en un lugar fresco, con ventilación y con poca luz, pero no totalmente oscuras. En la oscuridad germinarían y con demasiada luz se estropearían.

Hay un montón de recetas saludables con patatas como patatas al horno gratinadas, ensalada tibia de patatas, crema de verduras con patatas, pastel de patatas… Sea como sea la forma de prepararlas, podemos beneficiarnos de todos los nutrientes de este alimento tan conocido y desconocido al mismo tiempo.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • http://www.ictiva.com/
  • http://www.bellezaz.com/
  • https://placeralplato.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter