Escrito por Tendenzias

Los alimentos que nos ayudan a cuidar el cuerpo en otoño

El otoño y el invierno es una época algo complicada para la salud, pues estamos con cambios de temperatura, vamos algo más estresados en la vuelta de las vacaciones, estamos pensando en las fiestas, tenemos la vuelta al cole de los niños, etc. Son muchas las cosas que se juntan, tanto física como mentalmente, cuando acaba el verano.

Aunque no lo parezca, estos cambios son algo bastante bruscos para el cuerpo. Las bacterias y los virus que causan los resfriados y la gripe se encuentran con un sistema inmunológico debilitado, escenario ideal para que ellos puedan acceder libremente a nuestro cuerpo.

Para evitar que la gripe o el resfriado se einstalen en nuestro día a día es bueno conocer los alimentos que nos ayudan a cuidar el cuerpo en otoño. Es por ello que os queremos hablar hoy de esos alimentos indispensables en vuestra dieta durante el otoño y el invierno para proteger vuestro cuerpo y estar sanos. ¡No te pierdas nada!

Alimentos para cuidar el cuerpo en otoño

Con el paso del tiempo la agricultura ha evolucionado mucho evitando que haya estacionalidad en los alimentos. Se han instalado invernaderos y sistemas que son capaces de producir casi cualquier fruta o verdura en cualquier mes del año. 

Esto tiene consecuencias positivas, pero también negativas. Es fantástico poder comer todo durante todo el año. No necesitas esperar para disfrutar de una buenas moras, o para hacerte un zumo de naranja. En cualquier momento puedes bajar al supermercado o hipermercado más cercano y abastecerte de todo lo que te apetezca.

La parte mala de esta evolución es que se produce fruta y verdura en contra de lo que la naturaleza dicta. Esto hace que muchos productos dejen de ser tan buenos como deben ser, cuando se consumen fuera de temporada. Cuando la naranja se deja crecer y evolucionar en invierno lo hace por sí sola, y termina siendo un producto perfecto para su consumo. Pero en verano se fuerza químicamente para conseguir una gran producción que no es propia de esa estación, y por tanto las naranjas ya no tienen sus propiedades como debería ser.

Por eso es interesante conocer los productos propios de cada temporada. Te benficiarás de todas sus propiedades y disfrutarás del máximo sabor. Precisamente de eso se trata este artículo, de conocer bien los alimentos que nos ayudan a cuidar el cuerpo en otoño. 

Naranja

Vamos a empezar a hablar precisamente de la naranja. Uno de los productos más populares del otoño y del invierno, especialmente para su consumo en forma de zumo.

La naranja es rica en vitamina C, la cual es perfecta para reforzar el sistema inmunológico. También debemos decir que la naranja es una fruta muy energética y que nos ayuda a controlar el peso, por lo que hay más de un motivo por el que deberíamos ponerla sin falta en nuestra dieta.

A pesar de lo que nos gustan los zumos a todos, es mucho mejor consumirla entera. El zumo hace que se pierdan algunas de sus propiedades y que no haga falta realizar esfuerzo en digerirla. Puede parecer que eso es una ventaja, pero en realidad mucha parte del proceso de la digestión es esencial para que la narajan y otros alimentos puedan ayudarnos a cuidar el cuerpo.

Nueces

Las nueces son un gran aporte de energía tanto a nivel físico como mental. Es perfecta para las personas que padecen hipertensión pues les ayuda a regular los niveles y también contiene vitamina B, fósforo y lecitina, los cuales son componentes de lo más necesarios para el buen funcionamiento de la memoria y el cerebro.

Las vitaminas que aportan las nueces nos vienen bien para protegernos de los resfriados. Pero también su acción sobre las grasas saturadas es especialmente buena en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

En otoño aparecen todos los frutos secos, y es cuando más apetece consumirlos. Un buen aprovisionamiento de estos hace que estemos mejor de salud a lo largo de todo el año. ¡No te cortes y come frutos secos de vez en cuando!

Almendras

Este es otro de los frutos secos que contiene más vitaminas para ayudarnos a protegernos del frío. Se puede consumir por sí sola o en forma de leche de almendras.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

La única pega de esta evolución en el consumo de la almendra es que cada vez se utiliza más para la producción de leche, crema y otros sucedáneos lácteos provenientes de la almendra y no de la leche. Eso provoca que su coste como fruto seco haya ido aumentando, hasta convertirse en uno de los más caros. Antes esto no ocurría y era un fruto seco mucho más asequible.

Pistachos

Los pistachos se pueden encontrar durante todo el año, pero en otoño se encuentran los de mejor calidad. Tienen más “carne”  y se abre muy bien la cáscara. 

Contiene una gran cantidad de vitaminas del grupo B, excepto de la B12. También aportan calcio, magnesio y potasio. Por eso, consumir un puñado de este tipo de fruto seco puede darte una energía muy potente. El potasio es algo que comparte con el plátano, una fruta que también da mucha energía.

Granada

La granada es un alimento del que ya hemos hablado en muchas ocasiones dentro de Viviendo Sanos. Es un gran alimento con efectos diuréticos que nos ayuda a expulsar los líquidos que retenemos, así como también nos permite controlar y bajar de peso

Precisamente por esa función diurética la granada es buena para limpiar los riñones y las vías urinarias, así que las personas que sufran de enfermedades relacionadas con los riñones pueden tener un gran aliado en la granada.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Además de todo esto, la granada es una fuente rica en potasio, fósforo y magnesio, ideales para el buen funcionamiento de los músculos y de nuestro organismo. También tiene una gran cantidad de vitamina C la cual es ideal para el sistema inmunológico. Su consumo en otoño e invierno ayuda a mejorar la salud y a estar más fuetre frente a virus, bacterias y contagios.

Es un producto ideal para consumir en ensalada, postres o por sí sólo. Seguro que en Internet encuentras multitud de recetas con este fruta como protagonista. ¡No lo dudes!

Mora

Las moras son uno de los productos más antioxidantes que exiten. De hecho cuanto más oscura sea la producción de moras, mejor. La fuerte pigmentación de ese color entre morado y negro significa que tiene más propiedades antioxidantes. Por eso es bueno dejarla en la zarza hasta que esté lista y no cogerlas antes de tiempo, pues no harbá desarrollado por completo sus capacidades.

Se ha probado científicamente mediante diferentes estudios que se trata de una fruta que tiene una gran capacidad como alimento preventivo. No sólo tiene efecto en el momento de su ingesta, sino que su consumo continuado ayuda a que no te afecten los contagios de resfriados o gripes a medio plazo. Un buen motivo para tomar esta fruta, ¿no te parece?

Manzana

Dicen los ingleses “take an apple a day takes the doctor away”. O lo que es lo mismo, una manzana al día aleja al médico de tu vida. Es una de las frutas más importantes y de las que más piezas deberíamos consumir durante el invierno.

Se trata de un alimento muy completo en cuanto a vitaminas y propiedades. Protege de los inconvenientes del frío y da mucha energía. De hecho, comerte una manzana en momentos de cansancio tiene un efecto mayor que el de la ingesta de cafeína o teína. Poca gente conoce ese dato, pero pruébalo y verás, ¡te vas a sorprender!

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Espinacas

Las espinacas son un alimento que deberíamos consumir al menos una vez por semana y es que el aporte que este nos ofrece al organismo es de lo más importante.

Por un lado, debemos decir que las espinacas tienen un contenido calórico muy bajo, por lo que las pueden consumir incluso las personas que están a dieta. También son ricas en vitamina A, vitamina B y C, con las que podemos combatir cánceres, problemas de la vista y, sobre todo, reforzar el sistema inmunológico para evitar gripes y resfriados. Las espinacas son también muy adecuadas para combatir el cansancio, así como para sentirnos de buen humor y llenos de energía.

Por último, también debemos saber que la espinaca es rica en diferentes minerales de lo más necesarios para el funcionamiento del cerebro y los músculos de nuestro cuerpo. Los minerales que tenemos en las espinacas son el hierro, el magnesio, el calcio, el potasio y el fósforo, muy adecuado, también para el funcionamiento y desarrollo del cerebro.

Calabaza

La calabaza es un alimento propio de los meses de octubre y noviembre. Se puede consumir en cremas, asada, o como acompañamiento de platos de carne. A nosotros nos encanta en compota con carne asada, por ejemplo. Y también, por supuesto, sirve para hacer ricas tartas y postres.

En España no es uno de los alimentos más populares, aunque poco a poco está ganando presencia en nuestra dieta. Esto es motivo de alegría, ya que la calabaza es un muy buen alimento para cuidar nuestro cuerpo en otoño. Aporta mucho Omega 3 y vitamina A.

Lentejas

Hablamos de las lentejas en particular pero lo cierto es que todas las legumbres son indispensables para cuidarnos en invierno. Nos aportan las calorías necesarias para ahcer frente a las bajas temperaturas. Al mismo tiempo ofrecen hierro y vitaminas suficientes para poder enfrentarnos a cualquier resfriado de invierno.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Es verdad que cuando aún hace buena temperatura pueden apetecer menos a modo de potaje. Sin embargo, se pueden consumir dentro de una ensalada o en recetas de cocina más vanguardista. No es necesario recurrir a los platos de cuchara clásicos para ingerir las legumbres. Se puede combinar ese tipo de comida con otra más novedosa que también nos ofrece todo lo positivo de esta comida.

Incluye todos estos alimentos en tu dieta durante el otoño y verás cómo este año sufres muchos menos resfriagos y gripes. Y te sentirás llena o lleno de energía.

Te seguimos contando cosas sobre el otoño para que saques partido a esta estación y te cuides mejor que nunca:

ViviendoSanos.com

Newsletter