Escrito por Tendenzias

10 verduras que se pueden plantar en la cosecha de Otoño

En una entrada anterior ya os hemos dado algunos consejos para conseguir que los alimentos se convierten más tiempo, pero si además eres de las personas que han apostado por tener un huerto ecológico en casa te vamos a hablar ahora de verduras y de aquellas que puedes plantar de cara al otoño. A continuación en Viviendo Sanos, 10 verduras que se pueden plantar en la cosecha de Otoño.

4-verduras-que-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otoño

Lo importante para que un huerto funcione bien es conocer en profundidad cada una de las cosas que vas a plantar. Las verduras necesitan un tipo de tierra concreto, su riego justo, la luz solar, etc. Pero además las verduras son estacionales. Estamos acostumbrados a que hoy en día podemos encontrar lo que queremos cuando queremos. Sin embargo, si pruebas una verdura dentro de su propia época de cosecha notas que la calidad es mucho mayor. Para lograr esa calidad es necesario conocer la verdura y cosecharla a su debida manera y en el tiempo justo.

Saber cuándo hay que cosechar cada tipo de verdura te ayudará a conseguir éxitos con tu huerto. Y además los resultados que vas a conseguir serán mucho mejores.

10 verduras que se pueden plantar en la cosecha de Otoño

El clima más frío y los días más cortos del otoño no tiene que significar el fin de la cosecha de tu jardín o huerto ecológico. Si plantas algunos de estos cultivos de raíces ahora, todavía podrás disfrutar de una cosecha propia y fresca producida a finales de otoño.

4-verduras-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otono

Si eres amante de las verduras, ahora ya puedes tener un  jardín de otoño lleno de verduras de hoja verde de manera que podrás prolongar de forma segura la temporada de cosecha, y si siembras una cama llena de cortos tubérculos de temporada, a estos se le puede añadir un poco de variedad, y como no a tu plato.

Tal vez sea tu primer año con el huerto y aún no conozcas mucho al respecto. Pero si llevas ya varios años trabajando en él sabrás que la tierra va cambiando a lo largo de los meses, y tu cultivo también debe adaptarse. La humedad, el sol, la temperatura y los elementos ambientales influyen mucho en cómo va a desarrollarse todo en tu huerto. 

Eso sí, antes de ponerte a pensar en lo que vas a cosechar debes tener claro cómo es el clima en tu zona. El momento en el que empiezan las heladas es muy importante conocerlo. Esto determinará cuándo puede denirse abajo tu cosecha por lo que hay que estar preparado antes.

Si vives en un clima cálido seguramente encontrarás muchos menos problemas. Pero también deberás esperar a que el calor veraniego afloje un poco antes de ponerte con las cosechas de otoño.

Zanahorias

4-verduras-que-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otoño-zanahorias

Las zanahorias son bastante fáciles de cultivar a partir de semillas, pero como con todas las semillas que requieren la siembra superficial, la superficie del suelo deberán permanecer uniformemente húmeda para la germinación. Cubre las camas de tu cultivo con una fila (o un túnel bajo) que te ayude a mantener la humedad , o cubre la cubierta derecha de la fila en la superficie del suelo y sacala cuando la mayor parte de las semillas comiencen a germinar.

Selecciona semillas de variedades de zanahoria que se cultiven en menos tiempo, y que te pueden permitir conocer nuevas variedades de esta verdura.

Remolacha

4-verduras-que-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otoño-remolacha

Si has sido traumatizado por tener que comer remolacha en conserva de niño, es posible que desee dar a esta otra oportunidad y comerla fresca de la huerta, ya sea cruda (la remolacha en rodajas finas sirven como patatas fritas para un plato vegetariano) o cocidas. Las semillas de remolacha son un poco engañosas, ya que no son semillas individuales, sino más bien un conjunto de varias semillas, por lo que el adelgazamiento del cultivvoremolacha es una necesidad. Hay diferentes tipos de remolacha de color y tamaño, por lo que la siembra una mezcla de variedades que dará lugar a una diversidad de color y sabor entre las raíces de remolacha y las hojas (que también son comestibles).

Rábanos

4-verduras-que-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otoño-rabanos

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Los rábanos son una de las hortalizas más rápidas para madurar, dependiendo de la variedad específica, que pueden alcanzar un tamaño de cosecha en sólo 30 días. Es posible hacer varias siembras sucesivas de rábanos en el otoño, espaciadas alrededor de una semana de diferencia, para un suministro constante. Si te has mantenido al margen de los rábanos, ya que tienden a ser demasiado ‘picantes’ , busca  algunas variedades más dulces, y siembra varios tipos diferentes. Los rábanos también se pueden cultivar en la misma fila que las verduras de hoja, ya que van a madurar y ser cosechadas en primer lugar, ayudando  a adelgazar las filas de lechuga u otras verduras.

