Escrito por Tendenzias

Remedios caseros para evitar el mal aliento

La halitosis no es un problema menor. Es más, mucha gente ve coartada su vida social por esta circunstancia. Por tal motivo, y si eres una de ellas, hoy te traemos remedios caseros para evitar el mal aliento.

Y es que, en ocasiones, este mal aliento está provocado por circunstancias ajenas a nuestra higiene bucal. En este caso, también hay solución. Echa un ojo a nuestros remedios caseros para evitar el mal aliento y prueba el que más se ajuste a ti.

Remedios caseros para evitar el mal aliento

Los remedios caseros para evitar el mal aliento no sólo ayudan cuando éste viene dado por el tabaco, el alcohol o la falta de higiene bucal. No obstante, es lo habitual. Los gérmenes que se quedan en la boca tienden a segregar azufre que, en contacto con la saliva, se convierte en ese mal olor tan reconocible.

No obstante, hay circunstancias de salud que también pueden generar este problema. Desde reflujos gástricos a gases, no son pocas las dolencias que derivan en halitosis. En tal caso, aunque pruebes algunos de estos remedios caseros para evitar el mal aliento, es aconsejable que vayas al médico para evitar males mayores.

Dieta equilibrada

De los remedios caseros para evitar el mal aliento, el más sencillo es el de cambiar los hábitos alimenticios. O, al menos, empezar a tomar alimentos que ayuden a solucionar esa halitosis. Así, esta lista de alimentos mejorarán sobremanera el problema.

  • Aguacate – Es un antioxidante que reduce la putrefacción intestinal, por lo que soluciona el problema desde la raíz. Una solución rápida y sabrosa.
  • Avellanas – No son muy del agrado de todo el mundo, pero lo que poca gente sabe es que absorben el mal aliento. Por tanto, es recomendable comerlas crudas y muy despacio para que hagan su trabajo.
  • Agua – La boca seca es uno de los mayores focos de halitosis. Lo ideal es que un humano beba 2,5 litros de agua al día. Si combinamos el agua con la ingesta de tres piezas de fruta al día, el mal aliento desaparecerá.
  • Limón – El limón es ideal para hacer desaparecer el sabor de boca a ajo. Basta con coger una pieza de limón y chuparla, aderezada con algo de sal. Sí, es complicado, pero el aliento a ajo es peor.
  • Canela – Chupar una brida de canela en rama durante el día no queda muy estético pero es ideal para acabar con el mal aliento. Hazlo cuando no te vea nadie, pero hazlo.
  • Hierbas aromáticas – Parece lógico pero es la realidad. Masticar algunas plantas como menta, romero, perejil o romero, es una solución eficaz como pocas contra el mal aliento.

Higiene dental

Para no tener problemas de halitosis, uno de los remedios caseros para evitar el mal aliento más sencillos es lavarse los dientes después de cada comida. Si lo complementas con el uso de hilo dental, mejor que mejor. Y si quieres que todo quede perfecto, usa una pasta de dientes que contenga clorofila o menta para que te ayude a mantener el aliento fresco.

Infusión de clavo

El clavo es un antibacteriano tremendo, por lo que te vendrá de maravilla como remedio a la halitosis. Para usarlo como uno de los remedios caseros para evitar el mal aliento, debes prepararlo en infusión. Para ello, echa media cucharada de clavo en un 200 ml de agua templada y déjalo reposar hasta que enfríe. Una vez frío, úsalo como enjuague bucal, haciendo gargarismos con ello por la mañana y antes de dormir.

Bicarbonato

El bicarbonato es otro de los remedios caseros para evitar el mal aliento más efectivos y más sencillos de usar. Al igual que el clavo, tendremos que usarlo como enjuague bucal. Eso sí, la medida será de una dos cucharadas de bicarbonato por 200 ml de agua tibia. Al levantarte y antes de dormir, debes hacer gárgaras con la mezcla.

Zumo detox

Aunque parezca un zumo detox, lo cierto es que es ideal para tu boca. Además, te ayudará sobremanera con la digestión. En este caso necesitas 250 gramos de zanahoria, 125 gramos de pepino y 125 gramos de espinacas. No hace falta que lo bebas todo. Con tomar 100 ml tras cada comida, notarás el aliento más fresco y más suave. Es uno de los remedios caseros para evitar el mal aliento más curiosos.

Hierbabuena

Es una de las hierbas más aromáticas que hay y, por tanto, sus propiedades son tremendas como remedios caseros para evitar el mal aliento. Para que sea efectivo, pon a hervir 200 ml de agua con una cucharada de hierbabuena y déjalo enfriar. Tómalo después de cada comida y, en pocos días, notarás los resultados.

Melocotón

Otro de los remedios caseros para evitar el mal aliento que parece mentira que sea tan efectivo. Tan sencillo como tomar un melocotón antes de desayunar y el mal aliento irá remitiendo poco a poco. Así de sencillo. Eso sí, que sea amarillo y esté maduro. El frescor del melocotón se irá quedando cada vez más en la boca, cambiándose por la halitosis.

Infusión de frambuesa

En este caso, necesitarás zumo de frambuesa. Echa 250 ml en un recipiente amplio. Añádele 250 ml de agua tibia, dos gotas de aceite de menta y 250 ml de infusión de tomillo. Ojo, no te lo bebas, sino que tienes que hacer gárgaras con ello después de comer. Es uno de los remedios caseros para evitar el mal aliento más complejos pero también de los más efectivos.

Semillas

Si no tienes tiempo de preparar infusiones o zumos, puedes ir a lo fácil: masticar semillas. Sin duda, uno de los remedios caseros para evitar el mal aliento más naturales. En este caso, las más recomendables para eliminar la halitosis son las semillas de eneldo, que deberás masticar durante 10 minutos después de cada comida. Si no te gusta el sabor, puedes probar con las semillas de granada. Ambas son tremendamente buenas contra el mal aliento y te dejarán la boca fresca como un iglú.

También te puede interesar:

ViviendoSanos.com

Newsletter