Escrito por

Peligros y efectos secundarios de los suplementos alimenticios

Debes conocer los peligros y efectos secundarios de los suplementos alimenticios, ya que, como tales, refuerzan el organismo ante una deficiencia puntual de algún nutriente que no es adquirido a través de la alimentación. De hecho, los suplementos alimenticios se encargan de aportar y ser un complemento de vitaminas, fibras, minerales, aminoácidos y enzimas.

Peligros-y-efectos-secundarios-de-los-suplementos-alimenticios

Todo ello, se aporta a través de un concentrado de extracto de alimentos funcionales con principios activos puros que son garantía de calidad. Una dieta equilibrada aunada a una buena salud hará que los complementos alimenticios no sean una necesidad del día a día.

En qué consisten los suplementos alimenticios

Los suplementos alimenticios consisten en un complemento a una dieta ineficiente, debido a que no se incorporan en cantidad suficiente alimentos como las verduras, frutas, hongos y otros del mundo vegetal y animal que son esenciales para recibir el aporte de todos los nutrientes.

En-qué-consisten-los-suplementos-alimenticios

En este sentido un suplemento alimenticio previene el desarrollo de enfermedades y deficiencias nutricionales aportando el nivel correcto de un nutriente o de las sustancias que el organismo, células y tejidos necesita para mantenerse saludables. No obstante, a pesar de que los suplementos alimenticios son beneficiosos en ciertas circunstancias, también es necesario comprender que no son un reemplazo de una dieta equilibrada, pues solo son complementos. Tampoco son ni reemplazan a los medicamentos, pues solo complementan o mejoran la acción de los mismos.

Beneficios de los suplementos alimenticios

Algunos de los beneficios de los suplementos alimenticios, por ejemplo, cuando se basan en hierbas, son los que aportan vitaminas por lo general E, C, D,  aminoácidos, ácido fólico y minerales como el hierro y calcio. En este caso al aportar vitamina D son importantes para la salud del sistema óseo.

Beneficios-de-los-suplementos-alimenticios

Si bien no reemplazan a los alimentos, funcionan como complemento para que la alimentación logre ser equilibrada y dotando al organismo de los nutrientes esenciales que pueda necesitar y que no se incorporan, a causa de llevar una dieta pobre en verduras y frutas. Además, al aportar antioxidantes, estos suplementos ayudan a la desinflamación de las células y combaten el efecto de los radicales libres que, en exceso, son dañinos y causan el envejecimiento prematuro, además de incidir en el desarrollo del cáncer.

Estas sustancias naturales alcalinas, al ser un suplemento de la alimentación, funcionan como un regulador del pH, protegiendo al organismo contra la acidez. También son proveedores de proteínas de origen vegetal, que son importantes para la reparación de los tejidos, fortalecen los músculos y también cumplen la función del transporte del oxígeno a la sangre. Son productos que se elaboran en base a hierbas, concentrados de frutas y extractos vegetales que suelen ir acompañados de minerales y vitaminas.

Peligros y efectos secundarios de los suplementos alimenticios

Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios, también es importante conocer los peligros y efectos secundarios de los suplementos alimenticios. En el  mercado existen muchos que prometen beneficios que no cumplen como, por ejemplo, la promesa de curar enfermedades u obtener efectos positivos sin realizar ningún esfuerzo. Por este motivo, antes de consumir cualquier suplemento alimenticio, siempre es recomendable acudir a un médico para que nos lo recete. De hecho, si se lleva a cabo una dieta equilibrada, es muy probable que no sean necesarios. Si se reciben nutrientes a partir de la dieta y se aumenta el consumo de un nutriente en particular del que ya se recibe cantidad suficiente, no es necesario aumentar el consumo porque, en lugar de ser beneficioso, será perjudicial.

Un ejemplo claro son las vitaminas hidrosolubles, cuyo exceso es eliminado a través de la orina. Por lo tanto, en este caso, el efecto no será favorable, pero tampoco desfavorable. Pero en el caso de las vitaminas liposolubles, cuyo exceso no es eliminado tan fácilmente, dará lugar a problemas serios de salud debido a una hipervitaminosis, que afectará a los riñones y al hígado. Por ejemplo, un exceso del aporte de vitamina A, sobre todo durante el embarazo, da lugar a malformaciones en el feto. Por lo tanto, las mujeres embarazadas deben controlar el aporte de la vitamina A y consultar con su médico antes de consumir un suplemento alimenticio.

La mayoría de las personas piensa que, como los suplementos alimenticios son elaborados a base sustancias naturales, son seguros. El hecho de que sean naturales no significa que no puedan hacernos daño. Por el contrario, presentan peligros y efectos secundarios, ya que también tienen interacción perjudicial con medicamentos. El uso de complementos alimenticios como pueden ser los que incluyen melatonina, tienen efectos secundarios que es importante contemplar.

Por ejemplo, los suplementos basados el aloe vera, vanadio y fenogreco no pueden ser consumidos cuando se planea una cirugía, porque pueden causar una hemorragia y, además, tienen una interacción con los analgésicos. Un suplemento con ginseng es utilizado, por ejemplo, para conseguir un mejor estado físico y también para tratar la diabetes, pero cuando se consume un medicamento como la warfarina, que previene la coagulación, el suplemento consumido y elaborado con ginseng interfiere con la acción anticoagulante del medicamento.

La hierba de San Juan también causa efectos secundarios pues, al ser consumido como un suplemento para la depresión, interacciona con los antidepresivos y otros medicamentos prescritos para el tratamiento de la misma. También es necesario tener en cuenta que es muy raro que existan carencias de minerales y vitaminas, salvo que se trate de una persona con una dieta muy pobre, ya que no suele ser muy común su carencia, pues el organismo solo necesita una pequeña cantidad de estos nutrientes, que ya están presentes en los alimentos.

Por ejemplo: en los alimentos de origen animal se encuentran las vitaminas A, K, E  y D, como también están presentes en los aceites vegetales. La vitamina B12, otras del grupo B y la C se encuentran presentes en muchas hortalizas y frutas que, con un consumo regular, son aportadas con eficiencia. Por este motivo, cuando se consumen en gran cantidad los suplementos alimenticios, sobre todo sin prescripción médica, conllevarán efectos secundarios.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(44636);

Fuente de imagen:

  • http://www.todanoticia.com/
  • http://www.pikila13.com/
  • http://dxnescolombia.blogspot.com.ar/