Nabos

4-verduras-que-se-pueden-plantar-en-la-cosecha-de-otoño-nabos

Los nabos no tienden a ser altos, pero estos tubérculos son fáciles de cultivar en el otoño y tienden a ser algo más dulce que los cultivados en la primavera y el verano. Algunas variedades de nabo puedenn madurar en tan sólo cinco semanas y se pueden recoger temprano.

Cebolla

Esta es una de las verduras más apropiadas para cultivar en otoño. Sobre todo porque se trata de una planta muy sencilla que no requiere un esfuerzo muy grande. Las cebollas prácticamente se cultivan por sí solas. Lo importante es plantarla bien y vigilar el principio de su desarrollo. 

En cuanto a cómo plantarlo, las semillas o los bulbos debes enterrarlos como mínimo a 15 centímetros de profundidad. Además debes dejar espacio suficiente para que la cebolla vaya creciendo y tenga espacio entre cada una. Por otro lado, cuando vaya a empezar a salir la cebolla hay que limpiar y eliminar la espiga floral. Este dato es el más importante.

A los dos meses de haberlo plantado ya tendrás cebollas tiernas y pequeñas. Y si esperas 3 o 4 meses ya tendrás cebollas grandes y más fuertes de sabor. Las primeras son apropiadas para ensalada y las segundas para cocinar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Ajos

Esto es más apropiado plantarlo en octubre en lugares más cálidos. Si tu zona es muy fría lo ideal es plantarlo entre enero y marzo. Pero tú mejor que nadie sabrá cómo es tu ciudad para poder adaptar la plantación al clima.

Hay que plantarlos con una profundidad de unos 10 centímetros y también son necesarios 10 centímetros entre cada ajo. Lo bueno es que se pueden plantar en maceta, no es necesario que sea en un huerto. Y pueden mezclarse en la misma zona de las cebollas incluso de las zanahorias.

Plantar cosas con tanto olor como los ajos y las cebollas cerca de otras verduras como la zanahoria hace que las moscas y otros insector se ahuyenten.

Coliflor

Esta verdura es bastante complicada de cultivar. Es una verdura muy sensible a la que hay que mimar y cuidar mucho para que llegue bien a su desarrollo completo.

No se debe poner en contacto directo con el sol o rápidamente amargará. Lo mejor es que la verdura sea tapada con las propias hojas de la planta, o con otro material que le permita crecer sin recibir los rayos del sol.

Otro de los puntos que debes conocer es que este tipo de verduras necesitan mucho riego. Cuando está en fase de crecimiento se puede regar incluso dos veces al día, pero en poca cantidad. Es mejor repetir muchas veces el riego poco a poco que encharcarla de una vez. Esto podría ahogar a la planta y matarla. 

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Puerro

El puerro debe plantarse en semilleros y trasladarse al huerto cuando ya miden en torno a los 10 centímetos. Si directamente lo plantas en el huerto es posible que no se desarrollen bien. Cuando empiezan a crecer necesitan más cuidados y mimos, por eso es mejor empezar en un semillero.

El puerro necesita alternar horas de sol y de sombra. Mientras están en el semillero es fácil porque puedes ir moviéndolo a lo largo del día. Pero a la hora de pasar a la tierra es necesario buscar un lugar en el que a lo largo del día también vaya a recibir sombre. Ten esto en cuenta a la hora de ponerte a cultivar puerros.

Berenjenas

Al contrario de los puerros que acabamos de ver, las berenjenas necesitan mucho sol. Y por mucho sol nos referimos a que necesitan entre 10 y 14 horas de sol al día. Cuanto más directo mejor.

Esta necesidad de sol implica que se deba limpiar bien la berenjena y eliminar las hojas que impiden que les de el sol. Las hojas interiores y las que surgen por debajo de las berenjenas deben ser eliminadas. Tan sólo deben mantenerse la que crecen por encima de ellas o pegadas a la planta.

Por otro lado, no soportan bien las heladas. Por eso es mejor plantarlas al principio del otoño, para que cuando lleguen als temperaturas verdaderamente frías estén listas para ser cosechadas. Cuando la temperatura desciende de los 10ºC puede que las berenjenas empiecen a resentirse. Si esto ocurre varios días seguidos es probable que se te eche a perder toda la cosecha.

Patatas

Lo primero que debes saber sobre la patata es que debe plantarse a mucha profundidad. Esto es necesario para que estas crezcan bien y se desarrollen por completo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Además, hay que plantarlas pronto ya que no soportan bien las heladas cuando acaban de ser sembradas. Una vez que la planta va cogiendo fuerza es una de las más duras que hay. Sin embargo, recién sembrada es una planta muy sensible y que cualquier cosa puede echarla abajo.

Es mejor plantarla pronto y así cuando llegue el verdadero frío lo soportará mejor y podrás disfrutar de unas deliciosas patatas de tu propio huerto.

Seguimos hablando del otoño y cómo nos afecta en estos artículos:

ViviendoSanos.com

Newsletter