Escrito por Tendenzias

Moxibustión | Qué es, para qué se utiliza y cómo aplicarla

La moxibustión es una técnica terapéutica que forma parte de la medicina tradicional china. Se basa en los mismos principios y el conocimiento de los meridianos energéticos utilizados en la acupuntura, que también son utilizados en otros sistemas tradicionales de medicina oriental, como es el caso de Japón, Corea, Vietnam, Tibet y Mongolia. En este post hablaremos de la moxicombustión: qué es, para qué se utiliza y cómo aplicarla.

Moxibustión-Qué-es-para-que-se-utiliza-y-cómo-aplicarla

Qué es la Moxibustión

Básicamente, la moxibustión es una técnica no invasiva que utiliza el calor generado por la quema de una hierba llamada “Artemisa” para el tratamiento de dolores musculares induciendo a la relajación, la disminución de la rigidez muscular y causando un aumento local de flujo sanguíneo. La moxibustión también puede tener efectos positivos sobre el sistema inmunológico. Es importante tener en cuenta que algunas personas pueden ser alérgicas o sensibles al dolor o a la quema de la hierba Artemisa. Pensando en hacer este tratamiento accesible a todas las personas, sin el inconveniente que puede causar el riesgo de la quema de carbón, o la quema de la Artemisa, se ha creado un dispositivo que permite la moxa eléctrica.

Existen documentos que hablan de moxibustión como procedimiento médico anterior a la misma acupuntura. Se origina en el norte de china y se habla de ella, en sus inicios, como pinyin.  Significa literalmente “aplicación de fuego con el tiempo” y se considera una especie de acupuntura térmica, que se lleva a cabo mediante la quema de la hierba “artemisa”. La cauterización, que se deriva de la moxa, es un desarrollo posterior al conocimiento del fuego. Los chinos consideran que el calor y la sensación de bienestar que el fuego propició en la vida de los seres humanos, al hacer confortables las cuevas frías y húmedas, así como la cura accidental que en algún momento se dio al entrar en contacto una herida con un trozo de carbón o madera ardiendo, constituyeron los inicios de la cauterización.

Para qué se utiliza la Moxibustión

Moxibustión-Qué-es-para-que-se-utiliza-y-cómo-aplicarla

La moxibustión, como método de curación de enfermedades utilizando algunas hierbas y combustibles comunes, se menciona en documentos que fueron escritos 290 años antes de Cristo, cuando el país se encontraba bajo la dinastía Chou. El libro Mencios se refiere en ese momento a la planta Artemisa como de uso generalizado para el tratamiento de enfermedades, por medio de la moxa (cauterización).

Anteriormente se practicaba la cauterización por método directo, mediante la aplicación del material combustible directamente sobre la piel. En el tratado de medicina tradicional de Zuo, escrito en el año 581 de nuestra era, se mencionan los puntos de cauterización vital como elementos fundamentales en una terapia curativa natural. En otro libro, “El libro de los secretos de Bian”, se mencionan procedimientos de moxibustión para personas que padecen de insomnio. Igualmente, este texto se refiere a enfermedades en las que está permitido el uso de moxibustión y aquellas en las que no.

La combustión de artemisa tiene la gran cualidad de generar calor profundo. La aplicación de calor profundo, producido por la moxa, en los puntos o meridianos de acupuntura, elimina los bloqueos energéticos que obstruyen el camino de la energía a través de los meridianos, lo que elimina la humedad y el frío que promueven la disfunción en el cuerpo. El efecto de calor, o radiación infrarroja, tiene un efecto directo sobre la energía Yang del cuerpo, mejorando este tipo de energía. Incluso puede ser conducida de tal forma que disminuya la energía contraria (Yin).

En la medicina tradicional china las enfermedades reumáticas se clasifican en enfermedades del frío, de la tristeza o de la humedad. El frío patógeno tiene características Yin y utiliza el Qi (Chi) Yang. En invierno predominan las enfermedades frías. Pueden ser producidas por la contracción y el estancamiento que se da, tras la exposición al frío o al ser atrapado por el viento y la lluvia.

En occidente, los efectos de la temperatura en el cuerpo humano han sido ampliamente estudiados durante el final del siglo XIX y principios del XX, en lo que se conoce como la hidroterapia. En la actualidad, el tratamiento con aplicación de calor (termoterapia) se aplica, por lo general, con lámparas de infrarrojos, por fisioterapeutas especializados, aunque también en saunas y baños calientes.

Aunque la moxibustión y la acupuntura son esencialmente similares, no se aplica moxibustion en todos los puntos de acupuntura. Se han seleccionado 78 puntos en los que se ha demostrado que tiene alta eficiencia el tratamiento. Específicamente, el tratamiento de moxibustión se indica en los siguientes casos: dolores musculares, relajación física y mental, estrés, ansiedad, depresión, estreñimiento, insomnio, diarrea, dolor de rodilla, asma, problemas digestivos, dolor de espalda, frío, sinusitis y problemas menstruales.

Cómo aplicar la Moxibustión

Moxibustión-Qué-es-para-que-se-utiliza-y-cómo-aplicarla

En general, para la terapia de moxibustión se utiliza una rama de alguna planta. Tradicionalmente, se ha utilizado la hierba Artemisa (Artemisa Vulgaris). Esta hierba produce una excelente fuente de calor, promoviendo un gran efecto terapéutico. Las hojas de artemisa se lavan muy bien, se dejan secar, se trituran y se tamizan, convirtiéndola en una masa uniforme, similar a una rama vegetal. Esto es lo que llamamos la moxa.

Una vez preparada la moxa, esta se puede moldear en varias formas. Las más comunes y prácticas en función del trabajo a realizar son la vara o el cono. Con la rama encendida, el terapeuta aplica calor en una zona de, aproximadamente, un centímetro de diámetro, a una distancia prudente de la piel. Esta distancia varía en función de la capacidad que tenga el paciente de tolerar el intenso calor. Algunas personas, como ya hemos advertido, no tienen suficiente tolerancia al calor. Otras contraindicaciones del tratamiento son: personas que tengan fiebre, personas alcohólicas, personas con heridas abiertas o traumatismo reciente, mujeres embarazadas o personas en extremo alérgicas a los olores fuertes.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://saludpasion.com/
  • http://www.taoinstitute.com/
  • http://dryangtherapy.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter