Escrito por

La sibutramina: qué es, para que sirve y los riesgos de consumirla

¿Estás pensando en tomar sibutramina para adelgazar? Es importantísimo que puedas conocer cuáles son los efectos secundarios y los riesgos de consumir este medicamento. A su vez, os contaremos en qué consiste este medicamento por vía oral, para quién está recomendado y otros consejos útiles para poder adelgazar sin poner en riesgo vuestra salud. Veamos a continuación todo sobre la sibutramina: qué es, para que sirve y los riesgos de consumirla.

Para perder peso de una forma sana y evitar el efecto rebote es llevar a cabo una dieta saludable. Aprender unos buenos hábitos de alimentación y ejercicio serán la clave para perder peso y mantener un peso correcto. Además, los beneficios no sólo serán físicos, pues también podréis disfrutar de beneficios psíquicos. Teniendo esto en cuenta ¿Es recomendable el consumo de medicamentos o complementos que favorezcan la pérdida de peso?.

Qué es la sibutramina

La sibutramina se trata de un medicamento que a veces se aconseja para ayudar a perder peso a personas que sufren de obesidad o sobrepeso, siendo los médicos quienes tienen las directrices en cuanto al momento en que se puede utilizar. Esto quiere decir que ha de ser un medicamento pautado y supervisado para comprobar que funciona de forma correcta.

A pesar de ser un medicamento que se toma para adelgazar, lo cierto es que se trata de una feniletilamina, desarrollada originalmente como un antidepresivo. Durante sus estudios, la acción antidepresiva demostró ser modesta en comparación con la anoréxica y, en esta última dirección, fue como se guió el fármaco que acabó siendo registrado y comercializado como un medicamento para la pérdida de peso.

De este modo en la actualidad, la sibutramina es un medicamento que ayuda a perder peso al alterar los neurotransmisores dentro del cerebro. Los neurotransmisores son sustancias químicas producidas y liberadas por los nervios para comunicarse con otros nervios. Los neurotransmisores liberados pueden unirse a otros nervios o pueden ser recuperados por los nervios que los liberan, un proceso denominado recaptación. La sibutramina bloquea la recaptación de los neurotransmisores dopamina, norepinefrina y serotonina. El bloqueo de la recaptación de neurotransmisores altera el equilibrio de los neurotransmisores dentro de las células nerviosas y, por lo tanto, afecta la función e interacción nerviosa.

Para que sirve la sibutramina

Sabiendo que la sibutramina afecta los químicos en el cerebro estos, afectan el mantenimiento del peso. Por ello, la sibutramina se usa junto con la dieta y el ejercicio para tratar la obesidad que puede estar relacionada con la diabetes, el colesterol alto o la presión arterial alta.

Concretamente, y tal como podéis leer en el prospecto, este medicamento se considera como una terapia complementaria incluida dentro de un programa integral que tiene como objetivo el control de peso. Por tanto, este tipo de medicamento podría estar indicado para personas con:

  • Pacientes con obesidad, cuyo IMC es 30 kg/m 2 o >.
  • Pacientes con sobrepeso, cuyo IMC es 27 kg/m 2 o > siempre que, además del sobrepeso, padezcan o tengan otros factores de riesgo que están asociados a la obesidad como el caso de la diabetes tipo 2 o dislipemia.
  • Pacientes que no han obtenido una respuesta positiva a un régimen apropiado de pérdida de peso o que no hayan podido obtener o mantener una pérdida de peso > 5% en 3 meses.

Este medicamento se suministra a través de forma oral, a la venta en cápsulas, y se puede adquirir en las farmacias habituales siempre y cuando tengáis la receta del médico. Este medicamento lo podéis encontrar tanto en su versión genérica como con diferentes nombres comerciales: Reductil, Biomag, Nolipo, Plenty o Sibus, pero es solo vendido con receta médica.

Creemos que es importante que conozcáis que, en algunos países de Europa y de América Latina, se ha prohibido la comercialización y se ha desaconsejado categóricamente su uso debido a los amplios efectos secundarios de este medicamento. Un poco más adelante os los detallaremos, los riesos de consumir la sibutramina.

La función de la sibutramina son la inhibición de la recaptación de noradrenalina, serotonina y dopamina. El efecto principal de la sibutramina es generar una sensación de saciedad en su consumidor, lo que facilita que pueda llevarse con éxito una dieta de control de peso o dieta de adelgazamiento pues uno se siente lleno con más facilidad y así se evita que se puedan ingerir alimentos en exceso.

A su vez, junto con el efecto de saciedad también se genera un aumento de la termogénesis del organismo, lo que quiere decir que se genera mayor calor por las actividades metabólicas. Como resultado, se produce una pérdida de grasas y peso.

Riesgos de consumir la sibutramina

Lo primero que tenéis que tener en cuenta es que este medicamento tiene que estar pautado por un profesional médico que tenga vuestro historial médico y que realice un seguimiento del mismo, para que se pueda comprobar los efectos positivos y secundarios que pueda generar este medicamento en vuestro caso personal.

Hay muchas personas que prefieren no leerse los prospectos. En mi caso, soy de la opinión de que el conocimiento es poder, por lo que siempre recomiendo la lectura de los prospectos para que uno también tenga poder de decisión en aquello que ingiere y también sea responsable de su consumo. Por ello, a continuación, os mostramos la serie de contraindicaciones de la sibutramina que aparecen en el prospecto:

  • Hipersensibilidad;
  • causas orgánicas de obesidad;
  • antecedentes de trastornos graves de alimentación;
  • enfermedad psiquiátrica;
  • síndrome de Gilles de la Tourette;
  • uso simultáneo, o tras 2 semanas de tratamiento con IMAO (inhibidores de la monoamino oxidasa – grupo de antidepresivos) o medicamentos con acción central para tratamiento de trastornos mentales o reducción de peso o triptófano para tratamiento de trastornos del sueño;
  • antecedentes de cardiopatía isquémica,
  • ICC,
  • taquicardia,
  • enfermedad oclusiva arterial periférica,
  • arritmia o enfermedad cerebrovascular;
  • Hipertensión arterial no controlada adecuadamente (> 145/90 mm Hg);
  • hipertiroidismo;
  • enfermedad hepática o renal graves;
  • hiperplasia prostática benigna con retención urinaria;
  • feocromocitoma;
  • glaucoma de ángulo estrecho;
  • antecedentes de abuso de drogas,
  • medicamentos o alcohol;
  • embarazo o lactancia;
  • < 18 años; > 65 años.

Los efectos secundarios de la sibutramina son variados y amplios, pudiendo padecer molestias a nivel físico como a nivel psíquico que no carecen de importancia. Entre ellas, vamos a señalar a las que hemos podido tener acceso a través de vademacum:

  • Estreñimiento,
  • sequedad de boca,
  • insomnio,
  • taquicardia,
  • palpitaciones,
  • aumento de presión arterial/HTA,
  • sofocos,
  • náuseas,
  • empeoramiento de hemorroides,
  • aturdimiento,
  • parestesia,
  • cefalea,
  • ansiedad,
  • sudoración,
  • alteraciones del gusto.

Estos síntomas pueden aparecer en las primeras semanas de tratamiento, por lo que es importante tenerlo en cuenta para hacer una valoración pertinente sobre su consumo así como la continuación del mismo si estos efectos secundarios aparecen.

En caso de que decidas tomar el medicamento (siempre prescrito por el médico como hemos señalado varias veces), debes saber que la sibutramina se toma una vez al día, generalmente por la mañana. La terapia generalmente se inicia con una pastilla de 10 mg por día. El médico puede aumentar la dosis a 15 mg después de varias semanas para lograr el efecto deseado. Se han estudiado dosis de hasta 60 mg. Además, puede tomarse con o sin alimentos.

Otros artículos que os pueden parecer interesantes sobre adelgazar y hábitos de vida saludable son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos